"Francisco es un cambio cultural para el mundo"


Joakito-. Es el Secretario General del Partido Justicialista en Entre Ríos, exvicegobernador y un polemista de fuste. En esta parte de la charla aborda la cuestión del peronismo como fenómeno cultural. Comenzando por el fenómeno del primer Papa Latinoamericano.



Joakito: ¿Crees que cambió la cultura popular con la asunción del Papa Francisco?

José Cáceres:  Yo creo que sí. Creo que el Papa ha logrado bajar un mensaje en los sectores católicos, -por supuesto que hay muchos que son muy conservadores en el catolicismo, que no les gusta lo que esta haciendo Francisco, pero su investidura ha bajado una linea política desde el Vaticano que me parece que ha muchos católicos conservadores los está convenciendo de tener una visión del mundo a partir de pensar en los pobres, en los refugiados, de los ancianos, de los privados de la libertad, todo lo mas parecido a Cristo digamos, me parece que es el pensamiento del Papa Francisco y esta cambiando algunos mentalidades. Pero lo mas importante es que su paso por el Vaticano va a dar lugar a nuevos curas que tendrán otra visión del mundo y que tendrá la Iglesia Católica en cada comunidad. Yo creo definitivamente que Francisco es un cambio cultural para el mundo católico y para el no católico también. Pero básicamente para el católico y la parte del mundo donde vivimos que es Latinoamérica, me parece que le hace bien, no se si lo vamos a ver en el corto plazo, pero creo que con el tiempo, lo que Francisco está haciendo, se va a ver el cambio cultural.


Joakito: Tenés una larga militancia vinculada a lo comunitario ¿Creés que existe un problema cultural con el tema de los comedores populares en cuanto a la falta del almuerzo en familia?

José Caceres: Si, lamentablemente. En los 90, que había una política económica que creo se puede llegar a repetir, donde había crecimiento económico pero había mas pobres. Hoy, a mi me parece que toda la gente que "se cayó del mapa" no sube más, lamentablemente. Fue tan alevoso el ajuste, los despidos (centenas y miles de personas que se quedaron sin trabajo) y que no fueron visibilizados porque obviamente el PRO tiene una aparato comunicacional y una forma de vender un producto-fíjate que ese es otro tema cultural: te venden candidatos como si vendieran un celular, vendieran un auto, vendieran un jean- la acción política de ellos para ganar elecciones es fantástica. Mienten sin ningún problema y al otro día no pasa nada, están los "archivos de la mentira" y no se, como que no pasa nada. Pero volviendo a la pregunta, en los 90 aparecen los comedores, y se llenan los comedores por la pobreza, hay una explosión en el 2001. Después empieza a haber progresivamente una mejora en esos sectores que iban a los comedores comunitarios -básicamente, los gurises- y fijate vos, hasta que punto será, que yo soy presidente de un Centro Comunitario que se llama "Solidaridad" -que no es un sello de goma, lo creamos en 1984, no es un invento para pedir subsidios, al contrario- y en los 90 abrimos dos comedores. Nosotros en el 2013, 2014 ya estábamos pensando qué hacer en el espacio libre que se generaba en el comedor. Pensábamos en hacer talleres o carreras -tema que, imaginate si habíamos mejorado- que discutíamos con la universidades en crear algo como Maestros Cocineros o Cheff, algo que tenga -que tiene o que tenía salida laboral- porque los restaurantes y los hoteles funcionaban bien, entonces era algo que uno podía imaginarse. Pero además lo maravilloso era ver que había menos gurises y trabajar. Por ejemplo, en uno de los comedores atendíamos casos de parasitosis, y algunos casos puntuales de desnutrición, todo trabajado con el centro de salud del barrio. El remanente de chicos que iban quedando, eso es un problema cultural, porque a pesar de haber mejorado, ellos se habían criado en el comedor, como que "había que ir al comedor", y el comedor no era el de la casa, era el comunitario, muy triste porque ese fue un cambio muy negativo. Que lamentablemente desde que asumió Macri, por mas que digan que "el país creció 2 puntos", que bajaron la inflación a la mitad. la misma que ellos mismos habían subido a 40 puntos. Bueno, nosotros pasamos de atender 95 chicos cuando asumió Macri en diciembre del 2015  a 260 -datos de hace una semana- y lo peor es que hay un crecimiento. Yo he escuchado testimonios muy dolorosos de las cocineras y de la gente que administra los comedores, cuando no alcanza, cuando falta. Mas de una vez me preguntaban si habían que decirles que no o echar agua, entonces salimos y buscamos donaciones.
A mi no me gusta ir al comedor. Se que la gente que trabaja ahí cuando voy se siente bien, pero como yo soy un dirigente político del peronismo, me aterra pensar que alguien crea que es una utilización política. Fui hace como seis meses al comedor del que era mi barrio y vi un muchacho de mi edad, que nos conocemos de chico, terriblemente avergonzado. Obviamente, me fui para que no se sienta incómodo, es muy doloroso lo que esta pasando hoy. Pero sí, la cultura del comedor, la instauró el neoliberalismo con un país que crecía como crecía la pobreza y lamentablemente hoy con las mismas políticas esta volviendo a pasar lo mismo que pasó en los 90.

