"El humor siempre tiene una víctima"


Joakito.- El stand up es un género artístico que en los últimos tiempos viene creciendo en cantidad, tanto de quienes lo realizan como en el acompañamiento del público. Este fenómeno se observa a nivel nacional a tal punto que Netflix incorporó especiales de este género a su plataforma. Entre Ríos no es la excepción, y los integrantes de Litoral Stand Up Comedy así lo demuestran. A la salida de una de sus funciones charlamos con Belisario Ruiz e Ignacio Grümbaum dos de sus integrantes sobre qué significa realizar humor en Paraná y los desafíos del stand up en la región.

Joakito: ¿Existe el humor paranaense?

Belisario: Existe  humor hecho en Paraná, si vos me pedís una identidad, algo que atraviese a todos los  humoristas que trabajan en Paraná, me parece que no. Es tener una fe metafísica que yo no tengo. Sí existe el humor en Paraná y por ahí muchos o varios nos pareceremos en algunas cosas, de ahí  que genere una marca me genera mas dudas.
Ignacio: Coincido bastante con el maestro. Me parece que el hecho de estar en una ciudad haciendo comedia, es estar haciendo humor paranaense, porque estas en un lugar y en un momento y es único e irrepetible, donde te atraviesan un montón de cosas como comerte las "S", eso es re de un lugar. No hay que renunciar a eso, hay que tener una identidad. Vivo en Paraná hace 15 años, es mi segunda ciudad, la ciudad que yo adopté para vivir y hago humor hace 10 años acá. Algún aporte hice -no para que quede en los libros- sino aportar desde un lugar a construir desde el humor. Después que haya una homogeneidad, que en ningún lugar lo hay..., pasa que en otros lugares se ven mucho mas exponentes con distintas cristalizaciones del humor.


Joakito: Che que respetuosos que son, no se interrumpen, póngale onda.

Ignacio: Pasa que estas tan serio que hiciste las preguntas muy claras...
Belisario: Ya que estamos en la onda seria, agrego que hay algo que son cuestiones de género artístico. Nosotros estamos dentro del teatro, hacemos monólogos de humor, que tienen ciertas particularidades, que son el monólogo stand up, que tiene particularidades. Y eso atraviesa nacionalidades, locaciones..

Joakito: ¿Cuales son esas particularidades?

Ignacio: Son cosas del género que ocurren aquí y ahora siempre. Vos le estas hablando a la gente, no hay "cuarta pared", hablas desde un lugar sin hacer aseveraciones. Hablando de las cosas que observas de una manera graciosa...
Belisario: No hay personajes, no hay escenografía, no hay vestuario. Vos me vas a ver en el escenario de la misma manera en que estoy en el bar. Después en cuanto a la letra, a la lírica si queres, es un género bien estructurado, en el sentido que son ocho tipo de remates de un chiste, cuatro recursos puros de humor y a partir de ahí vos lo podes enriquecer con lo que quieras. Pero es super codificado. Por eso vas a encontrar a muchos standuperos que se parecen mucho.

Joakito: Ah, igual que la poesía en el formato slam...

Ignacio: Es que es uno el que elige las palabras...

Joakito: De todas maneras a diferencia del slam a nivel local, que no tiene público -ustedes lograron construir un público de stand up en la región.

Ignacio: Tampoco hay que ponerse a definir, esto es poesía slam, esto es stand up, son cosas que van muy pegadas, van por el mismo carril.
Belisario: Volviendo a lo que es en Paraná, acá no, pero en otros lugares, se que hay muchos standuperos que hacen poesía, que va a los slam. Le pone el matiz de humor a la poesía, la trabajan desde ahí. Por eso cada lugar tiene sus particularidades. Ponele, el formato slam, de competencia, ha mutado también y se han empezado a hacer competencias de slam, con jurados.  El stand up y el slam se nutren. En ciertos lugares los bordes están contaminados.
Ignacio: Hoy en día tratar de definir un género y decir hasta acá llega la poesía o hasta acá llega el slam... En poesía elegís las mejores palabras para decir lo mas bello, en el stand up elegís las mejores palabras para decir lo mas gracioso. Es lo mismo.
Belisario: Suscribo cien por ciento en eso último.

Joakito: ¿Hay algo de lo que no nos podemos reír?
Belisario: Yo creo que no. Mi opinión es que como sociedad, nos podemos reír de cualquier cosa. Lo que pasa es que no cualquiera se ríe sobre determinado tema y no cualquiera puede hacer chistes sobre ese tema.

Joakito: ¿Pero hay algún tema del que no se pueda hacer chistes?
Belisario: Podes hacer chistes de cualquier cosa, pero no cualquiera puede hacer chistes. Pensando tópicos clásicos cuando aparece esta pregunta: El holocausto judío. Yo no me puedo reír pero sí los judíos se ríen sobre eso.
Ignacio: Mirá, uno puede hacer chistes sobre lo que quiera. Algunos se quedan en la cabeza, otros los compartís con íntimos, algunos los tiras en el escenario o todos los podes decir en el escenario pero bancate las consecuencias, porque esta sociedad tiene reparo sobre un montón de cosas.
Belisario: Yo coincido con él que cada chiste tiene su público y un artista tiene que ser consciente de a quienes está llegando.

Joakito: ¿Pero qué chistes no se pueden hacer en Paraná? Y lo contrario ¿cuales son los chistes propios de Paraná?
Belisario: Toda comedia tiene código. Nosotros tenemos los nuestros como ciudad, como los debe tener el santafesino también. Vos cuando recurrís a un tópico como comediante siempre hablas algo que pueda ser reconocido...

Joakito: ¿Hay algo de lo que no se rían?
Ignacio: Hay muchas cosas que me causan mucha gracia. Muchas cosas que me divierten mucho que no se si a todo el mundo le causaría gracia. Y hay cosas que no. Llega un momento que consumís tanto material que no es tan fácil reírte con algunas cosas. Después hay cosas que no son muy directas -ya ni se que estoy contestando- pero yo me río de casi todo.
Belisario: El humor siempre tiene una víctima. Vos te reís de algo o de alguien. Puede ser una persona, una costumbre, un hecho político, es decir vos observas algo y te reís de eso. A mi no me gusta particularmente el humor que es sobre el débil, a algo que es fácil pegarle (el pobre, el negro, la mujer cuando hacen chistes machistas). A mi me parece que el humor tiene que ir contra los poderes...
Los chistes que hacen sobre Gabriela Michetti (vicepresidenta argentina) en sillas de ruedas me parecen encantadores, te estas riendo de Michetti, no de un trapito que te cuida el auto. Yo hice un chiste y lo puse en el facebook, la puse a Michetti, el otro era Triacca (Ministro de Trabajo de la Nación) y el encabezado era "Basta de Tracción a Sangre", lo que digo con el chiste es que ellos son unos caballos, no me estoy riendo de la discapacidad. ¿Puede ser maltendido? sí, y bueno, el que tiene ganas de que se lo explique se lo explico y al otro le digo que me la chupe. Siempre cuando haces un chiste alguien se puede enojar, el tema es quien se enoja, quien no, si está dispuesto a aceptar una explicación o una disculpa.
Contestando sobre algo en particular, me parece que la violencia en general es algo de lo que no nos podemos reír.