Drogas: "Pensamos en respuestas que no sean solo punitivas"




 Osvaldo Quinteros-. Martín Casares es Jefe de Gabinete del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos  de la Nación. Además es investigador y docente. Es un PRO puro, sin experiencia política previa. Un hombre inteligente y casi un calco sociológico de lo que es la clase media argentina.




El gobierno nacional ha decidido encarar una lucha frontal contra el narcotràfico. Sabemos toda la parte que està bien de eso pero ¿Y la otra parte, superpoblaciòbn de càrceles, aumento del gasto pùblico en el sistema penitenciario y judicial?

Desde el Ministerio de Justicia trabajamos para aumentar la capacidad de investigación y persecución penal de jueces y fiscales en los delitos de crimen organizados y narcotráfico. Esto se hace en un trabajo de capacitación y asistencia técnica a poderes judiciales y Ministerios Públicos de todo el país. Esto se trabaja en conjunto con el Ministerio de Seguridad y la Sedronar.
También trabajamos desde el inicio de la gestión con el Consejo de Procuradores y Fiscales Generales de todas las provincias apoyando y financiando sus laboratorios científicos de Criminalística. El año pasado esa inversión fue de 50 millones y este año lo aumentamos a 120.
En cuanto a cárceles se está trabajando en obras de ampliación de varias unidades penitenciarias para  aumentar la capacidad de alojamiento y en paralelo en un sistema de pulseras electrónicas para todos aquellos casos de personas que estén en condiciones de cumplir su pena en su domicilio evitando que ingresen al sistema penitenciario.
Por último en cuanto a la inversión judicial se está trabajando con el Senado para avanzar en una ley que crea 202 cargos de magistrados penales federales en todo el país dando prioridad a aquellas zonas donde más se necesita, como el norte del país, zona de fronteras, como así también Santa fe y Provincia de Buenos Aires.


 ¿Cómo vez el cambio de paradigma que opera en muchas provincias de Estados Unidos y algunas naciones europeas de trabajar sobre la demanda mas que sobre la oferta?

 Me parecen experiencias interesantes que hay que tener en cuenta para ver si podrían ser utilizadas en nuestro país. En el caso del Ministerio de Justicia, por nuestro rol, estamos más enfocados a mejorar y potenciar la respuesta que le da el sistema judicial más que a la prevención pero también pensamos en respuestas que no sean exclusivamente punitivas sino también que incluyan el tratamiento y rehabilitación de aquellas personas que tienen problemas de adicciones y cometen delitos.
Estamos trabajando para lanzar una prueba piloto de tribunales de tratamiento de drogas, para ello estudiamos las experiencias de Chile y en nuestro país, Salta que resultan interesantes y han dado buenos resultados.


 Si la sociedad cree mas en la justicia ¿disminuye la violencia?

No necesariamente, entiendo que es muy importante que la sociedad crea en la justicia para que lleve sus casos al Poder Judicial pero también como mensaje de que quien comete un delito recibe una sanción. En mi opinión para disminuir la violencia hay que trabajar en prevención social y educación. La intervención de los jueces y fiscales llega después, pero es importante romper el mensaje de impunidad. Para esto si es fundamental, y entiendo que en ese sentido estamos dando una respuesta adecuada a tiempo también se hace un aporte en términos de disuasión.

 ¿Que se puede hacer para que la gente crea mas en la justicia?

 Para que la sociedad crea más en la Justicia tenemos que apoyar y darle las herramientas a los buenos jueces e impulsar designaciones de magistrados que que lejos de preocuparse y ocuparse de teorías académicas, pongan el foco en resolver los problemas concretos de las personas. Pensar más que en funcionarios públicos en servidores de la sociedad que se preocupen por hacer bien su trabajo y en llevar adelante las reformas institucionales que hacen falta para que el poder judicial mejore su trabajo. Eso acompañado de más transparencia y publicidad va a hacer aportes importantes en cuanto a la confianza y credibilidad de la sociedad en la Justicia.

 Dejando de lado el narcotràfico, muchos asesinatos son por cuestiones "triviales": medianeras, problemas vecinales, etc. ¿Qué se puede hacer y qué están haciendo?

Es fundamental trabajar para que el Estado de una respuesta rápida a esos pequeños conflictos ya que evita que se escale y aumente la conflictividad social. En general estos temas son competencia de las justicia locales, pero desde el Ministerio impulsamos la resolución de este tipo de conflictos por medio de soluciones alternativas al Poder Judicial como pueden ser la mediación comunitaria.

Con una mano en el corazòn ¿Cómo es integrar el Ministerio de Justicia de la Naciòn con 24 sistemas judiciales distintos?

El trabajo en el Ministerio es sumamente desafiante ya que en general, más allá de algunos servicios directos que se brindan desde el propio Ministerio, trabajamos impulsando la reforma y los procesos de mejora en las distintas jurisdicciones de todo el país.
Esto es interesante y a la vez complejo porque en definitiva no somos nosotros los que llevamos adelante la reforma sino que apoyamos y brindamos la asistencia técnica para que sean justamente los propios poderes judiciales quienes hagan los cambios en sus jurisdicciones.
Actualmente tenemos distinto tipo de programas y proyectos con todos los poderes judiciales y Ministerios Públicos del país que van desde capacitaciones, ayuda en el diseño de programas de modernización, apoyo en implementación de Oralidad en Asuntos no penales, apoyo económico a laboratorios forenses, ayuda con equipos de videograbacion para audiencias hasta pulseras para detenidos y dispositivos electrónicos para violencia de género, entre otros.
El apoyo y asistencia a las justicia provinciales es un eje fundamental del programa Justicia 2020 y esto es importante ya que son el 95% del total del sistema judicial argentino y son en definitiva quienes resuelven los problemas y están más cerca de la gente.

