"El peronismo debe representar las bases, no los dirigentes"



Joakito-. "Si no me riera de la Ministra Rosario Romero, que ampara el gatillo fácil, no estaría siendo auténtico" dice Emanuel Rodriguez, en adelante "El Peroncho", tal es el nombre del espectáculo con el que recorre el país y con el que estuvo inaugurando la semana de la lealtad en la sede del PJ de la capital entrerriana.
Es humorista, guionista y escritor, trabajó en "Qué Pretende Usted de Mí", de lunes a viernes de 13.30 a 16 por AM 580 Universidad (Córdoba) y AM 530 Radio Madre (Buenos Aires); y en La Coca es Pal Fernet, de martes a sábado de 1 a 2 AM por Radio Nacional.  También en Más Vale Tarde, que se ve martes, miércoles y jueves a las 23.30 por el canal 360 en toda la Argentina. Es guionista web de Thelma y Nancy. Al finalizar el espectáculo y mientras era felicitado y pasaba "la gorra" charlamos con él.



Joakito:¿Cómo nació tu necesidad de hacer humor, precisamente stand up?

El Peroncho: Básicamente, porque es una herramienta que permite unir dos pasiones: la pasión por la escritura, que siempre fue mi vocación; y la pasión por la participación política. Hacer esto me permite hacer las dos cosas, militar, escribir y vivir de eso. Lo que actúo, nada es improvisado, está escrito, es una forma de vivir.


Joakito:¿Cómo es la relación entre el humor y la escritura?

El Peroncho: Entiendo que el humor no es un género menor de la literatura, ni mucho menos. Es un desafío muy interesante hacer que la gente se ría. Es bastante mas difícil lograr una emoción, generar una risa, sobretodo en estos momentos tan oscuros que está viviendo el país, es un desafío literario bastante interesante.


Joakito: Fontanorrosa hablaba mucho de eso...

El Peroncho: Es uno de los artistas que han demostrado que el humor es un género mayor de la literatura, y que uno de los objetivos principales que debe tener el arte es que el receptor de la obra pueda pasar un bien momento. "El Negro" decía que su mayor momento era cuando lo paraban y le decían: "Che, como me cagué de risa con uno tus cuentos", que eso era mas importante que cualquier otro premio, yo comparto eso. Cuando veo que la gente se ríe, mas la gente que viene muy golpeada por las políticas de este gobierno, que viene preocupada porque se acaba de quedar sin trabajo o porque está a punto de perderlo, porque no llega a fin de mes, los ves que se ríen y que puedan transformar esa potencia triste en una alegría, para mi es una realización.


Joakito: ¿Siempre escribiste humor?

El Peroncho: Siempre escribí humor. Obviamente, cuando era más pendejo, por esa confusión de creer que el humor era un género menor, de escribir otra cosa... De a poco también fui encontrando que mi pulso, mi identidad, mi mayor definición en tanto escritor, tenía que ver con eso, lograr el chiste, lograr el remate. Empecé con el humor y me reencontré con él mas tarde.


Joakito: Córdoba, de donde sos, tiene una tradición importante entre literatura y humor, sobre todo a partir de la Revista Hortenzia.

El Peroncho: Hay una tradición importante para seguir y una tradición interesante a la cual oponerse en Córdoba, porque uno va construyendo con esas tensiones. Por un lado, la tradición de Alberto Pío Cognigni, de la Revista Hortenzia que llevaba, articulaba, una experiencia humorística filosófica, con muchísimo pensamiento detrás, con una intención de transformación social, con una intención de profundidad en su estética, tratando de retratar el acontecer más íntimo de la experiencia de los sesenta y los setenta en Córdoba.
Y por otro lado, una tradición de humor machista, misógina, fascista, que se ríe del mas pobre, del borracho, de la suegra y que es una tradición que el mercado eligió para fortalecer y para volver hegemónica; porque la voz de Alberto Pío Cognigni en Córdoba es una voz de disidencia, de rebeldía que ha quedado cómodamente ubicada por el discurso hegemónico en el cajón de "el fundador de Hortenzia". Pío Cognini fue mucho más que eso, y yo como cordobés trato de rescatar esa tradición de humor existencialista de algún modo y oponerme abiertamente, con toda la mayor tensión posible a la tradición del Negro Alvarez, de Cacho Buenaventura. Rescatando, por supuesto, que son grandes contadores y hay algo en la oratoria que uno tiene que aprender. Uno de los mejores contadores de la historia es el "Sapo" Catiba, y si bien el contenido ético de su humor no me identifica, creo que hay mucho que aprender...

Joakito: No todo es lo mismo en el universo de los contadores, existe Luis Landriscina, por ejemplo.

