Colegio Villa Domínguez: consecuencias de una inundación y un hombre aburrido



Manuel Langsam-. Lo que nunca se publicó es cómo surgió y a quien perteneció la primera idea de un colegio en Domínguez. Esta tiene un nombre y una situación particular, de la que fui testigo circunstancial, ya que en esa época trabajaba para la Jewish Colonization Association.

El nombre es Sr. Saltiel (un ingles cuyo nombre no recuerdo) y la situación particular la gran inundación del año 1959.

El Sr. Saltiel, que era el Nº 2 de la Jewish en la Argentina, hacía una inspección anual en las distintas administraciones que tenia la institución en las provincias de Buenos Aires, Santa Fe y Entre Ríos.
Le tocó estar en Domínguez en el momento que debido a las extraordinarias lluvias en el otoño de 1959, se cortaron todos los caminos (que eran de tierra) así como las comunicaciones con Villaguay por la crecida del arroyo.
No corrían ni los trenes.

Habituado a un ritmo de labor muy europeo, se paseaba furioso y aburrido por la oficina de la Jewish en Domínguez, mirando por la ventana la lluvia que no dejaba de caer y los inmensos lodazales en que se habían convertido las calles.
Quería hablar por teléfono a Buenos Aires y no lo lograba. Las comunicaciones no eran lo que son hoy. Había que solicitar a las telefonistas el pedido a las 8 de la mañana y, con suerte, se la conseguía a las 3 o 4 de la tarde. A veces, no se lograba en todo el dia.

Mirando por la ventana observaba el movimiento del pueblo y le llamó la atención la gran cantidad de jóvenes que pasaban. Entonces le preguntó al Sr. Samuel Aizicovich (el administrador local) si todos esos chicos no ocupaban su tiempo en nada. Si no trabajaban o estudiaban.

- ¡Cómo no! Le contestó Aizicovich. Son todos los chicos que estudian en Villaguay y ahora no pueden ir porque los caminos están cortados…

-Y... ¿Por qué no se ve la posibilidad de hacer un colegio en Domínguez y asi se evitan que los jóvenes pierdan su tiempo y solucionan ese inconveniente de una vez por todas? La Jewish, como
responsable de la colonización en la zona, apoyaría esa idea y sería un gran adelanto para el pueblo y para las colonias vecinas.

-Hay que empezar a trabajar esa idea.


Pasó el temporal, se regularizaron las comunicaciones, pero el Sr.Saltiel no abandonó su idea del colegio y cada tanto preguntaba al Sr. Aizicovich sobre los progresos de la gestión.
Este, que también era el referente en la zona del partido gobernante en la época (la UCRI), hizo contactos con el gobernador, Dr. Raúl Uranga y con el vice-gobernador Dr. Julio Cesar Fernández (que era de Villaguay), recibió su apoyo y entonces llamo a una reunión.



Lo demás, ya es historia conocida.