 ¿En que han avanzado desde el ministerio de justicia en relaciòn a los objetivos que se propusieron?


 Cuando llegamos a la mitad de la gestión realizamos un análisis y el Estado de situación de los proyectos en las distintas áreas fue muy bueno. Nos encontramos que en varios casos habíamos superado nuestras expectativas y nos encontrábamos más avanzados de lo que creíamos que íbamos a estar, por supuesto que en algunos procesos que son más complejos como la reforma Procesal Penal a nivel federal aún falta y los avances cuestan mucho. Pero esto es debido a que para implementar este tipo de reformas es necesario la acción coordinada de muchas instituciones como el Congreso, el Consejo de la Magistratura, la Corte Suprema, Procuración y Defensoría General entre otros y lamentablemente en nuestro país esto se hace muy difícil.
A su vez, somos conscientes de que nos queda un año y medio antes de que termine la gestión y por eso hemos definido los proyectos prioritarios del Ministerio y los seguimos minuciosamente con un tablero de gestión y reuniones para poder terminarlos a tiempo.


  Con sinceridad ¿En qué no han avanzado en los objetivos que se propusieron?

Creo que, como decía recién en la pregunta anterior, un gran desafío pendiente es la reforma Procesal Penal. Luego veremos qué pasa en el Congreso cuando dentro de un mes el presidente envíe el proyecto de Código Penal de la Nación, que es otra reforma fundamental.

 Siguiendo a Max Weber, hablemos de "tipo ideal" ¿Qué país -sabiendo que nada es perfecto y que todo tiene imperfecciones y te estamos pidiendo una respuesta ràpida- ves como el tipo ideal de justicia? y ¿Por què?

 No se si hay un país ideal, lo que tenemos es buenas experiencias en temas específicos que necesariamente tenemos que ver y analizar para tratar de pensar en algo similar para el nuestro, pero adecuado a nuestra realidad. En ese sentido son interesantes la experiencia chilena en reforma Procesal Penal, la uruguaya en Oralidad civil, de Estados Unidos el juicio por jurados y los tribunales de tratamiento de drogas como así también las experiencias de Canadá en protección de testigos o de Italia en crimen organizado.

 La mayorìa de nosotros trabaja en medios masivos ademàs de Noticias Entre Rìos que esta pensado para intelectuales ¿Qué mensaje comprensible, simple, eficaz pero real se le puede dar a la gente común sobre el Ministerio de Justicia?

 Todo el equipo que acompaña al Ministro Garavano posee experiencia en el Poder Judicial y se especializó en reformas que mejoren la respuesta de la Justicia. Estamos todo el tiempo poniendo a las personas concretas y sus problemas en el centro de nuestra gestión para ver de qué forma podemos dar una mejor solución o respuesta.
Todos los proyectos se evalúan y monitorean en relación al impacto concreto que tienen en la vida de las personas.
Además, desde el primer día todos los Secretarios, Subsecretarios y Directores viajamos a todo el país y caminamos todas las provincias para estar cerca, conocer la situación de cada una y poder trabajar para ellos. Creo que es la primera vez que tenemos una gestión con una mirada tan Federal.

 Hay una sensaciòn de que la justicia està politizada ¿Cuál es tu reflexiòn al respecto?

Creo que es un mal de siempre de nuestro país. Si nos ponemos a hacer memoria, en mi opinión, nunca existió una época de oro de la Justicia argentina a la cual volver, de a poco todos los días estamos construyendo una mejor justicia pero para eso es imprescindible la voluntad política y acción real de todos los poderes del Estado. Nosotros estamos convencidos y creemos que los cambios que llevamos adelante están orientados a tener una justicia cercana, moderna e independiente.



¿Qué es lo mas importante en tu vida? 

 En cuanto a lo personal lo más importante en mi vida son mi mujer y mis hijos, ellos son lo que me cambió todo y un gran motor para la cantidad de horas y esfuerzo que pongo en mi trabajo, aunque esto es medio contradictorio y a veces me provoca conflictos porque justamente desde que comencé a trabajar en el Ministerio los veo muy poco.

Ser un funcionario político de alto rango, es una tentación para "creérsela". ¿Cómo sobrellevás ésto?

Soy muy de estar con mis amigos, sigo viendo a mis amigos del colegio de toda la vida y a los de mi club. Soy de juntarme bastante a comer asado, tomar fernet y quedarme charlando hasta la madrugada.

¿Hacés deportes? ¿Te gusta la música?

Amo la musica, escucho de todo pero más que nada rock and roll, cada tanto trato de ir a ver a Divididos y alguna banda de afuera. Nunca fui muy deportista pero me gusta jugar al fútbol, no competir pero sí ir a torneos con amigos.

¿Qué lugar ocupa la política en tu vida?

La política nunca fue central en mi vida, de hecho hasta ahora nunca había participado en política partidaria. Me interese en el PRO porque conocí a algunos amigos que trabajaban en la ciudad y me metí a hacer alguna colaboración en la Fundación Pensar desde lo técnico en temas de políticas públicas para el Poder Judicial y de ahí en más cada vez me enganché más y llegue a coordinar los equipos de Justicia de la Fundación. Después vino la elección y cuando tuve que salir a hacer campaña me gustó el contacto con la gente. Me gusta escuchar y pensar cómo solucionar problemas o mejorar cosas. No me gusta la rosca ni la política intrapartidaria, nunca la hice ni la haré. Me gusta la gestión, el hacer y cuando crea que no tengo más que aportar veré qué hago, pero creo qque falta mucho por hacer.