"El Estado no debe ser autoritario y proscriptivo"



Joakito-. Frontal, formado,franco: estas tres F definen a Eduardo Solari, Secretario de DDHH del Municipio de Paraná. Federalismo, derechos humanos, pobreza, adicciones, y la gestión municipal fueron algunos de los temas sobre lo que conversamos.

Lo primero que me llamó la atención de la amplia oficina donde me recibió el Secretario de Derechos Humanos de la Municipalidad de Paraná fue que a diferencia de la gran mayoría de funcionarios, ministros y dirigentes políticos que he entrevistado, no tiene ningún cuadro, afiches o fotos de ningún tipo que hagan alusión a su pertenencia partidaria o ideológica. Eduardo Solari lleva el mismo nombre que su padre, quien fue uno de los abogados defensores de muchos presos políticos durante la última dictadura militar, reconocido por esta labor por un amplio espectro de dirigentes políticos de todos los partidos, no solo del suyo y de su padre, la UCR.


Joakito: Cuando asumiste al frente de la Secretaría, supongo que ta habrás trazado objetivos: ¿Cuáles son los objetivos que cumpliste, y cuánto han avanzado el resto en función de esos objetivos en estos 3 años de gestión?

Eduardo Solari: Una de las cuestiones que encontramos, que sabíamos que íbamos a encontrar, era el grado de pobreza que tenía la ciudad. Encontramos una ciudad con mucha pobreza -mas del 30% según los datos nacionales y corroborados por nosotros- lo que implicaba una gama de atención hacía la gente mas humilde, con menos recursos que desde el área de Derechos Humanos teníamos que atenderla. Y bueno, hemos tratado de dar respuestas en muchísimas cosas: la gente en situación de calle, que hemos tratado de solucionar su problemática con el Hogar Teresa de Calcuta, en Avenida Don Bosco, abrimos un albergue en los años 2016 y 2017 en el Centro de Integración Comunitaria 2 de la zona este de la ciudad, y este año atendemos a la gente en calle Carbó al 900, donde es Protección Civil, ahí armamos un albergue donde esta gente puede comer, dormir e higienizarse. Pero por supuesto, es una cosa de nunca acabar mientras no se solucionen los problemas macroeconómicos -que llevará años-. Sigue habiendo gente muy vulnerable en la ciudad de Paraná que hay que atenderla todos los días. Desde esta área y desde Desarrollo Social hacemos todo lo que podemos, en cuanto a la alimentación, apoyos alimenticios, apoyos laborales, etcétera.
Seguimos con las políticas de Motocarros, a la gente que tenía carros tirados por caballos, remplazarlos por motocarros, ahora el 7 agosto se abre la licitación para comprar 50 motocarros, vamos a remplazar entonces 50 carros tirados a caballo. El motocarro le permite a este gente dedicarse a otra actividad más digna que no sea andar juntando basura en la calle o en El Volcadero, con el motocarro pueden dedicarse a otras actividades más dignas, mas limpias, mejor para la salud, mejor para sus hijos. Con esto vamos a seguir, nos parece que es un programa muy importante que ya venía de la gestión anterior, nosotros lo mantuvimos, lo ampliamos y lo mejoramos. Esto nos permite estar permanentemente con nuestro equipo de Trabajadores Sociales en los barrios mas humildes, tenemos un relevamiento...

Joakito: ¿Los profesionales son de la Secretaría?

Eduardo Solari: Si, de la Secretaría y también de Desarrollo Social. Profesionales en la materia, empleados de planta de la Municipalidad, en nuestro caso no hacemos ninguna distinción ni ideológica ni política.
Esta era una de las temáticas principales que nos pusimos en la agenda: apuntar a la pobreza, que estaba escondida. Estaba escondida, no se decía cuántos pobres había -recordemos que las declaraciones de los funcionarios nacionales en el gobierno anterior eran que "teníamos menos pobres que Alemania", que "no había inflación", todas mentiras...

Joakito: Mas allá de los números y su interpretación a nivel micro, la gente en la calle se puede ver...

