Soy Superman y me chupan la pija

Lucas Carrasco-. Llevo muchos años aguantando golpes de la corporación política y periodística.  Y sin embargo, resucito y resucito. Nací para romper las pelotas.

LIBIA: destino final de refugiados africanos que son comprados, vendidos y asesinados



Jon Escobar-. Cientos de refugiados africanos están siendo comprados y vendidos en “mercados de esclavos” en toda Libia cada semana, un traficante de personas le ha dicho al portal de noticias Al Jazeera, muchos de ellos detenidos por rescate o forzados a la prostitución y la explotación sexual para pagar a sus captores y contrabandistas.


Muchos de ellos terminaron siendo asesinados por sus contrabandistas en el desierto abierto o murieron por sed o accidentes automovilísticos en el vasto desierto de Libia, dijo Salman*, el traficante de personas.
Un depósito de cadáveres en la ciudad sureña de Sebha, un punto de entrada para muchos refugiados procedentes de África, está repleto de cadáveres, y el refrigerador defectuoso empeora la situación, según un funcionario de salud libio. El funcionario en Sebha, a 650 kilómetros al sur de la capital, Trípoli, describió horrendas escenas de cuerpos arrojados de tres en tres o más a las puertas de la instalación de salud de Sebha por contrabandistas. Los refugiados que murieron nunca fueron identificados y muchos terminaron enterrados sin nombres ni tumbas adecuadas, dijo.
El funcionario de salud, que se negó a dar su nombre por razones de seguridad, dijo que la morgue de Sebha solo tiene un refrigerador disfuncional que puede contener los cuerpos durante un máximo de tres días, pero termina quedándose con ellos durante meses.
“Los cuerpos terminan siendo descompuestos dentro del refrigerador y a menudo emiten hedor asqueroso”.
“Hacemos un llamamiento a la Organización Mundial de la Salud para que nos ayude con un refrigerador nuevo, pero todavía tenemos que recibir una respuesta positiva de ellos”, agregó.
Los refugiados y migrantes -la mayoría de Ghana, Nigeria, Camerún, Zambia, Senegal, Gambia y Sudán- son contrabandeados a Libia por una red de bandas criminales con la promesa de llegar a las costas de Europa. Libia es la principal puerta de entrada para las personas que intentan llegar a Europa por mar, con más de 150,000 personas haciendo el cruce mortal en cada uno de los últimos tres años.
La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) dijo el martes que había entrevistado a inmigrantes de países del oeste de África que relataron haber sido intercambiados en garajes y aparcamientos en Sabha, uno de los principales centros de contrabando de personas de Libia. La OIM dijo que había hablado con un inmigrante senegalés, que estaba recluido en una casa privada en Sabha junto con otros 100 más. Fueron golpeados y obligados a llamar a sus familias para arreglar el dinero para su liberación. El migrante no identificado fue comprado por otro libio, que fijó un nuevo precio para su lanzamiento.
Según los informes, algunos de los que no pueden pagar a sus captores son asesinados o abandonados a morir de hambre, dijo la OIM. Cuando los migrantes mueren o son liberados, se compran otros para reemplazarlos.
Salman, el traficante de personas, explicó en detalle sus rutas por Libia y le dijo que su “negocio” se había multiplicado varias veces desde la caída del líder libio Muammar Gaddafi. Agregó que los refugiados son primero presentados a los traficantes por oficinas de trabajo privadas en las ciudades de Agadez y Zinder en el vecino Níger.
Salman dijo que una vez que recibe una transferencia por cable para los refugiados de un “comandante” en Níger, comienza el proceso de transporte. Contó que cobra entre 1.000 ($ 735) y 1.500 ($ 1.100) dinares libios por persona, y una vez que recibe el pago, los inmigrantes son cargados en vehículos maltratados de cuatro por cuatro y conducidos por el sofocante desierto de Libia, donde las temperaturas superan los 50 grados. Celsius durante la temporada de verano.
“Recojo migrantes de al-Qatron [en Libia] y los transporto a Sebha”, dijo Salman
“Este es un acuerdo acordado con otros comandantes en Níger y otros países africanos”.
Las mujeres en particular son indefensas y en su mayoría están atrapadas en Libia sin ningún lugar adonde ir.
Al-Qatron, una pequeña ciudad a unos 300 km al sur de Sebha y cerca de la frontera con Nigeria, es el punto de partida para muchos de los miles de inmigrantes que entran en Libia cada año. Una vez en Sebha, los refugiados son llevados bajo el control de un “comandante” que les proporciona comida, refugio y protección, antes de ser vendidos como esclavos a otras redes de contrabando u otros comandantes en varias ciudades libias.
Los refugiados se ven obligados a vivir en patios abiertos o en habitaciones desvencijadas sin un saneamiento adecuado.
Ahmad*, un residente de Sebha, le dijo que la prostitución forzada estaba muy extendida en la ciudad.
“El barrio de Abdel Kafi es una de las principales plazas donde existen los anillos de prostitución”, dijo Ahmad.
Agregó que las personas estaban siendo subastadas en la ciudad, con hombres y mujeres que vendieron 1.000 dinares libios ($ 735). Otros de Ghana y Camerún podrían buscar varios miles de dinares libios.
“Los libios no tienen un problema con los migrantes africanos”, dijo Ahmad, y agregó que “en los últimos años Sebha había visto una afluencia de países como Ghana, Camerún, Nigeria y Zambia, junto con Chad y Níger”.
Mohamad Hasan, ciudadano libio y residente de Sebha, le dijo que presenció cómo cinco mujeres eran vendidas por un comandante a otro y de inmediato las obligaban a prostituirse.
“He visto a mujeres africanas recibir órdenes de trabajar en clubes nocturnos privados que atienden a las comunidades de migrantes en Libia y son forzadas a la prostitución”, dijo.
Hasan, dueño de un restaurante frecuentado por inmigrantes, dijo que “las mujeres en particular están indefensas y en su mayoría están atrapadas en Libia y no tienen adónde ir”.