“Pink Floyd y Spinetta fueron mis primeros descubrimientos”

Rolando Revagliatti-.Marisa Negri nació el 24 de junio de 1971 en Buenos Aires, capital de la República Argentina, y reside desde 2011 en el Delta, partido de San Fernando, provincia de Buenos Aires. Es Maestra Especializada en Educación Primaria, Profesora de Castellano, Literatura y Latín, formada en Especialización en Educación por el Arte (Instituto Vocacional de Arte), con posgrado en Arteterapia (Universidad Nacional de Arte) y postítulo en Escritura y Literatura en la Escuela Secundaria. Es Bibliotecaria Escolar, cursa la carrera de Bibliotecóloga y se desempeña desde 1990 en la educación pública como Profesora de Literatura. Desde 1995 a 2005 coordinó el Taller “El Revés del Cielo” en la Municipalidad de Zárate, provincia de Buenos Aires. Junto al músico Alejandro Dinamarca tuvo a su cargo talleres de Arteterapia para adultos mayores. Desde 2010, con Alejandra Correa coordina el programa “Poesía en la Escuela”. Organizó concursos de plástica y literatura y participó en mesas …

Peyret, precursor del cooperativismo




Sara Elena Bruchez De Macchi-.  En otro orden de cosas, pero siempre afín con la colonización, se manifiesta Alejo Peyret en 1878 partidario del movimiento cooperativista, afirmando que no basta erigir una colonia y abandonarla sino que debe fomentarse la instalación de instituciones cooperativas; bancos de crédito agrícola para ayudar a los trabajadores rurales, cooperativas agrícolas donde el agricultor pueda comprar artículos de consumo a precios ventajosos y donde pueda depositar su cosecha en espera de una venta conveniente, por último instalación de fábricas cooperativas que beneficien a la producción y al productor.



Por tal circunstancia podría considerarse a Peyret como uno de los precursores y propulsores del movimiento cooperativista en Entre Ríos.



Este pensador y hombre de acción murió en Buenos Aires el 27 de agosto de 1902.

La trascendencia de su obra en beneficio del país que generosamente le abrió sus puertas, adquiere singular resonancia y su nombre se encuentra ligado estrechamente a los que colaboraron en la gigantesca obra de la organización nacional.

El escritor G. Diarreas concluye una sintética biografía de Alejo Peyret con estas palabras que hacemos nuestras:

"Ha traído al edificio de la sociabilidad argentina algo más
que un grano de arena, y es justo que entre los argentinos perdure su memoria, rodeada
de respetuoso agradecimiento".