Tulio Halperín Donghi



Gonzalo García Garro-. Tulio Halperín Donghi. Nació en 1926. Fue el historiador más destacado de esta corriente, la “historia oficial renovadora” o simplemente “mitromarxista”. Abogado y Profesor de Historia. Decano de la Facultad de Filosofía y Letras en 1957 durante la dictadura militar. Entre sus más importantes trabajos mencionamos: “Argentina en el callejón”, “El espejo de la historia”, y “La Republica imposible”. Autoexiliado, desde 1972 trabajó como investigador en la Universidad de Berkeley, Estados Unidos. Allí falleció hace pocos años.


A pesar de que se marchó del país hace más de 40 años, regresa a Argentina, periódicamente. Parece ser que tan larga ausencia lo llevó a cometer increíbles y surrealistas análisis de la situación nacional que el lector podría leer en el diario “La Nación”.

H. Donghi fue el típico intelectual que expresa el directorio cultural y mediático que pretende controlar el pensamiento del país, distribuyendo prestigio entre ciertos habitantes repetidos del mundillo cultural. Por ejemplo, se puede leer con respecto a H. Donghi la siguiente calificación: “el más grande historiador”.  Y conceptos elogiosos por el estilo. En realidad se bendice este tipo de personajes por afinidad ideológica, para que los postulados que sostienen ganen consenso entre los sectores sociales a los que se necesita influir. Afinidad ideológica que tiene siempre un denominador común: el antiperonismo atávico y visceral.




Para muestra basta un botón. Así analiza H .Donghi lo ocurrido el 16 de junio de 1955 en la Plaza de Mayo:
“El 16 de junio, cinco días después de la desafiante procesión de Corpus, estallaba un alzamiento apoyado sobre todo en la Marina de Guerra. Luego de horas de combate en torno al edificio del Ministerio de Marina y de un bombardeo y ametrallamiento aéreo del centro de la Capital por los revolucionarios”. 
Este es el análisis “marxista” de quien es considerado una eminencia del pensamiento histórico. La acción terrorista de bombardear blancos civiles es ametrallamiento aéreo llevado a cabo por “revolucionarios”!!! Este es un claro ejemplo de como la “historia oficial” (hoy Social o Renovada) cultiva la desmemoria. Los simples datos de la masacre (350 muertos y más de 2000 heridos) hubieran bastado de sobra para que el bombardeo a Buenos Aires fuera materia central de numerosos trabajos de investigación. Si no lo fue, es en gran medida porque la clase que perpetró tamaña agresión no se ha hecho cargo de sus crímenes y sostiene a los Romeros y a los Donghi para así perpetrar una política de olvido y desmemoria.

En mayo del 2006 estuvo Halperín Donghi en la Argentina para presentar su último ensayo al que tituló: “El revisionismo historiográfico como visión decadentista de la historia nacional”. En la mencionada presentación habló, por supuesto de “la lenta agonía de la Argentina peronista” y sentenció entre otras cosas: “la sociedad peronista está muerta”. Solo la recóndita raíz liberal puede explicar como un “gran pensador” cae en manifestaciones tan poco serias llevado por su profundo antiperonismo gorila.

Esta corriente historiográfica, hoy imperante en la Universidad y demás centros académicos ha generado también una vertiente divulgadora administrada por Felix Luna.