turismo

 Julio Huasi-. turismo







la luna abrió su navaja a resorte y

degolló a los pobres que violaban la costa,

la policía devolverá sus cabezas

para que puedan trabajar mañana.

Nuestros pies no ensuciarán la arena,

las playas de américa estarán bajo el poder

de rosadas uñas norteamericanas.

Mejor pues, los cazaremos desnudos.