¡Por fin se acordaron de la pobre gente!



Ezequiel Bauman-. Solo la anestesia que les provee la autodenominada "prensa independiente" puede disimular que recién ahora los políticos en el Congreso se acordaron de la gente y luego de tres años de tarifazos cuasi delictivos, pretenden tomar cartas en el asunto y buscar tarifas racionales. En buena hora que tomen cartas en el asunto, pero el pueblo no debe olvidar que durante tres años hicieron silencio. Solo la educación hará que los ciudadanos no sigan permitiendo tener políticos mentirosos e imbuidos en la corrupción, esa que en la era de la posverdad (que es la mentira de siempre pero con otro nombre) se denomina "conflicto de intereses", como los que afronta, para vergüenza histórica de la Unión Cívica Radical y la memoria de Yrigoyen, Alvear, Frondizi, Illia y Alfonsín, el tristemente célebre Juan José Aranguren, el peor Ministro de toda la historia argentina.




Tarde, muy tarde pero finalmente el Congreso Nacional tomó cartas en el asunto de las tarifas de servicios públicos privatizados, como el bochorno de la tarifa eléctrica (en todo el país, la energía que se produce tiene que ir a un solo distribuidor monopólico, una empresa privada llamada Camessa). Aislando al PRO, único partido político que defiende abiertamente el asalto al bolsillo del pueblo, desde el kirchnerismo hasta el partido de Carrió, pasando por la tímida UCR y el tímido peronismo conservador, van a hacer valer su mayoría para moderar los aumentos. Por primera vez, se rompe el bloque de neoliberales al interior de los grandes partidos políticos que tuvo la Argentina en sus mejores momentos: la UCR y el PJ.
De paso, por lo tanto, hay que recordar que fueron ellos los que se negaron a tomar esta medida de racionalidad durante tres largos años ante la avaricia extranjera y la corrupción del PRO y su emblemático CEO del Ministerio de Energía. Llamar "peronismo racional" a quienes por omisión o, en el caso del contador Bordet, por acción, llevaron adelante durante casi tres años esta política irracional de tarifazos constantes en la electricidad, es poco serio.

La discusión de la tarifa eléctrica, en cualquier lugar del mundo, es una discusión política, no una discusión económica ni de números como la quieren plantear los corruptos. Si uno quiere favorecer el país, su industria, su comercio, el bolsillo de sus trabajadores, pone tarifas razonables. Si uno quiere favorecer a las petroleras extranjeras, pone a Araguren como Ministro de Energía o calla, siendo legislador.
Los legisladores están facultados para censurar ministros. También para legislar, de manera que prime el sentido común y la decencia. Ni hablar los jueces, en el evidente caso de corrupción de Juan José Aranguren, que además es confeso: él confiesa ser accionista de Shell y tener dinero en el exterior porque no confía en su propia honestidad en la gestión como Ministro que debe controlar a la empresa de la cual fue CEO y es accionista: el dinero que gana por los dividendos de sus actos de corrupción como ministro, lo lleva al exterior para que la Justicia cuando actúe no se lo pueda incautar. Lo dice públicamente el propio ministro, sin que ningún juez o fiscal de prisión preventiva fácil actúe ni los grandes medios lloren por la república corrompida por el populismo de derecha. Es el primer ministro en la historia del país que anuncia que ya tiene planificado como fugarse de la Justicia.
El Presidente de la Nación defiende públicamente este acto de corrupción de su ministro y la prensa oficialista llama a este acto de corrupción "conflicto de interés". Mientras tanto, el ciudadano debe penar para pagar los tarifazos irracionales producto de la desmedida codicia y la ausencia de decencia en la función pública.
Los mismos que inventan que los opositores tienen cuentas en el exterior y nunca muestran prueba alguna,. ante delincuentes confesos pero pertenecientes al gobierno nacional que defienden a capa y espada, omiten este alevoso fraude a la Patria. Y lo hacen en nombre del periodismo independiente. Y denominan "oposición racional" a la que estafa al pueblo con tarifazos y/o reacciona luego de tres años de indefención ciudadana. ¿Los llamarán ahora "irracionales"a Bossio, Carrió, Pichetto, Negri?