El PROperonismo de Gualeguaychú



Gerardo Pressman-. La desflecada reunión del PROperonismo de Gualeguaychú mostró que "el peronismo de los gobernadores" no tiene gobernadores. Por si fuera poco, cualquier análisis racional sobre el futuro de este emprendimiento tiene que partir de la base de que carecen de un insumo fundamental: tener votos propios.


Sergio Urribarri, presidente de la Cámara de Diputados, utilizó su cuenta de Facebook para defender a Cristina Kirchner del ataque de los ex ultraK reunidos en Gualeguaychú, para jolgorio de Mauricio Macri que ve que la única esperanza de ser reelecto como Presidente de la Nación radica en una simultánea atomización y división del peronismo. Quizás Macri se equivoca. Pero esa es su estrategia por ahora y su hoja de ruta, la que comenzó a transitar cuando largó la campaña electoral por la triple reelección: la de María Eugenia Vidal como gobernadora bonaerense, la de Horacio Rodríguez Larreta como Jefe de Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y la suya propia como Presidente de la Nación. El PROperonismo de Miguel Pichetto reunido en Gualeguaychú pareciera hacerle los mandados a Macri teniendo en cuenta su estrategia, aunque los gobernadores huyan de su convocatoria.
Es raro. Un peronismo de los gobernadores sin gobernadores.
La convocatoria en Gualeguaychú fue pobre. Un rejunte de "Sin Votos" donde las caras visibles eran Miguel Pichetto, Pedro Guastavino (Senador Nacional por Entre Ríos, en su segundo mandato, aunque no es conocido es oriundo de Gualeguaychú) y Diego Bossio, que viene de sacar el 6% en el experimento bonaerense con Randazzo. Un dato no menor es que el PROperonismo carece de candidato en provincia de Buenos Aires, donde se concentra el 39% del padrón electoral.
También carece de candidato en CABA, Santa Fe (Omar Perotti pegó el faltazo), Córdoba (Schiaretti se alejó por considerarlos piantavotos) y Mendoza. Además de que perdieron durante las elecciones legislativas del 2017 en los tres distritos donde se supone que eran fuertes: Río Negro (ganó el kirchnerismo), Salta (ganó el kirchnerismo) y Entre Ríos (ganó Cambiemos).
Ningún armado nacional es serio si no planta bandera en provincia de Buenos Aires.


Gustavo Bordet usó la red de medios paraestatales para decir que saluda la reunión de Pichetto, a la que no asistió porque fue a escuchar a Macri su monólogo en Misiones (para la red de medios paraestatales fue a plantearle a Macri algo de las inversiones imaginarias a las que recurre Bordet cuando no sabe qué decir). Tampoco asistió el intendente de Gualeguaychú, Martín Piagio, enrolado en el kirchnerismo.
Conclusión: lo que iba a ser una contracumbre para mostrar "el peronismo de los gobernadores" juntó a un puñado de dirigentes con problemas para meter un concejal en una elección.
Quizás por eso no participó el gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, que volvió a lanzar por cuarta vez su candidatura presidencial. Asegura que esta vez sí la concretará, aunque no sabe a través de qué partido político.

El contrapunto tiene un intermedio. Urribarri, en su escrito, resalta que esa reunión intenta quitarle chances de reelección a Bordet, dado que el kirchnerismo cuenta con un capital electoral importante. Quizás este razonamiento de Urribarri explique el faltazo de la totalidad de los gobernadores convocados a Gualeguaychú.
Bordet dejó pasar el mimo pero es probable que sepa que su mentor tiene razón. Sin embargo, sigue librando una batalla descontrolada contra Urribarri en Tribunales.
A pedido de su jefa política, la Ministra de Gobierno y Justicia Rosario Romero, el procurador Amílcar García salió a victimizarse por ser siempre oficialista: "antes me cuestionaban que proteja a Urribarri y ahora me cuestionan que lo persiga" dijo sin sonrojarse, dándole la razón a los que lo tildan de panqueque de los oficialismos. Su declaración, a pedido del actual oficialismo provincial, buscaba quedar como un fiscal independiente. Le salió al revés. Pero la prensa paraestatal replicó sus dichos como si se tratara de un estadista jurídico. Quizás porque se encuentran en su misma situación.