¿50% de "artistas" locales?



Joakito-.Entre Ríos aprobó una ley que impulsa que los festivales que se realicen en territorio provincial, sobre todo los organizados por municipios y el estado provincial, incorporen obligatoriamente en las grillas un 50% de "artistas" locales. La iniciativa de la Asociación Voluntad Paraná, es conocida como Ley de Festivales de Entre Ríos. ¿A quiénes beneficia y quiénes quedan fuera de esta ley?
Los únicos beneficiados por esta ley son los músicos y bailarines, dejando de lado a una gran variedad de disciplinas artísticas. Esta ley, válida como punto de partida para la discusión sobre políticas culturales, atenta contra el desarrollo del arte, ya que da por hecho que los festivales organizados en la provincia se acotan a lo musical, y al incorporar a los bailarines, lo que dice aunque no se lee en el papel, es que los festivales que organice el estado no solo que deben ser musicales sino también folclóricos.
Dicha ley, no debiera ser considerada como un logro de todo el colectivo cultural, sino tan solo una iniciativa corporativa de algunos músicos, ya que arte no es solamente hacer música o bailar.
¿Qué es ser artista entonces?
En el año 2010, el Congreso Nacional mediante la sanción de una ley, adhirió a una serie de recomendaciones emanadas por la UNESCO relativas a la condiciones de los artistas. Dicha ley, define como "artista" a toda persona que crea o que participa por su interpretación en la creación o la recreación de obras de arte, que considera su creación artística como un elemento esencial de su vida, que contribuye así a desarrollar el arte y la cultura, y que es reconocida o pide que se la reconozca como artista, haya entrado o no en una relación de trabajo u otra forma de asociación. También, la  28131 -Ley del Artista, intérprete y ejecutante- realiza una definición mucho más amplia que la provincial, acerca de quienes deben ser considerados artistas: "se considera artista intérprete y ejecutante, en adelante "artista", a cada persona natural que representa o realiza una obra artística, con texto o sin el,utilizando su cuerpo y habilidades, con o sin instrumentos, que se exhiba o muestre al público, resultando una interpretación y/o ejecución que puede ser difundida par cualquier medio de Comunicación o fijada en soporte adecuado, creado a por crearse".

De todas maneras, mas allá de la buena voluntad de quienes presentaron el proyecto, es hora de que quienes se dedican a la actividad artística empiecen a pensar proyectos que no tengan que ver solamente con la financiación estatal, sino que por el contrario, fortalezcan el desarrollo del arte en términos de mercado y den lugar a otros espacios para el sostenimiento del arte.

Uno de los caminos optativos al financiamiento estatal, es la creación de un Régimen de Promoción Cultural, donde el estado solamente se limite a coordinar con el sector privado para financiar proyectos artísticos. Esta promoción cultural puede darse a través de mecenazgos o también mediante reformas fiscales que incentiven a las empresas para que apoyen a las diferentes manifestaciones artísticas y culturales de la provincia.

Por otra parte, quienes trabajan en el ámbito de la cultura, tendrían que centrar sus esfuerzos, en la organización y difusión de mas y mejores espacios destinados a la labor cultural. En este sentido, existen ordenanzas en diferentes municipios entrerrianos que sirven como plataforma para desarrollar políticas culturales, como por ejemplo, el que aprobó el Consejo Deliberante de Colón que reconoce el trabajo de los Espacios Culturales autogestionados, excluyendo a estos de las ordenanzas que rigen para habilitación comercial.

Es necesario que los diferentes colectivos de artistas existentes, empiecen a pensar con lógicas distintas a las del estado y del mercado dominante; sobre todo en estos tiempos donde la economía continúa concentrándose. Es necesario que no se abracen a un pensamiento burocrático ni esperen una ayuda del Estado sino que empiecen entre ellos a tratarse como pares (¿Cuántos músicos asisten a las innumerables muestras de artistas visuales que existen en la provincia? o ¿cuantos teatreros van a los eventos literarios?).
Es necesario, en estos tiempos, la búsqueda de la construcción de un mercado solidario que genere un circuito de creación, debate, nuevas ideas y formas de convivir.

La aprobación de esta ley pone en peligro lo mejor de la creación artística, ya que pierde sentido la autogestión ¿O alguien en sus cabales piensa que los gobiernos van a contratar músicos que sean críticos en sus canciones?

Como perlita de este proyecto de esta ley, se puede destacar que tomó estado parlamentario gracias a la diputada -hoy Ministro de Gobierno- Rosario Romero, curiosa manera de apoyar el arte, por quien  tiene a su cargo la policía provincial, la misma policía que cotidianamente, le impide en casi todo el territorio provincial, trabajar en la vía pública a los artistas callejeros, tratando al arte como una contravención, siendo los policías jueces y parte a la hora de dictaminar donde pueden los artistas trabajar.