Arte y educación

Joakito-. Por lo general, se cree que el aprendizaje de cualquier rama del arte no es importante para la vida, como lo son las matemáticas o las ciencias "naturales". Pero el aprendizaje de arte por mas que quiera ningunearse permite una mejor comunicación, ayuda a expresar las emociones, las preocupaciones y a liberar los sentimientos, ya que el arte trabaja sobre diferentes lenguajes comunicativos.
Existe desde todos los órganos estatales en general y en los de formación en particular, una falta de aprecio social por el campo artístico. Vivimos cambios absolutamente radicales sobre aquello que las sociedades democráticas enseñan a los jóvenes.
Si bien, desde el Estado muestran la mejor voluntad, en búsqueda de que las nuevas generaciones aprendan algún oficio, solo se reducen a enseñar conocimientos con la pretensión de que estos conocimientos le permitan la obtención de dinero, menospreciando de esta forma la enseñanza del arte ya que desde este razonamiento el arte no tiene ninguna utilidad para ser competitivo en el mercado global. Esto no es un fenómeno nuevo ya que desde la  revolución industrial se ha minimizado el valor del arte, y nos hemos condicionado como sociedad a verlo como algo frívolo y superficial y no como una calidad y destreza que desarrolla lo mejor en nosotros mismos y que tiene la capacidad de impulsar a la sociedad a ser más justa.
Actualmente, vivimos en un mundo globalizado en donde la sensibilidad y la preocupación por la humanidad son cada vez menos importantes, por lo que es necesario rescatar el interés y el reconocimiento del otro, en esto es donde radica la importancia de la enseñanza artística como oficio.
Al aprender una manifestación artística, los ciudadanos aprenden a observar, hacer, inteactuar, hablar, entre otras actividades de integración.
El arte abre vínculos de comunicación entre las personas, es una manera de libre expresión, hace que los individuos se expresen libremente.
La UNESCO reconoce que es primordial otorgar a la educación artística una prioridad más importante en los programas escolares ya que todas las experiencias que se han efectuado en este contexto han dado resultados concluyentes entre los jóvenes, tanto en el ámbito escolar como en el plano social.

Cualquier expresión artística es una manifestación de la cultura de un pueblo y a su vez el medio por el que se comunican los conocimiento culturales que se transmiten de generación en generación. El aprendizaje artístico fomenta la conciencia cultural y el desarrollo de la identidad.
Es valorable la enseñanza de cualquier oficio técnico, o el aprendizaje de cualquier profesión, sin embargo, debemos tener presente como el mundo del trabajo hoy ha cambiado drásticamente: uno puede ver como albañiles, contadores, abogados e incluso algunos médicos son desplazados por máquinas que preparan el cemento, integran balances, elaboran contratos y realizan diagnósticos mejor que los humanos, sin embargo, el uso de las maquinas no ha podido y no van a poder desplazar nuestra capacidad humana, nuestro arte de conectar y añadir valor a las cosas.
El mercado laboral de hoy requiere de personas que tengan capacidad para poder resolver problemas, que sepan escuchar, analizar datos, comunicar, y colaborar, sumado a capacidades cognitivas como tener una actitud positiva, tener buenos hábitos, una vida equilibrada, y conocimiento básico de los principios universales. Estas destrezas actualmente son bienes escasos y  por lo tanto muy bien cotizados, y el aprendizaje de cualquier manifestación artística facilita la adquisición de tales bienes.