Los legisladores no pueden hacerse los sotas



Eduardo M Romero-. En cercanías al día del trabajador el Poder Ejecutivo habría enviado al Senado un proyecto de ley que tiene que ver con la anunciada reforma laboral y en especial con la forma de calcular las indemnizaciones por despido; ante lo cual muchos medios indican que “el gobierno” pretende modificar la forma de calcular las indemnizaciones por despido.





De pronto comprendí en realidad que se trata de un error no solo semántico sino de concepto ya que confundimos el Poder Ejecutivo con el gobierno.
Nuestra Constitución Nacional establece en su art.1 que la Argentina asume una forma de gobierno representativa, republicana y federal; es representativa porque el pueblo no gobierna sino que elige a quienes gobiernan; es federal por la división territorial y política entre gobierno nacional y gobiernos provinciales; el problema es no comprender la forma Republicana ya que la misma se fundamenta en la división del poder: es decir no ejerce ninguno la totalidad del poder y en nuestro caso el Ejecutivo gobierna, administra y ejecuta el programa político mientras que el Legislativo sanciona las leyes y controla al Ejecutivo y al Judicial y por su parte el Judicial administra la justicia.

Esto significa que el gobierno es ejercido por tres poderes y no puede ninguno ceder sus facultades ni que les sean suprimidas; por ello cuando se señala que el Ejecutivo gobierna no se indica la forma de gobierno, sino que se da cuenta que él conduce y ejecuta los actos propios del gobierno, pero las leyes que establecen el ámbito de la acción del Ejecutivo son dictadas por el Legislativo y violarlas son motivos de condenas por el Judicial.

Por ello lo que puede hacer el Ejecutivo es establecer la política de su gestión en base a la legislación que exista o que sancione el Legislativo.

Sin embargo casi todos tenemos la idea que el gobierno es ejercido por el Presidente y en función de ello cuando se vota por determinado candidato también se vota por los integrantes al Legislativo del mismo partido del candidato sin pensar que se trata una división de poder sino pensando como si fuera importante, solo, la elección del Presidente cuando en realidad dos de los poderes del gobierno tanto Ejecutivo y Legislativo son elegidos a través del voto popular.

Causa dificultades, para ejercer el poder, cuando tanto el Ejecutivo como el Legislativo responde únicamente a un color político como cuando el Ejecutivo es de un color y el Legislativo mayoritariamente es de otro color y esto es así porque el poder en la República debe tener más de dos representaciones para poder ejercer su juego en armonía y mediante el consenso.

Para comprender este concepto analicemos algunos hechos de esta gestión de gobierno.

Cuando se modificó la manera de efectuar el cálculo de la actualización a los jubilados disminuyendo las expectativas de aumentos se indicó que se trataba de una acción de Macri pero en realidad fue un proyecto de ley de Macri que transformó en ley el Congreso donde votaron a favor del proyecto legisladores del partido de la oposición, o lo que es lo mismo decir, si el congreso no lo hubiera aprobado Macri no podría haberlo efectuado.
Otro ejemplo es la imposibilidad para la oposición de lograr los votos necesarios para frenar con una ley el aumento de las tarifas de servicios públicos, respaldando en este caso una decisión del gobierno de Macri.

Muchos opositores ven con desconfianza el monto del endeudamiento externo de la gestión de Macri pero no logran la sanción de una ley que impida continuar con el endeudamiento por la imposibilidad de contar con los votos en el Congreso.

Las sanciones de leyes que modifiquen la jubilación o la indicada reforma laboral solo serán posibles si los legisladores acompañan los proyectos que en este sentido someta al Congreso el titular del Ejecutivo.

El Ejecutivo envió al Congreso un proyecto de ley de despenalización del aborto ante ello será el Congreso quien decidirá sobre la legislación que establezca dicha despenalización y no es resorte del Ejecutivo por más que sea quien envió proyecto a tal fin.

Debemos comprender que la República nos plantea esta división de poderes para que exista distintas visiones en torno a la gestión de gobierno ya sea en aspectos de legislación penal, civil, comercial, impositiva, económica etc. e incluso de la forma en que se destinaran los recurso mediante la aprobación del Presupuesto.

Es por ello que debemos tener presente, al elegir las autoridades, que no se someten a nuestra consulta solo los candidatos a Presidente sino que además lo son los integrantes del Poder Legislativo con quienes comparte el poder el Ejecutivo.

Poco a poco iremos comprendiendo la forma de ejercer el poder y por ende quien gobierna nuestro país, sobre todo conforme avancemos en este camino democrático y por sobre todo con alternancia en el poder que nos permitirán este tipo de análisis o reflexiones.