Rosario y el récord histórico del trigo



Emilce Terré-. Con casi 14.000 camiones cargados con trigo que llegaron para descargar en las terminales portuarias del Gran Rosario, se alcanza un récord histórico de deliveries del cereal a la zona para lo que va de noviembre. Esto señala una campaña comercial triguera 2017/2018 que pica en punta.







Se recuerda que se computan sólo los camiones ingresados hasta las 06:00 am, por lo que el número real de unidades suele estar muy por encima de estos números en época de cosecha. En particular, si cada camión carga en promedio 28 toneladas de grano, se trataría de un piso de 400.000 toneladas. Sin embargo, sobre la base de información oficial de operaciones de compra venta, las entregas de trigo en el Gran Rosario se ubicarían por encima de las 530.000 toneladas en lo que va de noviembre, un 45% superior a lo recibido en el mismo mes del año 2016. Sumado a ello, los compromisos de entrega de grano para el mes próximo en nuestro nodo portuario ascienden a 1,7 millones de toneladas, superando ya las 1,6 Mt de diciembre de 2016 y con margen para seguir creciendo a medida que se ingresen nuevos contratos.



En la misma línea, los datos de NABSA muestran, en lo que va del mes de noviembre, buques zarpados y por zarpar cargados con trigo argentino desde los distintos puertos del país por más de un millón de toneladas (1,12 Mt, específicamente), un inicio voraginoso de embarques de la nueva campaña comercial 2017/18. Para el mismo período de noviembre del 2016, el tonelaje de trigo programado para embarques fue prácticamente la mitad, unas 680.000 toneladas.



Respecto a las labores de cosecha, en el caso del trigo el avance de la trilla resulta normal, con la excepción de algunos lotes puntuales donde el grano se “arrebató”, producto de las altas temperaturas de noviembre y que han debido ser trillados antes de lo previsto. En cuanto a rinde, los primeros lotes que se van levantando en nuestra zona permiten ser optimistas aunque comienza a preocupar las marcas de algunos atributos de calidad que no vienen dando tan bien como se esperaba. En adelante, cabe esperar que si efectivamente las lluvias del mes de diciembre se ubican por debajo de lo normal a consecuencia de La Niña que pronostican organismos internacionales, las labores avancen rápidamente en esta temporada.

Para el Ministerio de Agroindustria, según lo informó esta semana, la producción de trigo de la nueva campaña 2017/18 alcanzará los 18 Mt, un 2% menos de lo que el organismo estimaba para el ciclo 2016/17. Estos números se basan en una previsión de superficie sembrada de 5,9 M ha, aunque se advierte que el dato final de superficie de saldrá a la luz el mes próximo como resultado del procesamiento de datos de campo según la metodología de segmentos aleatorios.

Como contracara de lo expresado hasta aquí, los precios en nuestro recinto de operaciones recibieron la presión estacional que trae el inicio de la cosecha. Según la referencia de la Cámara Arbitral de Rosario, el precio Pizarra perdió $ 185 en lo que va de noviembre hasta el día jueves, al pasar de $ 2.895/t a $ 2.710/t promedio en las operaciones. Para la entrega en el mes de diciembre, las ofertas abiertas en el mercado a US$ 155/t arrojan, según el tipo de cambio previsto en ROFEX a dicho mes, precios en pesos argentinos de $ 2.763/t en tanto que por la descarga en enero se pagaban US$ 158/t, o $ 2.876/t al tipo de cambio de referencia ROFEX​.

A futuro, las cotizaciones pueden recibir soporte de un flujo de comercialización de trigo argentino promisorio para la campaña que formalmente iniciará la semana próxima. Entre los factores de soporte baste mencionar: a) las cosechas brasileña y uruguaya inferiores a lo previsto inicialmente; b) el volumen comprometido para exportar, que ya asciende a 1,8 millones de toneladas (el mayor registro previo al inicio de la campaña comercial del último lustro); y c) los 12,3 Mt de trigo comprometido al exterior de la campaña actual, que es un récord histórico para nuestro país.

El último gráfico muestra el volumen de trigo ya comprometido para despachar a terceros países, según surge de las declaraciones juradas de venta al exterior (DJVE) que informa el Ministerio de Agroindustria. En todos los casos, se muestran las toneladas comercializadas de la “campaña actual” (hoy correspondiente a la 2016/17) y de la “campaña nueva” (a noviembre 2017, es la que corresponde a la 2017/18). La recuperación de las exportaciones trigueñas que comenzase en el 2015 luce aún pujante.