"¿Cuáles son los cortes programados para hoy?"



Antonina Della Marisa-. Aunque en Entre Ríos no sucede con tanta frecuencia -pero sí pasó durante el conflicto con el campo y antes durante el gobierno de Montiel- las movilizaciones ya son parte de un paisaje diario y leyendo los diarios oficialistas de Argentina, una no deja de extrañarse de cómo naturalizaron algo que detestan y es la protesta callejera.
Si una no fuera argentina creería que se trata de una noticia municipal al pie de página de un diario de circulación entre vecinos, que informa cuáles son los arreglos de calles que se están haciendo, si hay una sección fija todos los días llamada "¿Cuáles son los cortes programados para hoy?".
Siendo argentina una sabe que se trata del calendario de protestas sociales.

En la mayoría de las ciudades europeas -tengo entendido que en EEUU también pero desconozco- se debe pedir permiso para realizar una manifestación de protesta. No es así en Argentina, un país que sufrió muchas dictaduras, persecución política y una pobreza que afecta a uno de cada tres de sus habitantes, siempre teniendo en cuenta el bajo umbral de ingresos y servicios para ser pobre que se estipula en las ya de por sí dudosas estadísticas oficiales.
No se informa a las autoridades formalmente, sí a los medios. Éstos publican un calendario diario de cortes.
En medio del aumento de la conflictividad social y sindical tras el derrumbe de la economía y la decepción que generó Macri, quien al principio despertó muchas expectativas, este tipo de notas que son parte del paisaje habitual argentino -en realidad, porteño, pero desde afuera no se hace esa distinción- no deja de ser curioso.



En Wikipedia existe la palabra "piquetero" y explica con tono neutral e informativo, esta curiosidad argentina. Comienza así: Se conoce como movimiento piquetero al movimiento de trabajadores desocupados surgido en Argentina a mediados de la década de 1990.  Luego el artículo explica bastante bien de qué se trata y hasta dónde llegó la influencia, con distintas fuentes que van desde Mariano Grondona a Javier Auyero.
Un sociólogo peruano me contaba en una charla informal, que en realidad, los piqueteros son muy comunes en toda América Latina, aunque con otros nombres y otras formas organizativas. Que la verdadera curiosidad argentina son tres:

1) La poca tolerancia de la sociedad argentina a la represión cuando hay muertos. En esto, la Argentina se distingue incluso de muchos países del mundo. Probablemente por su fuerte postura en relación a la defensa de los derechos humanos.

2) El predominio de clase social por sobre lo étnico, lo regional, u otras definiciones. Por ejemplo, organizaciones de desocupados que piden trabajo, no dejan de reivindicarse parte de la clase trabajadora. No hay un Movimiento Piquetero Entrerriano o un Frente Jujeño que pida separarse de Argentina. Tampoco los manifestantes se reivindican como pueblos originarios (le conté que sí hay protestas de pueblos originarios, pero son pequeñas) aún cuando muchos de sus desocupados lo sean.

3) La particularidad de que la clase media también se suma o hace piquetes ante cualquier problema, incluso cosas puntuales como un crimen atroz, una serie de robos menores en un barrio, la necesidad de un semáforo, etc. Con esto para nada quiero minimizar ninguna de estas protestas ni hacer juicios de valor sobre las mismas, solo remarcar esta particularidad de la sociedad argentina.