Eduardo Solari: Por supuesto, es inocultable, absolutamente. Así que esa realidad que nosotros esperamos encontrar, la encontramos y la afrontamos desde el primer día, trabajando con las organizaciones sociales que no piensan como nosotros -ahora justamente me está esperando la gente de la Corriente Clasista y Combativa- trabajamos con el Movimiento Evita, trabajamos con estas organizaciones sociales que a su vez ellos trabajan en los barrios con cooperativas, y han trabajado muy bien. Se ha tratado de fortalecer ese vínculo, y se ha trabajado muy bien, apoyándolos económicamente en lo que podamos. También con otro tipo de organizaciones, como Suma de Voluntades hemos trabajado -gente que trabaja con la copa de leche, con los platos de comida en los barrios mas humildes, lo seguimos apoyando, y eso en la anterior gestión no se hacía. Hay que pensar que el Estado no puede hacer todo, es insuficiente, hay que trabajar con las organizaciones del pueblo como por ejemplo, la organización "Barriletes" ...

Joakito: ¿Barriletes? Umm...Bueno...

Eduardo Solari: ...le estamos gestionando un subsidio para que puedan tener su sede propia, que desde mi punto de vista, "Barriletes", desde el trabajo social, es una de las organizaciones que mas ha trabajado en Paraná.

Joakito: Je, je.

Eduardo Solari: Este es el trabajo esencial desde el área de Derechos Humanos, es decir, ampliar la visión que se tenía de los derechos humanos que era exclusivamente recordar con actos -cosa que también nosotros hacemos, pero desde nuestro punto de vista- el tema de la dictadura. El tema de la dictadura hay que recordarlo permanentemente pero hay que defender los derechos humanos todos los días, no puede haber un área de Derechos Humanos que solamente se dedique a recordar la historia y a olvidarse de los derechos humanos vulnerados en el presente, todos los días.
Los otros temas que nos encontramos que no son directamente vinculados con nuestra área,  pero que afecta a toda la gestión municipal y es uno de los problemas de la ciudad, tenía que ver con la trama vial que estaba destruida. Hasta hoy no hemos podido recuperar totalmente la trama vial, porque estaba desde hacía muchísimos años desmejorada, ahora recién se está haciendo un trabajo de reasfaltado, arreglo de baches, mejorado de asfaltado y de brosas que hacía añares que no se hacía en Paraná. Así que en pocos meses más -esto se esta viendo en la ciudad, sobre todo en el centro- por fin después de casi 15 años la ciudad va a tener la trama vial en muy buen estado vial.
Las pérdidas de agua y cloaca eran y siguen siendo importante en la ciudad, lamentablemente, porque tenemos cañerías -algunas de casi un siglo de vid-, que obviamente sufren gran desgaste después de tantos años. Hoy se están cambiando muchísimas cañerías de agua potable y de cloacas para hacer mas eficiente dos servicios que son los mas esenciales desde el punto de vista de la vida y la salud. 

Joakito: ¿Son obras que se hacen con fondos propios?

Eduardo Solari: No, son obras con fondos propios y con apoyos de fondos de la Nación. El tema de los servicios esenciales, como por ejemplo el agua y la cloaca, hay que recordar que se pasó toda la responsabilidad a los municipios. Por ejemplo, en la época del menemismo, en ese acuerdo nefasto que se hizo para las provincias y para las municipalidades en la época del peronismo menemista, de acuerdo a eso, las obras de infraestructura deben seguir haciéndolas la Nación, porque ni la provincia ni la municipalidad tienen los recursos para hacer ese tipo de obras porque son carísimas. Y son esenciales. Lo que hace la municipalidad es la parte de la reparación: arreglar los caños rotos, tapar los pozos, todo lo que implica roturas y trabajos del personal de Obras Sanitarias...

Joakito: ATE Municipal denunció falta de insumos del personal de Obras Sanitarias.

