Llamado de emergencia

Joakito.- Lorena Leonhardt, es de Gualeguaychu. Su hermana falleció el año pasado sin que exista un diagnóstico certero que explique el proceso de deterioro de su cuerpo a lo largo de un mes de internación.

La realidad de Ser Mujer en Pakistan

Por Jon Escobar-. Pakistán es considerado un país no apto para mujeres, debido a la poca tolerancia hacia el género femenino, a la falta de leyes rígidas que defiendan a la mujer de la violencia y la desigualdad.


Una mujer en Pakistán no sabe lo que es tener derechos, aunque en febrero pasado, el Parlamento del estado de Punjab, el más poblado de Pakistán, aprobó la Ley para la protección de las mujeres contra la violencia. A grandes rasgos, esta ley supone un paso adelante en la lucha contra la violencia de género y ofrece las garantías que puedan contemplarse en normativas similares en Occidente. La nueva legislación ofrece una protección legal a las mujeres contra la violencia sexual, psicológica o doméstica, sin precedentes en Pakistán. Además, contempla la creación de un teléfono de denuncia gratuito, y el establecimiento de alojamientos provisionales para mujeres víctimas de abusos.
Pero como es de público conocimiento su estado actual es débil debido a la gran controversia que generó en el país, donde los manifestantes opositores no van a permitir que se “occidentalice” su país, teniendo en cuenta que la ley va “en contra” de la constitución de Pakistan.
Un video donde dejamos un breve resumen de lo que es la vida de la mujer en Pakistán (por جون اِسكوبار)
Queremos compartir ademas un excelente trabajo del fotógrafo Enrique Morenatti, que en su exposición fotográfica llamada “Violencia de género en Pakistan” nos muestra una cruda realidad acompañada de historias realmente injustas y desgarradoras.
Kanwal Kayun, de 26 años, fue rociada con ácido luego de que se divorciara de su ex pareja y decidiera seguir sus sueños de ser azafata:



Najaf Sultana quedó ciega y con el rostro desfigurado luego de que su propio padre le rociara ácido porque ya no quería más mujeres en la familia.



Nalia Farhat fue atacada por uno de sus vecinos al que había rechazado para casarse. El ataque ocurrió cuando la aún niña iba camino a la escuela, y junto con la complicidad del profesor, su agresor le roció ácido en la cara.

Shammen Akhter sufrió de abuso sexual por parte de 3 hombres que, además, la quemaron con ácido. La chica no denunció a sus agresores por temor a posibles represalias.

Shehnaz Usmamm también fue agredida sexualmente mientras dormía. Posteriormente fue rociada con ácido por sus mismos agresores. Sin embargo, la madre de 5 pequeños decidió no denunciar por miedo.

Irum Saeed fue quemada con ácido a los 18 años, luego de que  no aceptara la propuesta de matrimonio del joven que posteriormente la marcó así de por vida.

Shahnaz Bibi fue agredida con ácido durante una disputa familiar. Ella nunca se ha sometido a ninguna cirugía plástica.

Saira Liaqat fue rociada con ácido por su propio marido, que no etuvo de acuerdo que ella se quedara a vivir con sus padres hasta que terminara la escuela. Tenía 15 años.