Joakito: ¿Que influencia tuvo en tu formación política el "Pacha" Rodriguez?

José Caceres: Muchísimo. Yo tenía inquietudes políticas en el Centro de Estudiantes Secundarios y en el marco de la Multipartidaria en la época previa al inicio de la recuperación democrática, estaba en la Comisión Vecinal, hacía deportes y me preocupaba en conseguir vitaminas y esas cosas, pero no tenía una formación política cultural. Me la dio el Pacha. El era un cuadro político y como tal me hizo ver a la política en su verdadera dimensión. Mas aún de como yo ya la veía, incipientemente. A pesar de que mi viejo era radical. Mi mamá era peronista, pero mi viejo no, así que no se hablaba bien del peronismo en mi casa. Después empecé a leer en el secundario. Me apasioné con todo mi ser, porque antes de conocerlo al Pacha era medio vago. Trabajaba pero era de ir amanecido a trabajar...

Joakito: Ah, sos de los nuestros...

José Caceres: Sí, pero era peor. Me enganchaba en una pelea, no me importaba nada. Era como que no tenía un horizonte definido. Empecé en la Facultad de Bioingenieria - hice un año pero tuve que dejar por la hiperinflación- pero era un tiro al aire. Y la política le dio un sentido a mi vida. Le dio la causa. Viste que Perón dice -yo siempre la repito- una frase que le dice a los jóvenes, "así como no existe un hombre que escape a su destino, no debería nacer aquel que no tiene una causa para luchar en su vida". A mí la causa peronista le dio sentido a mi vida. Todo lo que yo podía hacer durante 24 horas, los 7 días a la semana era poco comparado con la magnitud de todo lo que había que hacer. Detrás de la búsqueda de los ideales de esa causa, uno hace un montón de cosas que después de años mirás para atrás, no podés creer las cosas que se hicieron, pero siempre falta. Siempre falta porque la vida es así. Yo aprendí que a las conquistas que se lograron con Peron y con Evita, no las pudieron eliminar, ni con sangre, ni con balas, con nada. Yo tengo 54 años. Obviamente no lo conocí a Perón, no estuve ni cerca de él, era muy gurí cuando murió pero veo pibes que son peronistas y me río cuando veo en la televisión que muchos decretan la muerte del peronismo. Tiene una deformación, por eso no hay una conducción nacional, que es lo que necesita el peronismo por ser un movimiento nacional -conducción que debe ser con fuerte liderazgo y mucho verticalismo. Pero te decía, esa acción cultural no pudo retroceder. Ahora Macri va a querer sacar la reforma laboral. Eso puede llegar a ser una interna peronista sin urna. Porque seguro va a haber algunos que a lo mejor van a levantar la mano y estarán tomando una posición con ese solo hecho: que  no va a haber que poner una urna para ver quién es mas peronista. Como en el 2008, cuando la resolución 125. Muchos se quedaron del lado de la Mesa de Enlace y de las patronales agropecuarias, del lockout empresarial y otros decidimos que no. No hubo una urna en el medio, pero implícitamente se jugaban valores peronistas. Ahora también, lo de la reforma previsional en provincias como la nuestra si te dicen que van a entrar recursos para paliar el déficit -es obvio que siempre la previsión social va a tener déficit, el problema es tener déficit por pagar intereses de deuda irracionales- hasta ahí te puedo comprender los acuerdos firmados en el consenso fiscal, pero ahora, la reforma laboral para quitarles derechos a los trabajadores en condiciones de debilidad, similares a las del pre peronismo o incluso de Yrigoyen...ya eso, no. Ése es el límite. 

Joakito: Fuiste concejal ¿no te importó lo irritante de ponerle nombres a las calles de un barrio relacionados solamente con el peronismo?

José Caceres: No, yo en esa época no era concejal, ese fue el Pacha, yo era presidente de la comisión vecinal, yo fui concejal después. Obviamente que estuve en la cocina con el Pacha, yo mismo salí con una bicicleta a pedir firmas para ponerles nombres a las calles porque no tenían nombre, eran un número. Y ahí si, le pusimos "Soberanía Política", "Independencia Económica" "Justicia Social" "Tercera Posición" "Arturo Jauretche" "Leopoldo Marechal""Scalabrini Ortiz" "17 de octubre" "Rodolfo Walsh""Juan José Valle". Me acuerdo que negociamos con los radicales. El Pacha era concejal y yo era secretario del bloque peronista, tenía 23, 24 años y era presidente de la vecinal, así que no me importó. Al contrario, fue hermoso. Bueno, negociamos con los radicales el nombre de una  calle: "Revolución de 1890" por la zona del Paracao. Fue maravilloso el nombre del barrio (Presidente Perón) que antes le decían Barrio Salomón, Barrio Díaz, nombre de gente que tenía muchas tierras. No tenía identidad, hoy el barrio es hermoso. Hoy vos vas al barrio y hay alumbrado público del bueno, cloacas, gas. algo fantástico. Y me acuerdo perfectamente de eso porque fui casa por casa. Logramos desde el peronismo un montón, al igual que en el Barrio Belgrano.