Eduardo Solari: Eso no es cierto, eso no es así. Obras Sanitarias tiene los insumos -por supuesto que a los insumos permanentemente hay que irlos renovando- estamos hablando de elementos, vehículos, herramientas muy caras, y que se van renovando en la medida que se puede, y desde Obras Sanitarias se va trabajando, en algunas cosas muy bien, los empleados de ahí son muy buenos, los empleados de Obras Sanitarias en particular, son muy capacitados, conocen del tema. 
El tema del agua potable y de la cloaca es un tema donde sirve muchísimo -mas que la capacitación, que por supuesto sirve- la experiencia: saber de dónde viene el agua, hacia dónde va, dónde están las válvulas, adónde está el problema. Esa experiencia la tiene el personal estable de Obras Sanitarias Municipal, que por supuesto es lógico que haya un pedido de herramientas para trabajar mejor, pero no es cierto que haya un vaciamiento, o que se piense en privatizar. En los gobiernos nuestros, en los gobiernos de don Humberto y en el de Sergio Varisco nunca se privatizó nada. No tendría nada de malo hacerlo, tercerizar algunas cosas...

Joakito: Tal vez tenga que ver con que el vecino se queja de la gran cantidad de empleados municipales y sin embargo no le cumplen con los servicios.

Eduardo Solari: Por supuesto. Y muchas veces es importante contratar empresas privadas, que a veces es imprescindible, por ejemplo ahora, todo el tema vial son empresas privadas, se hicieron las licitaciones porque a la municipalidad no "le dá cuero" como se dice vulgarmente, y además, con las empresas privadas se puede tener un ritmo de obra mas rápido y mas ágil que con el personal de planta. Se están haciendo cosas que pronto se van a ver resultados.

Joakito: Apenas asumió su cargo en la Nación el Secretario de Derechos Humanos Claudio Avruj planteaba -en tono con la misma linea que acabas de desarrollar- que los derechos humanos no se tenían que quedar en el pasado. Pero, a su vez, también había un ala muy fuerte del gobierno que planteaba el "negacionismo" respecto a la última dictadura ¿Cuál es tu opinión sobre esto?

Eduardo Solari: Yo creo que no había un negacionismo, sino lo otro. Había una definición de tomar los derechos humanos en su totalidad. De todas maneras, si había alguien en el gobierno que planteaba el negacionismo; nosotros, no estamos de acuerdo. Personalmente no estoy de acuerdo y en la gestión tampoco. Hemos hecho los homenajes y los actos de recuerdo que teníamos que hacer, pero por supuesto desde nuestra perspectiva, no engañando a la gente; porque en los años setenta no hubo un grupo de "los buenos" conformado por algunos y un grupo de "malos" conformado por la dictadura militar. La dictadura militar fue la responsable del terrorismo de estado, de eso no hay ninguna duda, pero los grupos guerrilleros no eran la parte "buena", los buenos en todo caso éramos la inmensa mayoría del pueblo argentino que estábamos en contra de la dictadura y luchábamos de diferentes formas pacíficas contra la dictadura. Lamentablemente los años setenta fueron una mezcla de cuestiones que terminaron en la dictadura primero, en una matanza, crueldad, tortura y persecuciones, pero no es que había un grupo de vanguardistas esclarecidos que eran los buenos de la película y los demás mirábamos las cosas desde la tribuna. Mi viejo en particular -por eso nosotros podemos hablar con mucha soltura- arriesgó su vida, sin cobrar un peso en muchos casos -se murió a los 78 años sin tener una casa y teniendo un auto del montón- y fue el Presidente Raúl Alfonsín el que juzgó a la Junta Militar y planteó el pasado en los términos que tenía que plantearlo y permitió que la democracia se construyera sobre una base moral y ética que no existía hasta ese momento. Y hay que recordar que Luder, el candidato peronista de esa época, proponía la autoamnistía (Nota: Se refiere a un autoindulto que sancionó la propia dictadura militar para no ser juzgados por sus crímenes), y que después los grupos de Montoneros gobernaron con Menem que indultó a la Junta de Comandantes. Es decir, que el cuento que hizo el kirchnerismo que la lucha por los derechos humanos empezó con ellos en el 2003, es eso: un cuento, una mentira. El matrimonio Kirchner en particular, en Santa Cruz en los años setenta, se dedicó a hacer plata mientras los abogados radicales, los socialistas y algunos peronistas también, defendían los derechos humanos, y había que defenderlos en esa época cuando los militares tenían poder de fuego, bueno, en esa época, los Kirchner y otros más, se dedicaron a hacer plata y recuperaron la memoria 20 años después cuando esos militares tienen 80 años y ningún tipo de poder de fuego. Uno agradece de todas maneras que se hayan acordado de aquella dictadura militar 20 años después, pero tendrían que recordar a los hombres que defendieron la vida y las libertades. En el caso de mi viejo, yo tengo un agradecimiento con muchos peronistas porque lo recuerdan y agradecen lo que hizo. No solo mi viejo, también el doctor Brasesco, que se jugaron la vida. Pero hubo otros, empezando por el matrimonio Kirchner, que en esos años se dedicaron a vivir tranquilos y se olvidaron de sus compañeros que estaban presos y perseguidos.

