"El fútbol es fingir indignación creando un conflicto"


Joakito-. Organizado por la Cátedra de Teoría  Psicoanalítica Escuela Francesa, de la carrera de psicología de la UADER se presentó ante un gran marco de público, el libro ""Fútbol y Psicoanálisis", que es el resultado de las jornadas organizadas con el mismo título por esta cátedra desde durante el 2017.
Lo primero que llama la atención -ademas de la gran cantidad de público- en la presentación del libro, es que no es común que los libros académicos sean referidos a algún tema popular -el fútbol en este caso. Por lo general suelen ser tediosos y solo le interesan a ese micromundo que son los docentes universitarios.
Lo otro que llama la atención, es que la cátedra tenga que recurrir a una editorial rosarina para que el libro salga a la luz, cuando la UADER dispone de los recursos económicos y humanos para editarlo, como así también, la ausencia de las autoridades académicas en la Casa de la Cultura provincial durante la presentación.

Con un fragmento del cuadro "Team de fútbol o Campeones de barrio" de Antonio Berni, la docente y psicóloga Norma Barbagelata abrió la presentación agradeciendo a todo el equipo de la cátedra que dio lugar a las jornadas que ahora se ven plasmadas en un libro y resaltó la extrañeza de hablar de la relación entre fútbol y psicoanálisis. En este sentido, remarcó la importancia de la escritura, de como los escritores son "oteadores de lo invisible", y subrayó que ella sin entender absolutamente nada de fútbol  aprendió que algunos jugadores son como esos escritores, son realmente "oteadores de lo invisible" ya que son "sobrenaturales".
Después tomó la palabra Silvina Carmona que además de agradecer recordó que tanto su padre como uno de sus hermanos eran fanáticos del fútbol, mientras que a otros de sus hermanos, por el contrario, no les interesaba para nada, entonces, ella encontrándose en el medio siempre se preguntó ¿Cómo alguien puede ser tan fanático por el fútbol?. Carmona relacionó el fútbol con el psicoanálisis en el sentido de que este libro es un juego de analistas gestando actos de creación (como lo hace cada uno de los participantes del libro) y que este juego implica tomar posiciones, sobre todo en estos momentos tan difíciles de ataque a la educación pública. Para ella, el psicoanálisis es un acto de creación frente a las contingencias que nos permite abrir el juego propio.
También se refirió al acto de la escritura, citando a Margarite Duras - novelista, guionista y directora de cine francesa- quien dijo que escribir es tratar de saber lo que uno escribiría si escribiera. Y que a su vez, la escritura es un enigma, un aprendizaje, y que es un acto de provocación el promover la escritura entre los estudiantes.

En cuanto al efecto que el libro generó entre los participantes, Carmona sostuvo que cada uno se presenta desde su historia personal de vida en relación al fútbol, ya sea como hincha, como madre que acompaña a su hijo a jugar, etc. Y si esta experiencia -la del libro- no los transforma, entonces es porque no han escrito algo.

El libro fue editado por Ediciones Ur Fantasí de la ciudad de Rosario, tiene tapa del músico y artista visual santafesino Martín Pedreti y el prólogo fue escrito por Damián Coirini, títular de la cátedra Clinica II de la Carrera de Psicología de la Universidad Nacional de Rosario, quien tuvo a su cargo el cierre de la presentación. Coirini, se refirió al "sufrimiento" que genera el fútbol, pero sufrimiento asociado al goce, poniendo como ejemplo, cuando uno usa un gorrito de lana de su equipo de fútbol en pleno verano.
A su vez destacó que existe siempre una relación directa entre el fútbol y la filiación, que constantemente te plantea en dónde estas habitando. Este regreso a la identidad, a lo filiatorio genera el interrogante de como lo que te representa -la selección nacional de fútbol, por ejemplo- a la vez te deja afuera. Corini también rescató el fenómeno de la escritura y también de la lectura en relación a la práctica clínica, y sostuvo lo interesante de la "no relación" entre el fútbol y el psicoanálisis. Esta "no relación" tiene que ver con la modalidad de goce en relación con aquello que lo causa, es decir con lo que se pone en juego. Entonces rescató al fútbol, como para ejemplificar las diferentes modalidades de aquello que "no tiene cura", y de que eso se trata el libro: del estatuto incurable del sujeto, y que a diferencia de lo que plantean casi todos los académicos, lo "incurable" deja de ser una categoría negativa, de ahí el aporte del libro.
También sostuvo que lo importante de este libro es que los participantes y las compiladores no intentaron -afortunadamente- hacer del libro un Compendio de Psicoanálisis (los cuales en su mayoría son tediosos y aburridos), y a su vez, como cierre no sólo reiteró el agradecimiento, sino que rescató la experiencia llevada adelante desde la cátedra, ya que en Rosario -quizás una de las carreras mas importantes del país de psicología- jamás se les hubiese ocurrido hablar sobre este tema, siendo que Rosario es una ciudad absolutamente ligada al fútbol.