Macrismo y kirchnerismo castigan al trabajador



Fernando Adrián Zapata-. Cuando los macristas hambrean y reprimen al trabajador,los kirchneristas se aterrorizan;y cuando los kirchneristas también hambrean y reprimen al trabajador,entonces los macristas son quienes se aterrorizan.

Sin embargo,y tal como los socialistas argentinos venimos señalándolo desde hace décadas,existe una raíz ideológica que es común en el kirchnerismo y en el macrsmo: es el peronismo menemista de los "malditos años noventa", lo cual los tiende a orientar para ese tipo de resoluciones políticas antiobreras,antidemocráticas y antipopulares.
Es decir: tanto el kirchnerismo como el macrismo son la continuación natural del menemismo,con distintas formas,discursos y gradualidades,pero son menemismo,al fin a y al cabo. Macrismo y kirchnerismo son las dos caras de la moneda menemista.
Y semejante origen político reproduce y refleja ese modelo ideológico neoliberal en sus continuadores kirchneristas y macristas, principalmente en elementos centrales de la economía capitalista de un Mercado dependiente y atrasado,y en un Estado corrompido y desgastado,tales como lo son la corrupción y la represión.

Uno de esos elementos son los contínuos acuerdos de dependencia económica de nuestra Argentina hacia los grandes centros de especulación financiera mundial,así como también la represión amparada y avalada legalmente desde la nefasta "Ley Antiterrorista", el "Proyecto X" y el "Protocolo Antipiquetes",elementos represivos que siguen vigentes en sus variadas formas de aplicación,junto con la corrupción que,entre tantos ribetes y detalles,compromete,ante la Justicia,a altos funcionarios kirchneristas y macristas por igual.

Tales semejanzas vienen a demostrar que existe un obvio "acuerdo político" implícito entre macristas y kirchneristas para evitar que las investigaciones de la Justicia se profundicen y deje en evidencia las redes de favoritismo,negociados y especulaciones que atan y entrelazan oscursos intereses de macristas y kirchneristas.
Observemos que,tanto en las provincias de gestión kirchnerista,como en las provincias de gestión macrista,ambos signos políticos castigan al trabajador.

Ante tal situación de "viveza en la política criolla",tal como lo denunciara Juan B.Justo,los socialistas concordienses repudiamos la continuación del menemismo en el macrismo y en el kirchnerismo,y llamamos a todos los trabajadores,ocupados y desocupados,y a todos los movimientos sociales,democráticos y populares del país,a construir y desarrollar un frente verdaderamente progresista y plural,el cual permita alcanzar y distribuir bienestar,justicia social,equidad,libertad y unidad,es decir: el triunfo socialista para todo nuestro Pueblo y nuestra Patria.