"El periodismo no garantiza riqueza ni poder"


 Daniela Sánchez-. Con una extensa trayectoria en la radio en la ciudad de La Paz, Eduardo Martín Romero cuenta a las jóvenes generaciones de periodistas cómo han evolucionado -para bien o para mal- las cosas en el periodismo. Y de paso, da su visión, desde el periodismo, de cómo está el país y la provincia de Entre Ríos



¿Cómo ves al periodismo de hoy? ¿En qué te parece que es mejor que antes y en qué te parece que ha empeorado?

En realidad ha sufrido (para bien o para mal) profundas transformaciones sobre todo de la mano de nuevas herramientas a partir de la aparición de internet . La información en una ciudad como La Paz en los años noventa era una herramienta muy tardía, recuerdo la rapidez de la teletipo de LT40 con el agravante de que ante síntomas de tormenta interrumpía su servicio, las demás herramientas eran la radio o la televisión, con muy poca señal desde el orden nacional, solo los diarios nacionales y provinciales eran las verdaderas herramientas pero se contaba con ellos al mediodía, un verdadero inconveniente para quienes hacíamos radio desde las 7 de la mañana. Esto obligaba a mantener una información permanente en nuestros archivos personales ya que no era posible “googlear”, la información la debía poseer cada uno de nosotros; hoy por el contrario se accede rápidamente y velozmente a distintas fuentes de información, incluyendo la internacionales y nos informamos casi de manera presencial de cada uno de los acontecimientos, lo cual mejora la tarea, pero por otra parte también debemos aprender a diferenciar las noticias o informaciones falsas de las verdaderas y en algunos casos existen fronteras muy sutiles, lo que complica la tarea del periodismo sobre todo por la costumbre de la premura en abordar temáticas.
También aparecieron figuras muevas como el periodismo militante, que complica la manera de tomar dimensión de algunos hechos. Es cierto que todo periodista tiene su propia ideología y es cierto que se debe ser leal dando siempre cuenta de la ideología que forma nuestras visiones, pero otra cosa es la de militar desde el periodismo ya que me parece no deja espacio para la verdadera reflexión o critica.
Pienso que ni es mejor ni es peor el periodismo o la forma de hacer periodismo, si digo que es distinto y punto, la evaluación de mejor o peor siempre será relativa.

En tus escritos soles rescatar lo bueno y lo malo de cada gobierno, más allá de la ideología de cada uno. ¿Cómo ves al gobierno nacional?

Pienso que la tarea del periodismo es profundamente crítica, quienes se ofrecen para gobernar deberían ofrecer por el bien del país, por ello lo bueno es lo natural, lo malo es la materia de opinión o de investigación. Por ello soy muy crítico a las gestiones de gobierno y en el caso del gobierno nacional lamentablemente a pesar de las esperanzas de muchos no salen de su conflicto de errores repetidos y marchas y contramarchas que les impide poner en práctica su forma de gobierno. Solo mantienen las medidas cuando acuerdan con la oposición y cuando solo perjudican a los que no tienen poder, en los demás supuestos las cosas siguen como antes o peor.

 ¿Y al gobierno provincial?

Una situación parecida a la del gobierno nacional y con una acción que solo busca administrar hasta llegar con el menor daño posible al 2019, incluso con un discurso muy parecido al del gobierno nacional intentando acuerdos con dirigentes y poco con la gente.

 ¿Qué creés que pasó en La Paz para que en pleno bastión del peronismo ganara la intendencia Cambiemos?

Lo mismo que ocurrió con la Provincia de Bs. As. o con buena parte del conurbano bonaerense o con Córdoba o con Jujuy entre otros lugares: la gente quiso probar otra cosa. Es más, necesitaba probar otra cosa para establecer si el cambio era posible o no; los dirigentes justicialistas o kirchneristas  no entendieron que la gente quería luego de 12 años probar con alguien distinto mientras que las estructuras peronistas o kirchneristas pensaron que podían continuar las mismas figuras con pequeños enroques.

¿Tenés alguna filiación política, más allá del ejercicio del periodismo?

Siempre creí que nuestro país tiene todos los recursos necesarios y que primero debíamos autoabastecernos y una vez que logremos el desarrollo salir a competir al mundo y solo la doctrina del desarrollismo me contuvo en estas aspiraciones, acabado el mismo no encontré otro espacio político que me contenga.

¿Qué es lo que te motiva o inspira, para decirlo de alguna forma, a elegir tal tema para desarrollarlo en una columna y no tal otro?

Es una decisión personal que me mueve casi improvisamente cada martes cuando me siento a escribir la columna, si bien en algunos casos la idea sobre la estructura aparece antes, pero fundamentalmente hay temas que me preocupan y otros que quizás son importantes para muchos no me mueven a la reflexión, es cierto que mucho ayuda el debate con otras personas.

¿Qué les aconsejarías a los jóvenes que recién están empezando en el periodismo? 

Lo primero es que se trata de una pasión y que no garantiza riqueza ni poder, solo puede en el mejor de los casos dar popularidad, pero lo primero es “no creérsela” como dicen los jóvenes; ni todos los halagos son sinceros ni toda disputa es movida por el odio, en realidad es una profesión como muchas, con momentos gratos y con duros sinsabores pero por sobre todo es necesario estar permanentemente informado y actualizado, lo que requiere un esfuerzo. 
Además, que tengan presente que tampoco garantiza el éxito electoral ya que muchos podrán gustar de nuestra tarea pero pueden ser pocos los dispuestos a votarnos, por eso es una profesión no un escalón para conseguir algo.