Entre Ríos: la luz más cara del país



Eduardo M Romero-. El incremento de la tarifa por el consumo de la energía eléctrica ha calado hondo en el bolsillo de los consumidores motivando una serie de reacciones en distintas poblaciones de nuestra provincia; nuestra localidad no escapa a esta regla y tanto autoridades locales como provinciales de los distintos poderes y organismos junto a la Cooperativa de Electricidad han realizado reuniones a los fines de encontrar algún camino que disminuya este impacto.



Con el fin de llevar alguna claridad a esta cuestión cabe consignar que solo unas pocas factura están alcanzadas con subsidio, la mayoría ya no cuenta con tarifa subsidiada, por ello este incremento es de tarifas y no por eliminación de subsidios.

La otra cuestión a consignar es que la tarifa es fijada por un organismo provincial y que tiene distintos valores para los  bloques de energía consumidos el primer bloque de hasta 100 KW tiene el costo menor y pasado este consumo entra en el 2do. Bloque con un precio mayor por kilowatt y lo mismo para el tercer bloque –a mayor consumo más caro la energía- la suma de los consumos más el cargo fijo que se cobra todas las factura origina lo que se denomina “costo total de la energía” en la provincia que resulta una de las más caras en el país, a ello se suma lo que se denomina “contribución única” cuya tasa varia siendo mayor para los que más consumen pero además la suma del costo total de la energía más la contribución única devenga IVA al 21%.



Pero tambien la ENERSA y las Cooperativas facturan al consumidor un impuesto provincial establecido por la ley 8916 para el fondo de desarrollo eléctrico.
Hasta acá es igual, la facturación, en toda la provincia sea cooperativa o ENERSA quien preste el servicio domiciliario.

Pero además en el caso de la ciudad de La Paz, la Municipalidad de La Paz, por ordenanza 34/79 percibe un impuesto municipal del 8% por la utilización del espacio público; por ordenanza 100/85 con la denominación de APER una contribución del 2%, destinándose el 1% a APER y el otro 1% a Turismo; y por último la municipalidad percibe la tasa de Alumbrado Público según ordenanza 39/88.

Cabe consignar a manera de ejemplo que una factura con un costo final y total de $580,79 las cargas impositivas por las ordenanzas municipales señaladas alcanza la suma de $115,98 de donde representa el 20% de los 580,76 facturados.
Por ello es bueno que el Intendente se haya reunido con integrantes de la Cooperativa de Electricidad en la búsqueda de algún paliativo para esta situación; debiendo comprender que ante el crecimiento sostenido de los precios habida cuenta de la inflación y la determinación del gobierno nacional y el provincial de incrementar las tarifas de servicios se hace necesario la búsqueda de alguna contención para este impacto en el bolsillo de muchos.

Es bueno que el Intendente proponga algunas alternativas para la disminución del impacto, sin dudas como en toda situación de crisis alguno deberá padecer recortes que no resultan simpáticos.

Se habló extraoficialmente de posibilidades como la de derogar la ordenanza que dispone la contribución para APER lo que valió críticas del presidente de esta institución indicando que “era para la gilada” cuando en realidad en la situación de crisis aun lo poco ayuda, por poco que sea, y además se trata de cuestiones ejemplificadoras que hacen necesario demostrar que todos ponemos el hombro en la crisis y no solo algunos.-

La Asociación de Promoción Económica Regional se creó hace muchísimos años con el propósito de fomentar la radicación industrial en un terreno donado por la Municipalidad de La Paz y con aportes Provinciales fue generando el espacio para las futuras radicaciones industriales y en un principio como la institución debía sostenerse, en sus comienzos hasta lograr el crecimiento, se dispuso por ordenanza del año 1985 un fondo que primero fue del 4% y luego del 2% que debió compartir con Turismo pero en realidad han pasado largos 33 años desde la percepción de la contribución y APER no ha logrado generar sus recursos propios para sostenerse a pesar de que una pocas radicaciones se fijaron en sus terrenos una de ella la Cooperativa Agropecuaria La Paz, que integra APER y otra del Sr. Garnier el actual presidente de APER, además de alguna otra.-

Estamos en una situación crítica donde todo ayuda pero además luego de 33 años de contribución ¿no habrá llegado el momento de evaluar a la luz de los resultados o de la experiencia si el proyecto es viable o no?

Con el Alumbrado Público debería estudiarse métodos más modernos que posibiliten abaratar su costo y de esta manera aliviar la presión impositiva; además se podría estudiar un destino distinto de la contribución que la Municipalidad de La Paz obtiene de la Empresa Provincial de Energía por la instalación de la estación transformadora que existe en la zona del Parque Industrial y de esta manera generar un alivio impositivo a los consumidores de energía.

Pero acá no termina la cosa en la factura de luz, de pago voluntario, se abona un aporte de capital que en el caso de una factura de $580,79 lleva el costo final a $603,79 o sea $23 más,  es decir un 4%.

Es de esperar que “se haga la luz” que nos permita encontrar algún paliativo al menos a esta situación de crisis más allá de lo que decidan los gobiernos nacionales o provinciales y que miremos el conjunto y no la quinta de cada uno.