¿Qué va a pasar con el dolar?



Ezequiel Bauman-. La explosiva mezcla de improvisación, deshonestidad e ideas económicas que ya demostraron reiteradamente su fracaso.




El flamante interventor interino del Banco Central, el responsable del megaendeudamiento récord mundial, Luis Caputo, aún no tiene el aval legal y constitucional del Senado. Pero como ningún senador protestó, se supone que se lo aceptará si continúa generando los lucrativos negocios para sus amigos. A ellos, les ofreció un oneroso portafolio de opciones que pagará el pueblo durante los próximos gobiernos, para que no pasen del jugoso curro de las LEBACs en pesos a dólares y que éste en consecuencia no suba. Con lo cual, se da por descontada la devaluación ocurrida hasta ahora. Lo cual no significa que el dolar no pueda seguir subiendo, dada la absoluta incapacidad y falta de honestidad del equipo económico elegido por el Presidente de la Nación.
La cuestión no varió mucho desde que asumió el ingeniero Macri: la gestión de Caputo fue un rotundo fracaso como Ministro de Finanzas, y en su debut como interventor del supuesto Banco Central independiente, para no perder la costumbre, también fue un fracaso. Solo se renovó un 59% de las LEBACs a pesar de que ofreció 7 puntos más de tasa de interés para que pague el pueblo a los bancos: llevó la tasa de interés al récord mundial de 47%. Con dinero ajeno, cualquiera es usurero.

Mes a mes veremos la misma actitud: ofrecerle a sus amigos banqueros y evasores jugosos negocios para que no renueven las LEBACs, compren dólares y la fuguen a las guaridas de delincuentes donde tiene el dinero la mitad del gabinete del Presidente, además del Presidente de la Nación y toda su familia.

El memorándum secreto con el FMI prevé que si el dolar supera los 32 pesos para fin de año, el resto del oneroso crédito del FMI (unos 35.000 millones de dólares, en diferentes tramos y con condiciones a cumplir para el próximo gobierno, que descuentan no será de Cambiemos) para financiar la fuga de capitales.
Es decir que los evasores y delincuentes financieros tenedores de LEBACs tienen que fugar el dinero a guaridas fiscales antes de que el gobierno vuelva a fracasar a fin de año. Lo que ellos denominan "el mercado" descuentan ese fracaso. Aún cuando una "calificadora de riesgo" sacó a Argentina de "país fronterizo" y lo puso en "mercado emergente" el efecto es nulo, pues la baja de tasas de interés para créditos internacionales que este cambio de calificación posibilita, no ocurrirá con Argentina porque ya agotó la capacidad del país de pedir dinero prestado y malgastarlo, encima. ¿O algún ciudadano, que no sea banquero o terrateniente, funcionario del gobierno nacional o pariente de éstos, ha visto alguna mejora en su calidad de vida con los miles y miles de millones que el gobierno pidió prestado y ahora deberá usted y yo pagar?
Mientras tanto, mes a mes, renovarán parte de las LEBCs y aceptarán parte de los subsidios y curros financieros del gobierno mas irresponsable de la historia de los gobiernos democráticos.
Así que lo más probable es que el dolar siga por las nubes y no pare de subir. Tal y como ya está ocurriendo.
La magnitud de la tragedia social que producirá este gobierno será incalculable. Por lo pronto, Nicolás Dujovne, el que vive en un baldío -es el Boudou del PRO- ya mandó a 2 millones de argentinos a la pobreza para que los bancos extranjeros y los funcionarios puedan ser un poco mas ricos.
El Banco Central estipuló que la estafa de las LEBACs tenía vencimientos de 514.779 millones  a mediados de junio, el 43,4 por ciento del stock de estos títulos que suman 1,17 billones de pesos. Lo que anticipa que este mismo escenario continuará mes a mes hasta diciembre, cuando ahí habrá que rogar por la ayuda de Dios.
Si para diciembre el dolar está por encima de los 32 pesos, probablemente se anticipen las elecciones presidenciales para que el Ingeniero Macri pueda concluir su mandato.