“Pink Floyd y Spinetta fueron mis primeros descubrimientos”

Rolando Revagliatti-.Marisa Negri nació el 24 de junio de 1971 en Buenos Aires, capital de la República Argentina, y reside desde 2011 en el Delta, partido de San Fernando, provincia de Buenos Aires. Es Maestra Especializada en Educación Primaria, Profesora de Castellano, Literatura y Latín, formada en Especialización en Educación por el Arte (Instituto Vocacional de Arte), con posgrado en Arteterapia (Universidad Nacional de Arte) y postítulo en Escritura y Literatura en la Escuela Secundaria. Es Bibliotecaria Escolar, cursa la carrera de Bibliotecóloga y se desempeña desde 1990 en la educación pública como Profesora de Literatura. Desde 1995 a 2005 coordinó el Taller “El Revés del Cielo” en la Municipalidad de Zárate, provincia de Buenos Aires. Junto al músico Alejandro Dinamarca tuvo a su cargo talleres de Arteterapia para adultos mayores. Desde 2010, con Alejandra Correa coordina el programa “Poesía en la Escuela”. Organizó concursos de plástica y literatura y participó en mesas …

La derrota intelectual




Salustriano-. El principal conflicto que atraviesa hoy la izquierda democrática no es la trasnfugueada de los ex kirchneristas, sino la derrota intelectual en la que está sumida la propia izquierda democrática.


En la medida en que enfrente se consolide como de hecho está sucediendo a la vita de todos, una centroderecha con aspiraciones neoconservadoras, como es Cambiemos y sus satélites del peronismo colaboracionista, el país necesitará con urgencia la construcción de un polo opositor, anclado en la construcción de una alternativa de poder pero que sea también alternativa en lo ideológico, lo cultural y lo económico. Para lo cual, hay que abordar la derrota intelectual.

Definimos como derrota intelectual al uso de las categorías analíticas del adversario. A la asunción de su cosmovisión. A la renuncia a las banderas propias. A la negación de la dimensión simbólica propia de la política.



Los cambios de discurso -que con tanta nitidez pueden verse en el gobierno de Bordet, hasta hace poco, un ultrakirchnerista de primera fila, hoy un servidor de Macri pa´ lo que guste mandar- se revelan insuficientes para ganar las elecciones, tanto en octubre como de cara al 2019. Aún así, lo peor de los que se dan vuelta como panqueques es la derrota intelectual que le provocan al campo nacional y popular y la izquierda democrática.
Costará mucho remontar la cuesta. Hoy los enunciados ideológicos de la izquierda democrática y el peronismo nacional y popular colisionan de manera inmediata y visceral con las acusaciones de corrupción y con el panquequismo de tantos dirigentes que apenas cambió el viento de cola de la política se montaron sobre una nube de oportunismo. Tal nube se disipará. El modelo económico excluyente es la gran contradicción que corroe por dentro a la centroderecha neoconservadora hoy dominante en el país.



Esto no significa que haya que sentarse a esperar que "se agudicen las contradicciones". Sino que hay que construir una alternativa pensando que el Talón de Aquiles de lo que hoy parece una hegemonía imbatible en lo electoral, el Talón de Aquiles lo tiene en la economía. Ademas de que esta hegemonía electoral no es una hegemonía cultural. Aún la mayoría de la población quiere un Estado que garantice salud y educación públicas de calidad, intervención en la economía para corregir las desigualdades que genera el mercado y para garantizar trabajo bien pago y con derechos laborales y sociales como estipula ni más ni menos que nuestra Constitución Nacional y por si fuera poco, también nuestra reformada e incumplida Constitución Provincial.