¿Son o se hacen?

 Eduardo M Romero-.  En estos tiempos digitales es casi improbable evitar la comparación de dichos actuales con dichos de otras épocas, esto a raíz de la gran cantidad de archivos y de la facilidad para su acceso; por ello llama la atención las manifestaciones incoherentes de algunos políticos con relación a otras vertidas con antelación.






Como estos políticos, que en apariencia pasan por incoherentes a la luz de las contradicciones de sus dichos y que conforme pasa el tiempo o cambia su rol de opositor a gobernante y viceversa, resultan ser personas capaces y que en función de ello han accedido a altas investiduras de gobierno avalados por altos porcentajes de votos, mueve a que pensemos seriamente: si son incoherentes o se hacen.

Yo me animaría a sostener que “se hacen” buscando justificar acciones de gobierno o de opositores cuando se pierde el rumbo de lo ideológico y se mueven en función de sostener que el fin justifica los medios; es decir no importa ser incoherente con lo sostenido anteriormente sino que lo importante es el fin.
Podríamos repasar una serie de acciones que ejemplifican lo señalado pero para no abundar demasiado voy a enumerar algunas con relación a hechos recientes y que aun están frescos en nuestra memoria.

Cuando ocurre la tragedia de Once la oposición se quejó de que la Presidente –Cristina entonces- no recibió a las víctimas de la tragedia ferroviaria; hoy Macri quien era entonces opositor y consideraba la necesidad de que el jefe de estado reciba a las víctimas no recibe a los familiares del hundimiento del ARA San Juan contradiciendo lo expresado en torno a la tragedia de Once.
En la tragedia de Once murieron 49 personas y originó que la oposición gestara la culpabilidad de Jaime (Sec. De Transporte) y de De Vido (Ministro entonces de Planificación) hoy la desaparición del ARA San Juan según dichos de Aguad -Ministro de Defensa- significa la muerte de 44 personas y nadie en el gobierno pide la culpabilidad del titular de la cartera de defensa responsable de la  Armada.



La oposición y entre ellos el PRO votó en la gestión de Cristina Fernández el 82% móvil que la entonces Presidenta se vio obligada a vetar aduciendo que esa ley hacía peligrar el sistema jubilatorio y la oposición lo negaba; hoy quienes proponían el 82% móvil desde la oposición, siendo gobierno, cambian las reglas de la actualización de los haberes jubilatorios para dejar de abonar a los jubilados 100 mil millones de pesos al año aduciendo, ahora sí, que el sistema jubilatorio colapsa si se actualiza con la pauta de la ley de la anterior gestión.

Cuando Cristina terminaba su mandato acamparon en la 9 de Julio integrantes de pueblos originarios a los que, terminando su gestión no recibió; Macri que era oposición se reunió con integrantes de estos pueblos originarios en una acción publicitada para diferenciarse de Cristina.
Hoy Macri gobierno, confronta con los pueblos originarios del sur reprimiendo en dos acciones que trajeron como resultado la muerte de dos jóvenes y para evitar este contrasentido generan información de grupos RAM y alienta la sospechas de invasores y cuando menos terroristas, mientras la oposición ahora del lado de los pueblos originarios denuncia que estas acciones son en beneficio de empresarios extranjeros que se están quedando con la Patagonia.
Pero recientemente se conoció la designación de Marina Triaca –hermana del ministro de trabajo- en el directorio de Banco de la Nación Argentina y pensé cuando se designó en el directorio del mismo banco a Delfina Rossi; cuánto movilizó la oposición de entonces hoy gobierno para que renuncie a pesar de los antecedentes académicos incluso en Londres y Barcelona; sin embargo hoy gobierno hacemos lo mismo de lo que nos quejábamos agravado por la falta de logros académicos en la hermana del Ministro de Trabajo.

Pensaba las críticas a los funcionarios de Cristina por algunas manifestaciones y hoy observo que la Vicepresidente no puede determinar qué armas, fuera de “lanzas”, usaban los reprimidos integrantes de pueblos originarios o las palabra del diputado Tonelli cuando indica que los jubilados con el nuevo ajuste perderán plata pero no perderán consumo.
O cuando diputados kirchneristas y por ende auto titulados nacionales y populares votan a favor de disminuir los ingresos a jubilados como, el hasta hace poco ultra Kirchnerista, Guastavino o los gobernadores justicialistas que a contrapelo de los principios justicialistas ordenan a sus senadores votar el ajuste laboral y previsional.
En este marco de incoherencias me alentaron las quejas de Carrió indicando la necesidad de rever el nuevo cálculo a los jubilados por inconstitucional pareciendo un indicador de coherencia y luego recordé sus palabras “no sabía cómo explicarles a mis hijos que empresarios ligados al robo pudieran ganar” en alusión a Macri y confirmé mi pensamiento sobre el interrogante: los políticos “son o se hacen” los incoherentes.