Joakito: Con el kirchnerismo se logró avanzar con los juicios y muchos militares están en prisión ¿Desde una mirada de los derechos humanos no te parece cruel esa imagen de Videla flaco, tirado al lado del inodoro en el Penal?

Eduardo Solari: Puede haber habido crueldad, pero mucho mas crueldad hubo cuando ellos gobernaron y hay que pagar lo que se hizo, tengan la edad que tengan deben seguir presos, por supuesto con todo el cuidado y el amparo que la Constitución y las leyes dictan.

Joakito: Te lo preguntaba en función de las pésimas condiciones en que se encuentra el sistema carcelario en la Argentina

Eduardo Solari: A cualquier preso hay que tratarlo dignamente porque sino caemos en lo que no queremos. Si uno quiere erradicar definitivamente la violencia, el maltrato, todas las cuestiones universales que dictan los derechos humanos tiene que empezar por entender que un preso tiene que ser tratado respetuosa y dignamente porque sino caemos en lo mismo que estamos pretendiendo evitar.

Joakito: No es común ver que las áreas de derechos humanos se hagan cargo de la cuestión social, particularmente con las personas en situación de calle. Muchas de estas personas han tenido -o tienen-algún conflicto en relación con la ley. ¿Existe algún tipo de trabajo de articulación con el Patronato de Liberados?

Eduardo Solari: No, nosotros también tenemos nuestros límites, presupuestarios sobre todo. Nosotros vemos que por ahí la provincia no hace nada tampoco para ayudar en este sentido, no es la intención salvar a la Nación, pero a ellos ya le queda mas lejos este tema. Por ejemplo, tener albergues en algunas ciudades importantes sería una cuestión que ayudaría muchísimo a las municipalidades. Porque también existe el tema de las adicciones, hay quienes por vivir marginados, por ahí cometen algún delito pequeño en la calle y son maltratados por la gente. Tampoco es que tiene que haber todo tipo de garantía para quien delinque, pero sí tiene que haber una clasificación de las cuestiones. No es lo mismo una persona que por hambre, por desesperación o por adicciones o su marginalidad abre o rompe el vidrio de un auto para robarse algo, que otro corrupto que cuando era gobernador, o cuando era presidente se dedicaba a robar, no es lo mismo. El que fue gobernador o presidente y robó tenía toda la educación para saber que eso no se debe hacer, en cambio una persona que ha vivido en la calle permanentemente, por ahí no ha tenido todas las herramientas para saber qué está bien y qué está mal, así que no debe ser tratado de la misma manera, y ese equilibrio hay que tratar de buscarlo y el Estado tienen que hacer todo en ese sentido. Nosotros para hacer una política integral de contención social desde la Municipalidad todavía nos falta mucho, y creo que la provincia debería colaborar todavía mucho mas.

Joakito: ¿Hay políticas desde el municipio que aborden la problemática de las adicciones?

