La crisis genera oportunidades laborales



Antonina Della Marisa-. Con un dólar que al momento de escribir esta nota desde Europa, supera en Argentina los 40 pesos (desconozco a cuánto lo venden en Entre Ríos, pero siempre es un poco más caro que el promedio "nacional", que es un promedio porteño) surgen oportunidades laborales para ganar un dinero extra.

Puede sonar a poco tino dado que la crisis en Argentina arrasa con el salario, las jubilaciones y las escuetas ayudas sociales que reciben los indigentes. La pobreza infantil es de la mitad de la población.
Aún así, la crisis está. Y puede significar una oportunidad para un país que tiene educación gratuita y pública y un alto nivel cultural, en comparación con el resto de América Latina o de África y Asia.
El gobierno nacional anterior además repartió computadoras para los adolescentes que cursaban la escuela y eso significó que muchos tuvieran acceso al mundo tal como es hoy. Hay además muchos lugares públicos donde se pueden conectar ordenadores a una red wi-fi gratuita.
Voy al punto.
Con un dólar a 40 pesos, faltan varios meses como mínimo para que el costo de vida se acerque a esos valores. Aún así, la dolarización siempre es parcial.
Esto significa que trabajar para el exterior del país desde una computadora en Entre Ríos, es conveniente para las dos partes. Tanto para los eventuales compradores de servicios como los oferentes.
Siempre teniendo en cuenta que el peso se devalúa en relación a las monedas "fuertes", de países desarrollados donde la desigualdad social no es tan acuciante y el idioma no necesariamente es un impedimento. Por ejemplo, la población de habla castellana de Estados Unidos, donde está el mayor mercado mundial de servicios, crece año tras año. A su vez, en Entre Ríos, algunas escuelas siguen enseñando francés (yo aprendí en la escuela francés) y es muy común aprender inglés, sea en la escuela o en un instituto privado.
En España como en toda Europa, el euro está por encima del valor del dólar en relación al peso. Para la comunidad de hispanohablantes también es fuerte en Europa en países que no tienen el Euro, como Suecia.



A su vez, los países emergentes importantes como Rusia, China, los tigres asiáticos en general o Brasil, no tienen la extendida red de educación pública gratuita que tiene Argentina ni su prestigio en cuanto a cultura, creatividad, lo que se conoce como "marca país".  En otra oportunidad hablamos de ese tema, ciñéndonos exclusivamente a una "marca provincia".
Vamos a los ejemplos.
Existen muchas ofertas de trabajo online, la mayoría de las cuales son virtuales estafas (nunca mejor aplicada la expresión). También existen otros rubros donde lleva tiempo y esfuerzo ganarse una posición en el mercado, como el mercado publicitario o la creación de contenidos on demand, si se hace desde una plataforma de contenidos propia. Con lo cual, apostar todo a la valuación de las monedas fuertes no resulta a mediano plazo rentable, tanto porque Argentina siempre es fluctuante e inestable como porque durante los años electorales (como el 2019) los gobiernos aprecian el peso para ganar votos de clase media.
Hay otros rubros que sin embargo pueden servir para dotarnos de dineros extras, si uno lo cobra en Europa, por ejemplo y lo gasta en Entre Ríos.

Por ejemplo, es habitual en España e Italia que las empresas que venden paquetes de servicios e insumos para ordenadores, incluyan la revisión técnica. La mayoría de los llamados por problemas técnicos suelen ser de fácil resolución. Así que contratan a argentinos o peruanos (desconozco el por qué de los peruanos, que son muy tenidos en cuenta) para que desde sus lugares de residencia, a través de chats, reciban las consultas técnicas y traten de solucionarlas. Si requieren la presencia de un técnico en el lugar, deben derivar la llamada a la empresa.
Lo único complejo o que trae dificultad a este tipo de trabajos, es que suelen ser a horarios nocturnos en el lugar de origen donde está el trabajador, mientras que donde está el cliente, es de día.
No se necesitan grandes conocimientos de informática para este tipo de trabajos. Con un sencillo curso de computación ya se califica, dado que tampoco se le pueden brindar a los clientes soluciones complejas desde un chat. Ni realizar un diagnóstico correcto del problema técnico sin estar en el ordenador afectado.
Por eso es que suelen evacuar consultas de fácil solución o bien derivarlas a los técnicos del lugar, lo cual les ahorra a las empresas el costo de ir hasta un domicilio o lugar de trabajo por un problema técnico de fácil resolución. La paga es escasa para los estándares europeos pero la diferencia en el tipo de cambio, es una oportunidad. Solo basta buscar en internet, sobre todo en los foros informáticos y aparecerán las oportunidades. Eso sí, hay que tener en cuenta dos cosas: la primera es que la empresa sea seria, lo cual uno puede verificar de manera fácil si chequea los sistemas de pago (Paypal y/o Wester Union, o sus similares, no suelen ser garantía de nada, las instituciones bancarias con sucursales en ambos países, le otorgan más seriedad). Lo segundo a considerar es el fisco, tanto del país de origen como de Argentina y Entre Ríos. Por ejemplo, en Estados Unidos, el pago de impuestos para este tipo de tareas es alto, por lo tanto hay que medir la relación costo/beneficio. Según tengo entendido, en Entre Ríos no se pagan impuestos por este tipo de tareas laborales.

Otra de las oportunidades es vender "mano a mano" servicios en las plataformas como Mercado Libre o las similares. Teniendo en cuenta que existen empresas mas chicas en cada región de cada país. Esas empresas suelen ser de confianza para los lugareños.
Los servicios que se pueden vender van desde consultoría online hasta redacción o enseñanza de una amplia gama de saberes.
La ventaja de este tipo de tareas es que uno utiliza sus conocimientos para venderlos a un precio que al potencial cliente le resulta barato y la negociación se hace "mano a mano". Con lo cual, se pueden flexibilizar los precios. El "boca en boca" si uno trabaja para regiones pequeñas de, por ejemplo, España, irá trayendo más clientes.

Otra alternativa es la traducción. Con el auge de la venta de series y libros a través del mundo, muchas veces se necesitan traductores que no sean necesariamente de un idioma a otro. Sino, por ejemplo, del Español al "idioma argentino", no solo para suplir las referencias a coger por tomar o agarrar, sino por un montón de dichos que son de difícil comprensión en ambos países. Sin excluir expresiones idomáticas de otros países hispanohablantes, para lo cual solo se necesita hacer una búsqueda correcta o bien pedir colaboración en foros específicos de personas de esos países. Ese es un trabajo bien remunerado y las exigencias corporativas del sector hacen que la tercerización sea aún mas rentable.

Lo importante a tener en cuenta es pensar con mentalidad global. Ser conscientes de cuál es el potencial de una y dónde puede haber una necesidad que una pueda volver rentable.