Ya no sos igual



 Pablo Marchetti-. DIALECTO CONOCIDO


ya sabés

esta es la primera vez que te escribo

a tu casilla ancha

de sólo nueve sílabas

destino angosto para mil sonidos

donde no caben ya contradicciones.



sospechás

desde tus labios hechos y torcidos

de rabia soñada y sonada

que si salís a la vereda tal vez calles.



suponés

que nadie me dice lo que tengo que hacer

porque nadie me dice nada

(eso lo sabés)

y que si al menos intuyera alguna orden

o labio o crisantemo o flor no flor



entonces

cabotaje de un sueño a la deriva

de tu calle alcalina, viento y siglas

pensaría

(ya sabés)

que esta superstición no tiene dueño.



pensaría y pienso y maldigo

y decir “yo” es sólo otra mentira

que se acomoda triste

en el fondo

porque en el fondo siempre está vacío.