Eduardo Solari: Estamos tratando de afrontar eso. Hay un centro de adicciones que se está haciendo en la zona de Anacleto Medina, que cuando esté terminado va a atender el tema de las adicciones desde un punto de vista estatal, por ahora lo están haciendo instituciones privadas, que muchas veces no cobran a quienes no pueden pagar. Nosotros tenemos relaciones con ellos y se van atendiendo las adicciones, pero creo que hay cuestiones donde hay una falta. Tiene que haber mas atención por parte de la provincia, algo está haciendo pero tiene que haber más, y desde la Nación porque es un tema muy amplio, que demanda un presupuesto importante, y acá volvemos a lo que hablamos fuera del micrófono: nosotros somos un país federal en la letra, en los hechos no somos un país federal. El presupuesto nacional es de 300 mil millones de pesos, el de la provincia es de 60 o 70 mil millones de pesos y el de Paraná es de 4 mil millones de pesos. Las inmensas inquietudes de los vecinos vienen siempre a la Municipalidad porque es lo que tienen mas cerca, a los funcionarios municipales porque andamos todo el día en la calle y atendemos a todo el mundo y es más fácil encontrarnos, pero tenemos un limite presupuestario. Entonces este país tiene que tener una discusión a fondo -que creo que el gobierno nacional ha empezado a hacerlo- para distribuir mejor los fondos, porque así no se puede seguir: si la municipalidad tienen que hacerse cargo de las adicciones, de la seguridad, y además del tema del agua potable, las cloacas, la cultura, el deporte y mantenimiento de calles que es para lo que fueron creadas, no hay plata que alcance de acuerdo a cómo están distribuidos los fondos, entonces va a tener que distribuirse mejor y construir un federalismo en serio. En la época de Alfonsín se logró mas o menos que el dinero se distribuya mitad para la nación y la otra mitad para las provincias y los municipios. En la época del kirchnerismo, era 7 a 3 o más incluso para Nación que repartía de acuerdo a su gusto político y eso no es federalismo. Federalismo es que la gente elija su gobernador y su intendente, pero a la vez que estos tengan los recursos para poder gobernar.

Joakito: Dijiste que ustedes no privatizaron nada, nobleza obliga hay que resaltar que la gestión pasada tampoco y que incluso avanzó recuperando terrenos costeros que hasta entonces estaban en manos privadas. Ahora el concejo deliberante pretende legislar para permitir la construcción de barrios privados ¿No hay una contradicción en esto?

Eduardo Solari: La costa del río es intocable. Lamentablemente en Paraná se avanzó demasiado sobre la cota del río durante muchas décadas, pero el tema de los barrios privados es permitir que se mueva mas la construcción. Se está en tratamiento de hacer un nuevo código de edificación en la ciudad de Paraná. Acá tenemos que "densificar" la zona centro, porque después llevar los servicios tan lejos es carísimo, si se permiten los barrios privados, si se aprueba la ordenanza presentado por un par de concejales de Cambiemos, va a ser para que si se hacen esos barrios, paguen a su vez los servicios que hay que llevar (agua, cloacas, asfalto). Ni el IAPV ha hecho así los barrios. Tenemos problemas hasta hoy de barrios que se han hecho y que tienen problemas de agua, de cloaca, de asfalto porque no se construyeron como debía. Acá hay que densificar el centro como hacen todas las ciudades del mundo, por lo tanto hay que permitir edificios -hay que ver altura y todo- pero hay que permitir los edificios. Hay dos posibilidades: o permitimos estos edificios o terminamos haciendo barrios a 20 kilómetros del centro que hay que llevar los servicios, y eso cuesta plata. En algún lado tienen que vivir la gente, hay que comprender que casi no tenemos terrenos municipales, la municipalidad va a tener que ir comprando terrenos para hacer nuevos barrios. Lamentablemente el modernismo trae estos problemas, uno quisiera vivir en la ciudad donde nació, que era una ciudad de 150 mil habitantes, donde yo que vivía en calle Feliciano, en el centro de Paraná, jugaba a la pelota en la calle. Cambiaron las cosas, hoy somos 300 mil habitantes, tenemos problemas con los colectivos -que de a poco lo vamos solucionando-. No puede haber mas recorridos tan sinuosos que complican el tránsito, tiene que haber recorridos más rectos, entonces la gente va a tener que caminar mas para tomarse el colectivo pero así es en todo el mundo, además hay calles angostas y hay un montón de autos. Entonces, de los problemas que nos trajo esta modernidad, es donde vamos construyendo las casas. Permitir, en definitiva, los barrios privados, corre por cuenta de quienes quieran construir esos barrios y quienes quieran habitarlos, esto posibilita que se construya, moviendo la economía, pero claro, tienen que hacerse cargo de todos los servicios, por lo que prohibirlo no sirve para mucho, hay que permitirlos pero con todo lo que eso significa. Tenemos que comprender que hay que densificar la zona céntrica, para que los que puedan vivir en el centro lo hagan y no tengamos que gastar tanto en llevar a zonas alejadas los servicios. A su vez, en el centro, la idea nuestra -que también va a llevar mucho tiempo- es ir sacando todo lo que significa la administración publica, los bancos, las escuelas. Esta todo en el centro y llega un momento que hasta es imposible caminar. Ese problema lo tienen todas las ciudades del mundo.

