Revisionismo histórico rosista-peronista: Pepe Rosa




Gonzalo García Garro-. Esta corriente se desarrolla a partir de la caída del peronismo en 1955 y la revisión de la historia oficial comienza a generar la simpatía general, provocando la popularidad del revisionismo.



Tiene la idea precisa de que la revisión de la historia cumple un papel instrumental primordial en la liberación nacional. Se comienza a distinguir la línea histórica “San Martín – Rosas –Perón”, basada en la analogía de las tres grandes figuras históricas desterradas en el exilio y condenadas por el imperialismo, contra la línea “Mayo-Caseros-Septiembre” proclamada por la Revolución “Libertadora” del 16 de septiembre de 1955. José María (Pepe) Rosa y Fermín Chávez aparecen como los dos principales exponentes de esta línea.





José Maria Rosa (1906-1991). Estudia Derecho y llega a ser Juez de Instrucción en la ciudad de Santa Fe, pero renuncia a la carrera judicial para dedicarse a la investigación histórica. En 1956 se exilia en España tras participar en el levantamiento del General Valle. A su regreso en 1958 participa en la Resistencia Peronista.

Su actividad en este período tiene como marco al Instituto Juan Manuel de Rosas, entidad de la que fue presidente en varias oportunidades. De esta época son sus libros, “Rivadavia y el imperialismo financiero” y “La caída de Rosas”.

Integra la comitiva que acompaña a Perón en su regreso al país en 1972. El gobierno peronista lo designa Embajador en el Paraguay y luego en Grecia, donde lo sorprende el golpe de estado de 1976.

Vuelve al país y funda la revista “Línea” bajo el lema: “La voz de los que no tienen voz”. Esta publicación fue un espacio que aglutinó y referenció a amplios sectores del peronismo durante el último proceso militar.

Para Hernández Arregui la obra de J. M. Rosa
“es la expresión mas elaborada del revisionismo histórico”. “Su trabajo es interesante porque sin dejar de adherir a las ideas políticas del nacionalismo es un historiador que acepta balancear las tesis opuestas”. “En cuanto al método, José Maria Rosa le debe al marxismo más de lo que confiesa”. Y continua: “Su análisis económico del periodo posterior a Mayo es sólido y científico”. “Hace girar la historia argentina del siglo XIX y aún del actual alrededor de la figura de Juan Manuel de Rosas. El Restaurador comenzó siendo hombre de la provincia de Buenos Aires para transformarse gradualmente en conductor nacional”.

La obra de José Maria Rosa, que tanto ha hecho por el esclarecimiento de nuestra historia nacional se encuentra en su colección “Historia Argentina” de 17 tomos, es de consulta obligatoria para todo aquel que quiera tener una visión veraz, refractaria e inteligente de la historia argentina. Se completó, luego de su fallecimiento con aportes de otros historiadores revisionistas y hoy tiene 21 tomos.