La luna de miel del vendedor de limones

"A lo limone, a lo limone" andan gritando el gobernador entrerriano y su vice, por acá


Lucas Carrasco-. Por suerte, la Familia Halle esta quincena está alquilada al fascismo punitivista. ¿Vos te imaginás qué papelón sería estar justo alquilado a la tilingería garantista (como hace tres años) y tener que servir al gobernador, cuyos dos hijos están en cana porque uno de los dos asesinatos que cometieron fueron delante de cincuenta personas? ¿Qué diría el periodismo patrullero con su sacrosanta moral victoriana una vez que el actual partido gobernante pierda las elecciones? Sería terrible empezar a chuparles las medias al próximo gobernador porque podría aplicar un descuento a los medios paraestatales riéndose de que en su etapa de demagogia punitivista se callaban un poquito por ese tema menor de tener como gobernador al papi de dos nenes que pasean por Buenos Aires con mucha elegancia su condena en Entre Ríos por doble asesinato. Reee catamarqueño todo esto, pero así son las cosas con el gobernador Aldo Ballestena. Menos mal que la Familia Halle esta vez está alquilada al fascismo garantista para manejar al lumpenaje judicial. Dado que esta vez Leonardo Simons llevó al vicegobernador, el Pibe Bazooka, a sus vacaciones mensuales de medio mes. Están de joda en Tailandia mientra la Familia Halle reparte los sobres a la prensa paraestatal con Leonardo Simons inaugurando por décimo novena vez algo -creo que es un escalón o una canaleta de 20 centímetros, no se ve muy bien- en Gualeguaychú, ese barrio al costado de la ruta 14 donde hacen comparsas y contratan Farándula Clase C para que diga giladas en los programas de chimentos; además de manifestar su preocupación porque la municipalidad de la capital provincial esté más o menos acéfala. Más o menos como la provincia.

Estas palmeras, obviamente, piden a gritos ¡limone! ¡limone!

Y sin embargo, la vida sigue igual. Como si nada.
¿Cuánto déficit nos ahorraríamos si privatizamos la agencia de turismo en que se ha convertido la gobernación y le explicamos a la Familia Halle que allá afuera existe algo denominado "mercado laboral privado"? ¿Cuánto menos de luz pagaríamos si dejásemos de financiar las vacaciones de las familias de los gobernadores, los jueces y los garrapatas del presupuesto público?
¿Soy el único que se ha dado cuenta que no hace falta tener gobernador, vicegobernador, intendentes, ni la Familia para manejar la justicia y la prensa, que nos ahorraríamos el dèficit, el megaendeudamiento y hasta podríamos cobrarles impuestos a los ricos si privatizamos la agencia de turismo del Poder Ejecutivo, Judicial y Legislativo? ¿Soy el único que recuerda que a Chiara Díaz se lo jubiló porque vivía en Buenos Aires mientras el gobernador estaba en sus vacaciones mensuales en el exterior, que de pedo pisa Argentina para venir a besarle los anillos al banquero entristecido, Rogelio Frigerio? ¿No es muy obvio que la banda de gánsters de los servicios privatizados hace que la sábana subsahariana en que se ha convertido Entre Ríos funcione más o menos igual si está la mersa viajera o si anda boludeando en Tailandia, Marruecos, o en importantísimas misiones comerciales en países sin playa aunque la que trabaja de hija del gobernador nos muestre por Instagram que en realidad se están patinando nuestros impuestos en Miami?
El ex vicegobernador, José Cáceres, explicó en una de las comisarías periodísticas del Actual Dios Supremo, Leonardo Simons, que estas vacaciones con su vicegobernador son para "recomponer afectos". Una hermosa historia de amor. Un poco cursi y un poco cara, eso sí. Pero mientras el FMI no nos obligue a privatizar la luna de miel gubernamental yo les sugeriría, como próximo destino, si es que hay un hueco en las vacaciones de junio, las playas de Chechenia (el Mar Caspio está cerca): dicen que son ideales para lunas de miel, selfies en Instagram y, de paso, para no andar siempre con el cuento de los limones y poder explicar, el 11 de diciembre de 2019, cuando el periodismo patrullero se entere del curro de la playa de estacionamiento frente al Poder Judicial, los descuentos en los códigos, la privatización de las liquidaciones y otras cosas menores por las cuales el lumpenaje judicial irá a felicitarse al canal estatal del binguero convicto, explicar cómo funcionan las regiones con gobiernos en el exilio.
Dado que el Modelo Catamarca no se puede implementar en Entre Ríos -en Catamarca, una especie de país nórdico europeo a nuestros ojos, no ven bien que el gobernador libere a sus hijitos asesinos- hay que probar el Modelo Chechenia. Un año en Chechenia le vendría bien a Leonardo Simons para ir armando su defensa judicial ante el mismo coro de boludos que hoy les chupa las medias, incluida la Familia Halle, que seguramente volverá al seno materno de la UCR una vez que vayan llegando las encuestas verdaderas. Una pena porque si les mostráramos, de a poquito y sin brusquedad para no provocar un shock ni generar un traumas innecesarios, que allá afuera, a media cuadra, hay algo denominado "mercado laboral" y que funciona no solo sin Estado sino a pesar del Estado, no solo sin ellos sino a pesar de ellos, a pesar de las familias de garrapatas del presupuesto público, podrían llegar a conocer un mundo enteramente nuevo y sin salir del país. Lástima que no alcanzarían a conocer qué son los impuestos, dado que ya saldrían multimillonarios y por lo tanto, exentos de cualquier tributo en esta región africana en plena sudamérica tan generosa con sus monarcas y entenados.

Este tailandés forro amenaza nuestra competitividad internacional. La agencia de viajes tendría que aplicarle un correctivo con ATER. 

Volviendo al punto: ¿no es hermoso hacer amiguitos, como yo, cada vez que escribo?