¿Qué es la "nueva pobreza" ?


Joakito.-  Existe lo que hoy se conceptualiza como "nueva pobreza", esto no quiere decir que antes no hubiera pobres en Argentina, ya sea en el conurbano bonaerense o en el Barrio Perejil de Paraná, pero lo que está apareciendo es un nuevo tipo de pobreza que esta vinculado al hacinamiento urbano vinculado al proceso de desarrollo y crecimiento de las ciudades.

No basta hablar de "pobreza cero" o de desarrollar políticas públicas que se focalicen en los sectores pobres, sino que es necesario pensar en políticas sociales y de desarrollo que tengan como objetivo resolver la cuestión social. Se trata de pensar sobre todo en la necesaria conexión que existe entre la cuestión social. el conflicto social y la crisis.

¿Qué es la cuestión social y qué relación tiene con el conflicto social?
Existen varias definiciones teóricas, ideológicas e incluso teológicas sobre la cuestión social, pero a la hora de fundamentar una planificación de políticas públicas la mas aceptada es la que realizó el teórico Robert Castell que la definía como "una aporía (es decir, una contradicción que se niega a sí misma) fundamental en la cual la sociedad experimenta el enigma de su cohesión (lo que te mantiene unido) y trata de conjurar el riesgo de su fractura...".

Si nos detenemos a pensar en los datos duros -ya sean los que se dan desde el estado o desde sectores privados- se puede observar que existe una tendencia a la mejora de la pobreza, pero que es una reducción que no modifica los patrones de distribución. Las desigualdades siguen existiendo -aunque se reduzca la pobreza- ya que se ven claramente diferencias en el acceso a servicios de salud, de educación y de igualdad social entre los distintos sectores sociales. Es decir que no es posible hablar de pobreza sin considerar que se ha ampliado el sentimiento de privación de la población. Las brechas entre las expectativas de consumo en relación con los ingresos reales reconfigura absolutamente las nociones de inclusión y exclusión. Es ahí, en esa dupla donde está presente la actual cuestión social. No es el pobre el que genera una "aporía" sino el que se encuentra excluido. En la medida que no se pueda resolver el problema que se genera en la dualidad inclusión/exclusión, la cuestión social generará mas conflictos.


El desafió que tienen por delante quienes ocupan espacios de poder es la búsqueda de consensos para la construcción de políticas universales que le den recursos a la población mas vulnerable, y también generar instrumentos económicos que ayuden a modificar esta desigualdad. Es decir, que no basta con generar "emprendurismo" o "cooperativas" de desocupados -que es loable pero no basta- sino que para resolver la cuestión social y evitar un conflicto es necesario pensar propuestas en la provincia y a nivel nacional mas estructurales en términos económicos, como por ejemplo, abrir procesos de reformas impositivas y un análisis en torno a todo el sistema tributario (empezando por el IVA).
También -en esta línea está pensada la iniciativa de la Ministra de Desarrollo Social de la Nación en cuanto a la nueva estructuración de los planes sociales- es necesario modificar el sistema administrativo del estado que le den velocidad a los planes y acorten las distancias entre las necesidades de los excluidos y los tiempos organizativos de la burocracia.

No se va a solucionar la exclusión que viven amplios sectores de la sociedad en la provincia, si en vez de generar una linea estatal de créditos para los pobres que trabajan y que les falta esencialmente capital para renovar maquinarias y tecnologías y dar un salto de escala en el proceso productivo, se le dan esos créditos al sector concentrado de la economía provincial, es decir, a la Sociedad Rural.