Otro fracaso más del neoliberalismo



Ezequiel Bauman-. ¿Qué hubiera pasado si de entrada, el ingeniero Mauricio Macri, armaba un gabinete de gente seria y honesta, con una estructura normal -no 23 ministerios ridículos para 23 amigos inútiles que solo están interesados en resguardar su plata en el exterior- y salía a pedir que gobierne, de entrada nomás, el Fondo Monetario Internacional?



Nunca lo sabremos, pero hubiéramos tenido una religión nefasta, que es la Religión Neoliberal aplicada con algo que en el gobierno se desconoce: con pericia técnica, saber, seriedad y honestidad.
No fue ese el caso y el gobierno está improvisando. Ante cada fracaso, gira mas y mas a la derecha aumentando el fracaso económico anterior. Un fracaso hace olvidar el fracaso anterior porque cada nuevo fracaso es mas dañino y mas grande. Qué lejos quedaron aquellas promesas de terminar con la inflación, no pagar ganancias, tener el 82% móvil para los jubilados y pobreza cero. Cuánto cinismo, cuánta mentira, cuánta hipocresía, cuántas excusas...

La renuncia del presidente del Banco Central -responsable del quiebre del 2001- y el regalo de este organismo al FMI, que los econochantas dice que debe ser independiente (cuando no gobiernan sus amigos), la supresión del Ministerio de Deuda Externa de Luis Caputo -que asume como presidente del Banco Central- y la absorción de este Ministerio ridículo  en la órbita de Nicolás Dujovne, el delegado del FMI que a lo Boudou vive en un médano, corona el último fracaso de este gobierno de improvisados, deshonestos y sin rumbo.



La pregunta que debemos hacernos los argentinos es por qué el peronismo, que domina el Honorable Senado de la Nación, órgano encargado de poner y sacar a las autoridades del Banco Central, acompañaron esta política monetaria suicida, que solo trajo inflación, aumento sideral de tasas de interés, megaendeudamiento, pobreza, licuación de reservas y fuga de capitales.
Los tres senadores nacionales por Entre Ríos, que votaron siempre a favor de este suicidio nacional, nos deben muchas respuestas.
Por lo pronto, sería bueno fijarse en cada lista si en las próximas elecciones no van escondidos en la boleta sábana.