¿Què pasa con la Educación sexual en Entre Ríos?



Joakito.- La ley nacional 26.150 conocida como Ley de Educación Sexual creó el Programa Nacional de Educación Sexual Integral con el que se busca garantizar el derecho de los estudiantes de todo el sistema educativo a recibir "educación sexual integral en los establecimientos educativos públicos, de gestión estatal y privada" de todas las jurisdicciones. El enfoque que encierra esta ley supera las visiones parciales que miraban por separado los aspectos biológicos, psicológicos, sociales, afectivos y éticos, incorporándolos en una perspectiva superadora.

¿Qué pasa en Entre Ríos? Si bien en la provincia, desde hace muchos años existe la Ley 9.501, que establece que en la provincia se incluirá tanto en las políticas de educación sexual como en la capacitación y formación en los diferentes niveles educativos, la perspectiva de las relaciones de género. Para lograrlo, el Consejo General de Educación, buscará los mecanismos para contar con un organismo asesor interdisciplinario conformado por representantes de la Federación Sexológica Argentina, de Carreras Profesionales de Salud, Humanidades y Ciencias Sociales, Institutos Superiores Pedagógicos y Organizaciones no Gubernamentales, con demostrada experiencia de capacitación en educación sexual. Al día de hoy este organismo asesor nunca funcionó, además si uno le pregunta a cualquier hijo de vecino que tenga chicos en edad escolar, le van a responder que hoy los chicos no reciben educación sexual adecuada o si la tienen es aisladamente, según la buena predisposición de cada escuela.

Esta ley fue pionera incluso a nivel nacional, sin embargo, hasta el año pasado no se había implementado definitivamente en el territorio provincial, al punto tal que durante el periodo de sesiones del 2017 un diputado presentó un proyecto de ley donde textualmente pide al ejecutivo provincial que  "ponga en plena vigencia la Ley Nº 9.501 que creó el Sistema Provincial de Salud Sexual, y Reproductiva y Educación Sexual que fue promulgada el 26 de junio de 2003, y nunca se cumplió en lo que respecta a Educación, como está plasmado en el Artículo 4º de dicha ley". No se sabe si el proyecto fue aprobado y de ser así, cuales fueron las medidas que tomó la provincia al respecto.

La falta de educación sexual integral en las escuelas, lleva a que hoy en día la mayoría de los gurises en edad escolar -fundamentalmente los que van a escuelas secundarias- desconozcan lo que son las enfermedades de transmisión sexual -exceptuando al HIV- o también que se sigan propagando chistes que tienen a los gay o a los travestis como protagonistas. Pero peor aún, la falta de educación sexual hace que crezcan los casos de maternidad adolescente, ubicando a la provincia en un índice que supera la media nacional en cuanto a embarazadas menores de 20 años: Mientras que el índice nacional promedia el 13% en Entre Ríos, este guarismo llega al 16%. Sin embargo, de acuerdo a lo que informó el Jefe de Gabinete en el congreso nacional en relación al debate sobre el aborto, los egresos hospitalarios por embarazos adolescentes, fueron 8000 en el 2014 (llama la atención que un funcionario nacional de datos de hace mas de tres años) un 17 por ciento del total. En Entre Ríos la tasa -según los datos que dio Peña- es del  22,2 por ciento.

En el ámbito nacional, aunque existe la ley que ampara la educación sexual integral, se supo a partir de una encuesta realizada por la Fundación Huesped  donde muestran que siete de cada diez estudiantes señalan haber observado experiencias de embarazo en su escuela secundaria y que ante esta situación lo que predomina es el debate entre los propios estudiantes  y solo el 39% menciona algún abordaje por parte de los docentes mientras que el 38% indica directamente que no se habló del tema.

Es necesario establecer la importancia de la educación sexual integral entre las adolescentes, fundamentalmente para derribar ese mito de que las chicas se embarazan para "cobrar planes" o "tener un sueldo", como dijo la dirigente de Cambiemos Margarita Barrientos.
En esa línea de pensamiento también se suman el funcionario de la provincia de la cartera de salud, quien sostuvo que "las  mujeres más pobres tienen una vida reproductiva más activa". Desde que existe  la Asignación Universal por Hijo o por embarazo, los embarazos adolescentes solo crecieron un punto porcentualmente.