Los espacios culturales públicos en Paraná


Joakito.- ¿Que se ha hecho y que no en materia de política cultural y espacios de manifestación culural?

Esta es una época marcada por diferentes disputas mas allá de la contiendas electorales. Una de esas disputas fue la que se dio en el marco de las políticas culturales. Vale recordar que el verano del 2017 estuvo marcado por la agenda que planteaban los actores culturales de la capital entrerriana, sobretodo desde la Asamblea en Defensa de la Cultura.
Otro de los puntos para la reflexión es que además de la subordinación de la cultura a instancias económicas y políticas de la propia sociedad, el campo cultural sufre en nuestra ciudad de la dependencia de las metrópolis (querer parecerse a Buenos Aires o a Rosario), siendo una de sus consecuencias por lo tanto, el debilitamiento de las instituciones del campo cultural. Sin embargo, a diferencia de las grandes ciudades en Paraná escasean las propuestas y lugares culturales financiados solamente por el sector privado.



 En este punto, la necesidad de contar con espacios culturales en buenas condiciones es fundamental. Por eso es loable la acción del gobierno provincial en haber recuperado diferentes lugares para la acción cultural: el museo de la casa de gobierno, la finalización de la Sala de Convenciones en el Parque Urquiza, la Sala Manuel Antequeda y los recientes trabajos que se están realizando para recuperar el viejo teatro de al lado de la iglesia Sagrado Corazón, que va a ser abierto al público en julio de este año con el nombre de Centro Cultural Saenz Peña. Esta sala actualmente funciona como sala de ensayo de la Banda de la Policía de Entre Ríos,esta ubicado en calle Carbó, frente a la plaza Sáenz Peña (por eso el nombre) y desde el gobierno provincial se contrató al especialista Gustavo Basso (ingeniero electrónico, violinista de la Orquesta Estable del Teatro Argentino de La Plata y profesor de Acústica en las Universidades de La Plata y Buenos Aires). Basso detalló que la idea es que la sala funcione tanto como de ensayo pero también para la realización de espectáculos. Explicó que se están haciendo mediciones físicas del lugar, y después realizaran un proyecto en base a un modelo matemático para luego implementarlo en forma práctica. Según informan desde el gobierno provincial se tiene previsto una inversión de 7 millones de pesos para la recuperación y puesta en valor, de este nuevo centro cultural que tendrá capacidad para 400 personas.



Este nuevo espacio cultural se suma a una zona que tiene varios enclaves culturales: el Centro Cultural Municipal "Juan L. Ortiz", la Casa Provincial de la Cultura, y la misma Plaza Saenz Peña que tiene un patrimonio histórico debido a que ahí Francisco Ramirez en 1920 eligió el sitio para  formar las trincheras y luego su ejército, un año después dejará el lugar a cargo de su medio hermano, Ricardo López Jordán, como un ejército de reserva.
La plaza Saenz Peña es un punto de encuentro de cientos de vecinos que a diario asisten a caminar, trotar, tomar mate, estudiar o simplemente a compartir un momento agradable con amigos, y donde por lo general, casi todos los fin de semanas se realizan diferentes números artísticos, desde teatro callejero hasta recitales, sin olvidar que en la misma plaza funciona una de las pocas calesitas que quedan en la capital entrerriana. Sin embargo, no todo es color de rosas en la historia de esa plaza: siglos atrás, se realizaban juicios y eran castigados con la muerte los robos, las deserciones y otros delitos. A los acusados se los fusilaba y hasta se los colgaba por unas seis horas para que la gente los viera.