Lucas Carrasco volvió (con todo) a la literatura



Osvaldo Quinteros-. Después de muchos años, Lucas Carrasco volvió a publicar un texto literario.
Para el sitio de su amigo e integrante de Noticias Entre Ríos, Marcelo Faure. Como era de esperarse, es un texto duro, corrosivo y polémico.
M. Faure dirige La Nota Digital, el principal periódico del norte entrerriano y correntino. Su prestigio internacional es poco conocido en la localidad norteña donde vive.
Faure tiene una larga trayectoria cultural, tiene publicados más libros que los dedos de tres manos y sigue siendo un incansable proletario de la poesía. Docente universitario, ha sido uno de los precursores del Revisionismo Histórico en toda la Argentina desde antes que el kirchnerismo (al cual adhirió de manera crítica) existiera. Su reivindicación de los Hermanos Kennedy le ha valido prestigio internacional. Ha sido galardonado innumerables veces como escritor, poeta, historiador y periodista.
Ha viajado por medio planeta y pasa sus días en La Paz, Entre Ríos, luchando por la ecología, el under cultural y un mundo más justo en la economía.
Fue compañero de la breve estadía -hace más de 20 años- de Carrasco en el Partido Comunista. Faure se fue primero pero nunca dejó de ser el único tipo que, en su pueblo, era de izquierda y vivía como un hombre de izquierda. Aún sigue siendo un hombre de izquierda que vive REALMENTE como un hombre de izquierda, aunque esté enrolado en la izquierda peronista. Así se ganó el respeto de todo el ámbito cultural entrerriano.
El texto de Lucas Carrasco es novedoso, porque no sigue la línea de lo publicado anteriormente en su literatura. Se tomó una década para volver a la literatura amarga que lo llevó a ser querido y tan odiado, después de tanto fragor en el periodismo, pero valió la pena.
En todo caso, los lectores, juzgarán.
Acá está el escrito en cuestión.