Feroz interna en Cambiemos

Lucas Carrasco-. La derecha es inevitablemente grasa, de bajo nivel cultural y excesos de soberbia de cuna. Pero tiene peones que disimulan mejor la soberbia, aunque lo grasa no se los quita nadie.

Es viernes, Cambiemos tiene un feroz interna y la escenifica sobre la ciudad de Paraná. Por un lado, Sergio Varisco hace la Fiesta del Termo mezclando músicos con zapateros (que arreglan zapatos) como la Banda 21 y Los Palmeras. Muestra pluralidad: estarán Kapanga, que son K, los Palmeras, que son menemistas, Banda 21, que son una ONG (Orquesta Notablemente Grasa) y además hay músicos, como el Combo Mutante, Jairo y Baglietto, que tuvieron épocas donde las canciones que aún cantan eran nuevas: hace apenas 40 años. Pero son músicos.



Mientras tanto, otro dirigente del PRO, recién alquilado y con el entusiasmo del flamante empleado que entra a una empresa y quiere quedar bien con los jefes, Carolina Gaillard, hacía un Monumento a Andy Freire en el estacionamiento sin autos que la esposa de Leonardo Simons hizo en la puerta del despacho de su marido, para tentarlo con que pase más tiempo en Argentina. Loable intento. Pero...La fealdad estética del estacionamiento sin autos hizo que el plan fallara y Leonardo Simons sigue dando vueltas por el mundo.
Advertencia a la esposa de Leonardo Simons: cuando su marido no sea reelecto, el Doctor Candado, Amílcar García, hoy en una clínica de rehabilitación linguística por tener las papilas gustativas con olor al calzado de Leonardo Simons y Rogelio Refrigerio, tratará de quedar bien con sus nuevos amos judicializando el mamarracho ése del estacionamiento sin autos. Pegar en la heladera el siguiente cartelito: "BUSCAR EN EL DICCCIONARIO LA PALABRA: LICITACIÓN". Se la van a recordar mucho el lumpenaje judicial y el periodismo patrullero, hoy rabiosamente oficialistas.  

Esposa de Leonardo Simons tratando de que el gobernador vuelva a Argentina


Leonardo Simons sentado en un bar contemplando esta plaza en Bruselas


El Homenaje a Andy Freire consistió en patinarse los impuestos para poner mesas y sillas para "emprendedores" que van de claque para el proselitismo: grasitud garantizada, a niveles altísimos. La demagogia en su máximo esplendor.



Amantes de la banalidad de la tontería (porque El Mal les queda grande) no sabían a cuál evento grasa concurrir. Todo un megadrama ideológico que profundiza la grieta esa de Palermo a las dos de la mañana, trasladada como interna de Cambiemos en la noche paranaense.



Por ejemplo, Sergio Bergman, disfrazado de planta: ¿adónde debería concurrir? ¿A escuchar zapateros y donar pañales para el Hospital San Martín o al Homenaje a Andy Freire? ¿Etchevehere, un verdadero emprendedor con el dinero ajeno, debería mandar sus esclavos para que bailen con los palmeras o tendría que llevarlos a probar mermelada casera en la puerta de Casa de Gobierno en conmemoración del Paro Internacional de la Mujer?
Son dilemas complejos, en cierto modo irresolubles.
Quizás alguien debería mediar en esta interna de Cambiemos. Yo propongo que sea el Mago sin Dientes.