Joakito: ¿Qué opinás del decreto de Macri respecto a la movilización de las fuerzas armadas a la zona de frontera?

Eduardo Segura: No lo he visto, pero teóricamente si es para combatir la entrada del narcotráfico en la frontera norte bienvenido sea. Sino, las fuerzas armadas tienen vedada la participación en el territorio en temas de seguridad. En este caso tiene que ver con la frontera, de ayudar a Gendarmería, que hace un gran trabajo pero es insuficiente, para parar la entrada de drogas sobre todo en la frontera norte y solucionar el tema definitivamente. Porque cuestiones como esto del narcomenudeo, son absolutamente relativas y no van a tener solución si sigue entrando drogas. Si siguen entrando drogas al país se va a seguir vendiendo. Podemos tener, no sé, miles y miles de chicos presos que vendían droga en la calle, pero si sigue entrando droga, vas a tener otros miles vendiendo, entonces hay que parar la entrada de drogas, si para eso sirven las fuerzas armadas, bienvenido sea. Todo lo demás que se dice, que es para reprimir y demás, es otro cuento del kirchnerismo, porque este gobierno no ha dado muestras de reprimir nada, al contrario, para mí hay mas libertad que antes, la justicia funciona mucha mejor que antes, sobre todo la justicia federal. Funciona, antes no funcionaba. Además, tenemos todo tipo de herramientas para evitar ese tipo de cosas, hoy ni los militares ni el Presidente pueden hacer cualquier cosa. Tenemos el Congreso, las legislaturas provinciales, está el pueblo para impedir cualquier tipo de exceso en cuanto a la represión. Yo creo que la intención del Presidente es cortar de raíz el tema de la droga en Argentina como se está haciendo, de hecho se ha avanzado mucho en estos dos años. Tengamos en cuenta que la gobernadora de Buenos Aires junto al gobierno nacional han hecho tanto en la lucha contra el narcotráfico. que tiene que vivir en un regimiento porque está asediada por los narcos o por policías corruptos.

Joakito: Es inevitable preguntarte respecto a la imputación y procesamiento que le ha hecho la justicia federal a Varisco ¿No ves una mano negra detrás de todo esto?

Eduardo Solari: Una mano negra yo creo que no, pero una vez que empezó el tema se empezaron a meter algunos para sacárselo a Sergio Varisco de encima. Muchos adversarios políticos y algunos dentro del propio Cambiemos, a los que les conviene que Varisco no siga haciendo política. Pero la cuestión empezó justamente por lo que hablábamos recién, Acá la droga está instalada desde hace rato, no solo instalada sino que también ha sido promovida por estamentos del gobierno anterior. En Paraná, como en todo el país, había gente que vendía drogas y no tenía ninguna imputación, ningún procesamiento ni nada por el estilo. Entonces a muchos candidatos se les pegaron este tipo de personajes en la campaña, y de ahí el juez tomó algunos elementos para hacer su trabajo. Yo estoy convencido -lo conozco a Sergio Varisco desde hace 40 años- que es un disparate enorme lo que se dice -que lo dijeron durante años: decían en la campaña que consumía, que era alcohólico, ahora le hicieron el chequeo y no le encontraron absolutamente nada, hasta en eso se mintió...

Joakito: Tampoco tendría nada de malo si consumiera: es su vida privada. 

Eduardo Solari: Por supuesto, eso es una cuestión personal, cada uno hace de su vida lo que quiere, si es un consumo personal no hay problema, pero Sergio Varisco no consumió nunca en su vida. Yo creo que este tema hay que tomarlo con tranquilidad, dejando que la justicia sigue actuando. Ahora estamos esperando el tema de la apelación del procesamiento, si no sale esto, se esperará el juicio, pero yo no tengo ninguna duda que lo van a terminar absolviendo a Sergio. Son las cuestiones que le pasan a muchos políticos: que se le peguen narcos con la finalidad de pretender buscar y acumular poder.

