La Unisectorial selfie contra el tarifazo

Pablo Mori-. Con la humildad -de convocatoria- que los caracteriza, se realizó en la Plaza 1º de Mayo de Paraná una concentración para manifestarse en contra de los aumentos en los servicios públicos.

La truchada de las fundaciones




Joakito.- En épocas estivales suele escasear la producción de contenidos en las agencias periodísticas -bah, tratándose de Entre Ríos ,esta escasez es durante casi todo el año-.

Al no existir noticias muchos se encargan de "inventarlas" reproduciendo gacetillas de prensa del único pope financiero que tiene la provincia: el Nuevo Banco de Entre Ríos. Este banco, propiedad de Eskenazi, suele tirarse flores a sí mismo, repartiendo gacetillas sobre las bondades de su accionar, particularmente a través de su Fundación.



La existencia de las fundaciones, además de un lavado de cara, generalmente busca la exención total de rentas, y no un fin filantrópico. Los fines filantrópicos de las empresas, generalmente están vinculados al desarrollo de la llamada Responsabilidad Social Empresaria.
La Responsabilidad Social Empresaria significa hacer negocios basados en principios éticos y apegados a la ley, esto quiere decir que la empresa tiene un rol ante la sociedad, ante el entorno en el cual opera, cosa que, todos saben, Eskenazi y sus bancos nunca tuvieron.



Las Fundaciones vinculadas a las empresas, las fundaciones conocidas como ONGs que se transforman en empresas en sí mismas son parte del llamado Tercer Sector. Estas ONGs y Fundaciones nunca actúan buscando el bienestar de las comunidades a las que están ligadas, sino mas bien, por el contrario, lo que buscan -como toda empresa- es la máxima capacidad de ganancia, y la creación de Fundaciones no solo que le permite una importante exención impositiva, sino que además logran captar la atención de la sociedad ya no como meros especuladores -que es lo que son, sobre todo las Fundaciones vinculadas al negocio bancario- sino como "gente de bien" que busca "devolver" lo que ha ganado a la sociedad. Publicidad y, encima, con dinero de los clientes de la empresa -por ejemplo, las donaciones que les piden los supermercados para...¡Hospitales Estatales!...que ellos, además de mentir y presentar como donación de dinero propio, descuentan impositivamente. Es decir, ganan por todos lados una renta extraordinaria a cambio de la moral trucha, la pauta publicitaria (que también se desgrava impositivamente) y la publicidad engañosa.

Es importante señalar la diferencia entre lo que significa una "Fundación" y una ONG: Mientras que las primeras como ya se ha dicho, buscan el desarrollo de la máxima ganancia para sus empresas, las ONGs, son un experimento desarrollado luego de la segunda guerra mundial por las potencias mundiales, para desarrollar tareas en los países emergentes o del Tercer Mundo; es decir que las ONGs, lo que suelen realizar (esto se repite hasta el día de hoy) es un trabajo lisa y llanamente de colonialismo cultural y económico. Esto lo podemos observar en la Argentina de Cambiemos donde la mayoría de los funcionarios nacionales de segunda y tercera linea, son cuadros provenientes de las ONGs.
No por nada, la política del emprendedurismo es la única que se les ocurre para llegar a cumplir su eslogan de"pobreza cero" (eslogan a su vez creado por usinas internacionales como la fundación Konrad Adenaur).

James Petras -un prestigioso sociólogo posmarxista estadounidense- realizó un interesante trabajo de crítica a las ONGs, centrándose en el país de Bolivia, donde demuestran que las ONGs efectivamente ayudan a trabajar en políticas de alivio de la pobreza, pero vinculadas a planes de ajuste, es decir, que estas organizaciones han sido clave para poder llevar adelante una reestructuración neoliberal del estado, sobre todo porque han contribuido a debilitar a las organizaciones de base y populares de la sociedad civil.

Volviendo a las diferencias entre unas y otras, quizás la diferencia mas tajante es que al contrario de las Fundaciones, las ONGs no pueden invertir en la Bolsa ni comprar ni vender propiedades para su propio lucro.
El trabajo de las Fundaciones como la del BERSA solo aportan a la debilitación de los actores políticos tradicionales (que ya de por sí están debilitados), pero a su vez, el crecimiento de "Fundaciones" y que sean sobrevaloradas por la opinión pública también le conviene a los gobernantes de turno, ya que estas van a llevar adelante acciones que le corresponden desarrollar al estado como lo son las políticas para el desarrollo de la cultura, la tecnología, la educación y el deporte.