Un niño durmiendo



Manuel Ibiza-. Un niño durmiendo.



Un pedazo de tierra
solitario, en el mar
con una palmera.

El sol dándole con todo.
Una pequeña brisa.
Las olas, celestes y blancas.
Las nubes, celestes y blancas.

Eso imagina un niño.
Antes de quedarse dormido.

Después, las goteras lo despiertan.
La lluvia cae sobre las chapas.
Tiene frío.
Tiene hambre.
Y está solo.

Un pedazo de tierra
mar, cielo, la palmera.
No logra volver a dormirse.