Joakito: Mas allá de esta causa en particular ¿Hay sectores de poder vinculados al narcotráfico en Paraná?

Eduardo Solari: Sectores del poder no sé, pero están metidos en todos lados. Se le han arrimado a todos los candidatos, yo no puedo asegurar que ningún candidato tenga algo que ver con estos narcos, no creo que haya habido ningún dirigente político de la ciudad que se dedique a eso, yo creo que no. Pero lo que hay que dejar en claro, es que hasta el 2015 todos estos personaje estaban  en la calle, ninguno tenía problemas con la justicia. La política no puede hacer lo que no hace el juez o la policía, cada uno debe desempeñar su trabajo.

Joakito: Hablando de la policía ¿Qué opinas del código contravencional?

Eduardo Solari: Primero, la policía al igual que las fuerzas armadas tienen una lógica que es absolutamente distinta a la de los civiles y es lógico que sea así porque tiene que ser instituciones verticalistas, relacionados permanentemente con la violencia y no es fácil. Segundo, hay que decir otra cosa: la inmensa mayoría de los policías y de los fuerzas armadas son gente de pueblo. No son aristócratas que se hacen policía o militar para matar pobres, matar adictos o perseguir políticos. La inmensa mayoría son hijos de clase media y trabajadora que han tenido los mismos problemas que tenemos la mayoría, pero claro, están en una institución que le pide por ahí cumplir algún papel que es, entre comillas, ingrato en algunos casos. Lo que yo veo en Paraná es que están haciendo un trabajo responsable, nosotros tenemos vinculación con esto de la gente en situación de calle y hemos observado que incluso lo hacen con cariño al trabajo, tratan bien a la gente, por supuesto que también hay excesos. Nunca falta el que maltrata al que está tirado en la vereda, pero no es una actitud propia de la policía sino de gran parte de la sociedad. En general, en este tipo de acciones que tiene que ver con lo social, con cuestiones relacionadas a los derechos humanos mas básicos, hacen bien su trabajo, pero hay excesos como en todos lados.

Joakito: ¿Qué opinión tenes respecto a la despenalización del consumo de drogas?

Eduardo Solari: A mi la verdad que me gustó la idea que se implementó en Uruguay. Esta es la verdad, hay que ver los resultados, pero yo creo que debe ser positivo. Las prohibiciones absolutas nunca han ayudado en definitiva  a resolver el problema que se quiere solucionar, así que hay que verlo y seguir discutiendo, pero no se si no es una medida correcta. El despenalizar para el consumo personal, por supuesto, hay que ver las cantidades y demás. Cuanto mas democracia haya, cuanto mas libertad haya, cuanto menos autoritarismo, menos tirantez en la sociedad, creo que mejor nos vamos a llevar. En Paraná se ha avanzado mucho, tenemos el Consejo de la Diversidad Sexual, tenemos que poner sobre la mesa el tema del aborto, yo creo que se a avanzado, ni hablar en el tema de las políticas para defender a la mujer y atacar los feminicidios. Creo que todo esto hay que ponerlo en la superficie y hablar estas cosas, dar absoluta libertad, respetando la ley y la Constitución, permitir que cada uno pueda desarrollarse en la vida de acuerdo a su elección sexual, a su elección de todo tipo. El Estado no debe y no tiene que ser autoritario y proscriptivo. En esto nos han enseñado los países mas avanzados del mundo, que en estos temas han sido absolutamente abiertos en general. A los problemas de la democracia hay que responderle con más democracia, a los problemas de falta de libertad hay que responderle con mas libertad, y en este sentido, la escuela y la educación argentina debe ser mas abierta, servir para tener menos rechazo a lo diferente. La sucesión de dictaduras a los argentinos nos ha hecho creer que los buenos eran los que piensan como nosotros y que los otros son enemigos, eso no tiene nada que ver con lo que se viene en el mundo entero.