¿Y?



Manuel Ibiza-. Cuando todo lo que podía salir mal, sale mal.


Cuando todo lo que podía salir mal, sale mal.
Cuanto lo único que no podía empeorar, empeora.
Cuando estás solo como un perro callejero.
Cuando el mundo se te tira encima.
Cuando ya está.
Cuando no das más.
Cuando querés gritar, gritar que basta, gritar.
Cuando la puta madre que los parió.
Cuando se vayan todos a la concha de la lora.
Cuando te den ganas de pararte en plena clase universitaria y hablar en arameo
con sonidos guturales, con frases mal construidas. Con insultos que nadie entienda.
Cuando todo sale mal.
Cuando la cana.
Cuando tu ex novia.
Cuando sin plata.
Cuando los hijos.
Cuando las cuentas.
Cuando las drogas.
Cuando los bares.
Cuando los abogados.
Cuando los médicos.
Cuando no tenés un peso.
Cuando vas a estallar.
Cuando no podés más.
Cuando sos un globo harto.
Cuando todo se acaba.
Cuando llegó el final.
Cuando no queda nada.

Más que irse a acostar
tratar de dormir
porque mañana no será un día mejor.
Solo que no puede empeorar.

Y si empeora.
Que empeore.