Ñancay y la contaminación del agua

José Luis Regalado-. Ñancay un paraje perdido en el sur entrerriano del departamento Islas del Ibicuy.

En su conglomerado de casas de una treintena de familias sus habitantes sufren, por distintas circunstancias falencias graves, que por años no fueron resueltas por las distintas gestiones.  Muchos vecinos nos han hecho llegar sus quejas y la calidad del agua es una de ellas. Tienen una red domiciliaria deficiente, con seudomona, según los análisis a los que tuvimos acceso,  que también es la que  uministra este elemento vital  a la escuela Primaria Nº 11 de dicho paraje y cuando no, lo hacen de los depósitos comunitarios que son grandes tanques plásticos que se encuentran en la calle.



Los análisis  químicos de la muestras de agua realizadas por el Ibro, Instituto homologado para estos estudios,  y extraídas de estas dos fuentes de suministros,  dieron de calidad deficiente,  alertando a los vecinos del lugar que se interesan en su salud y preservar la misma,  según comunicaron.
Las muestras de la red aparte de Seudomona,  supera en un 400 % los valores de cloruros permitidos por los entes y el Código Alimentario.
Los tanques de suministro comunitario abastecidos por un camión cisterna, como se mencionó, tampoco cumplen con los requisitos para suministrar agua de calidad, ya que como se dijo tienen Seudomona, con el consabido peligro que estas bacterias ocasionan a la salud de la comunidad.






Ni que hablar del volumen y la presión de la línea que no alcanza para nada y deben acudir a los contaminados tanques comunitarios, comenta un vecino de la zona, para hacerse de este vital elemento.

Las promesas de campaña fueron la de suministrar agua de calidad de un pozo cercano con sus correspondientes análisis. A dos años nada se vio, comentan habitantes del lugar.


Las quejas no son solo por el agua. También la sala de primeros auxilios no presta los servicios esenciales, carece de médico por una interna política de la Presidenta de la Junta de Gobierno la Sra. Elvira Horst, y el referente de salud del departamento el ex senador Eduardo Melchiori, a esto se le suma que tampoco tienen medio de traslado como una ambulancia para las emergencia, nos comentan.
El estado de los caminos tampoco es el óptimo y muchas veces es otro reclamo común en los vecinos.  Este Paraje Ñancay sufre inundaciones por lluvia y por el arroyo del mismo nombre conectado al Río Uruguay.
El pueblo más cercano es Ceibas, que se encuentra a 15 kilómetros en caminos intransitables en días lluviosos y otro tanto de la Rta 14.
Todo esto suscita el reclamo de los vecinos a la presidenta de la Junta de Gobierno y al coordinador de estas el señor Gustavo Samacoitz, que según dichos de los vecinos, que hace décadas tiene este cargo y solo aparece en periodos electivos en esta comunidad, sin acudir a otra junta como la de Médanos que también tiene graves complicaciones, expresaron.