El Peroncho: Si, por supuesto, lo de Landriscina es muy superador en términos éticos, porque es una tradición de representación amorosa del otro. Que no es lo mismo que el humor cordobés de estos cuentacuentos, que es una representación viciada de odio, de muchísimo odio hacia el diferente, hacia el negro y es difícil encontrar vertientes dentro de los cuentacuentos que sean afectivas, por eso lo de Landriscina -te agradezco que lo traigas a colación- porque sin dudas es un cuentacuentos al que hay que mirar, porque establecía una política en sus discursos, la hacía explícita -con muchísima sutileza, por supuesto- pero claramente elegía de cada lado donde se ponía, de qué lado de esta grieta que siempre existió.

Joakito: ¿Puede decirse que sea un precursor del stand up en el país?

El Peroncho: Su historia va por otro lado. El stand up es un genero bastante mas bastardo. Lo de Landriscina es realmente una literatura humorística en sí misma, yo no se si es precursor. De hecho hasta culmina una linea narrativa de la que el stand up abreva. Precursor, suena a que los que vinieron después fueron mejores, y los que venimos después no somos mejores para nada. No creo que haya habido algo mejor que eso. Yo lo veo más como una culminación de una linea de tradición de la que algunos tomamos algunos elementos, pero absolutamente insuperable.

Joakito: En el Show hiciste chistes sobre Rosario Romero y sobre Busti ¿Por qué?

El Peroncho: Mirá, si yo no me río de ellos, y de lo que hacen sobre todo la Ministra que ampara el gatillo fácil, no sería un show autentico. Trato de hacer una bajada de linea donde intento expresar una tradición peronista definida, con las contradicciones que tiene el movimiento pero siempre con una definición. Conocer estas contradicciones y tener una posición. Sino nos podemos reír de eso no seríamos peronistas. No es de peronista no tolerar eso, el peronista siempre se ha reído de sí mismo. Soy peronista con conciencia de las tensiones y contradicciones, si se intenta tapar eso es autoritarismo. 

Joakito: ¿Es posible la unidad del peronismo?

El Peroncho: Va a ser medio raro lo que te voy a contestar: me parece que no es necesaria. Está bien que existan tensiones y distintas vertientes y creo que el Movimiento Nacional no necesita esa tan pregonada unidad. Creo que hay sectores del peronismo de derecha, conservadores, autoritarios, que no están en este momento perforando el piso de votos de Cristina, les quita mas votos a Macri que a nosotros. ¿Los preferiría adentro? Sí, me encantaría, pero ellos mismos se definen todo el tiempo por afuera, no es que el cristinismo o kirchnerismo o este peronismo más de centro izquierda no busca la unidad. Son ellos los que se definen todo el tiempo en contra. Urtubey salió a decir que hay que sacarles los fueros a Cristina. Se prenden todo el tiempo en este circo mediático de la proscripción y juegan a favor de eso todo el tiempo, entonces mi posición no es sobre si es posible o no sino que creo que no es necesario.


Joakito: ¿Qué tendría que hacer, entonces, el peronismo para ganar las elecciones?

El Peroncho: Representar a las bases y no a los dirigentes, buscar la unidad a partir de una unidad dirigencial es un error político fuerte. Para mí la unidad que hay que tratar de buscar es la de las bases peronistas, que en este momento yo no sé si se sienten identificadas con el peronismo de Pichetto, Urtubey, Massa, Schiaretti. Creo que hay una base peronista muy fuerte que se identifica con esta versión de los últimos 12 años de gobierno de Néstor y de Cristina, que quiero eso. El desafío es tratar de representar eso, no repitiendo quizás algún probable error de 2015, donde esa base no estaba claramente representada. Muchos de nosotros no creíamos que Daniel Scioli fuera el mejor candidato, aún así nos pusimos la campaña al hombro, pero hubo una fórmula que no representaba cabalmente al peronismo. Creo que si el peronismo logra representar esa base gana las elecciones.

Joakito: Supongamos que Cristina o alguien de su espacio gana las elecciones, incluso en Córdoba ¿Seguirías actuando a la gorra?

El Peroncho: Yo actúo a la gorra desde que empecé esto, actúo a la gorra desde el 2011, no tiene que ver con quien gobierna, tiene que ver con una política del show. Vos viste el show tres veces -no se cuánto pusiste en la gorra las tres veces- el hecho de que sea a la gorra te permite ver tres veces el show, si yo pongo una entrada, no sé de 300 pesos, probablemente no lo veas tres veces y un montón de gente que quiere venir no lo vea. Gente que tiene chicos y tiene que juntar plata para niñera, para el transporte, se te va un aguinaldo en ver un show, no tiene sentido. Yo lo hago a la gorra porque es una opción política, porque aprendí que esta bueno militar ese tipo de cultura. Hay mucha gente que se opone a esto porque dice que hay que poner un precio al arte todo el tiempo. Yo le pongo un precio, pido un precio de referencia y la gente que lo puede pagar lo paga y la gente que no, también puede ver el show y lo disfruta. Somos peronistas, que vamos a andar siendo miserables con la alegría. La alegría se comparte y hay que tratar de producirla para todos, para los que pueden pagar y sobre todo para los que no.