Lucas Carrasco y Rubén Almará vuelven a la radio



Daniela Sánchez-. Con una propuesta novedosa y alocada, la vuelta de Lucas Carrasco, junto a su amigo Rubén Almará, rompe todos los moldes.

Rubén Almará


Lucas Carrasco


"En la calle me preguntaban si estábamos peleados", cuenta Carrasco. Y se autoresponde: "me costaba responder, porque con Almará nos hemos peleado y amigado durante 25 años, pero en los últimos 3 años, nunca nos peleamos. Es como si estuviéramos demasiado curtidos como para seguir el show de la pelea una vez fuera del aire".
Rubén Almará es el creador de esta nueva propuesta, revolucionaria para Entre Ríos.
Almará representa en Paraná al locutor de mayor audiencia, un hombre que nunca ocultó su pertenencia política (fue diputado peronista) y que innovó abriendo el micrófono a todos y todas, incluso a quienes lo critican.
La revolución radial de Almará no envejeció como pasó con muchos de los grandes conductores radiales de Paraná, a pesar de que Almará es mucho más joven que los clásicos -tiene 60 años- pero empezó su actividad como periodista estrella un poco antes de cumplir 40.

Almará, figura nacional por sus divertidas y controvertidas polémicas, ha tenido la capacidad de reinventarse y rejuvenecerse en cada etapa, con un olfato inigualable para saber a dónde va el sector popular, la base de su audiencia, aunque entre sus auspiciantes estén la crema y nata del empresariado entrerriano y las grandes marcas nacionales, a las cuales, Almará no les hace el menor caso.
Figura indiscutible de las mañanas radiofónicas, Almará conducía por la tarde, además, un programa de análisis político, que fue donde se incorporó Carrasco, agregándole humor y niveles de discusión muy fuertes con algunos panelistas. Posteriormente, Carrasco pasó a acompañar también a Almará por las mañanas, cambiando el estilo. Era un estilo nuevo de Carrasco, de mayor escucha al vecino, respetuoso de los llamados y con intervenciones puntuales sobre los temas que mejor maneja: la política nacional, algunos toques de historia argentina y entrerriana, y el análisis político, sin la mordacidad ni acidez que expresaba a la tarde.
"Nunca nos peleámos con Rubén" cuenta Carrasco, "ni fui echado ni censurado, de hecho, jamás desde la gerencia, donde está Héctor Del Solar, que es un tipazo, se me sugirió siquiera que dejara de hablar mal de tal o cual, incluyendo sponsor fuertes de la radio" cuenta. Y agrega: "sé que tuvieron problemas por mi presencia, hubo presiones de empresas privatizadas y algunas entidades gubernamentales, que pidieron que me rajen. En radio La Voz, jamás me contaron sobre esas presiones, para no preocuparme. Yo lo sé porque soy periodista y conozco el microclima, pero jamás ahí me pidieron que diga tal o cuál cosa, a pesar de la presión de algunos anunciantes".

Sobre la nueva propuesta, Almará fue llamado por Noticias Entre Ríos y no contestó.  Probablemente, porque su agenda está colmada. Y se sabe que no da entrevistas.
Lucas Carrasco sí comentó de qué se trata: "Rubén tuvo una idea de esas propias de él, me la comentó. Me pareció tan delirante, tan chiflada, tan hermosa, tan sublime, que le dije que sí, que volvía al toque, que en esta me engancho de nuevo".
Almará y Carrasco estarán de Lunes a Viernes de 22hs a 6 de la mañana.
Sí, como leyó.
Desde las diez de la noche hasta las seis de la mañana, Rubén Almará y Lucas Carrasco, junto a un nutrido equipo de columnistas, movileros, operadores técnicos y productores, con la difícil tarea de domar a estas fieras de la improvisación, buscarán conquistar un horario inédito, sin antecedentes en la provincia.
"Buena parte del programa será arriba de una camioneta, recorriendo los barrios en plena madrugada. Los barrios que Almará conoce como la palma de su mano. Por mi parte, en los momentos calmos, porque hay que tener en cuenta, conociéndolo a Rubén, que volveremos a las barricadas y transmitiremos en directo balaceras, motines, grescas, en fin, la noche de los suburbios; por mi parte, lo que charlamos y es lo que quiero hacer en esta etapa, es dejar de lado el humor ácido y hablar de literatura entrerriana, música entrerriana, filosofía entrerriana, historia entrerriana, hablar en los momentos de sosiego para un público dispuesto a escuchar, por la hora y formato", cuenta Lucas Carrasco, que ya está empezando a retrasar su horario de irse a dormir. Porque empiezan mañana.