RAM, ese cuento de la SIDE




Martín Vázquez-. Aunque parezca novedoso, todos los gobiernos, especialmente los de derecha, inventaron un enemigo interno ya sea para tapar sus propios fracasos como para generar pánico a quienes protesten ante la inminencia de un ajuste.





Vaya casualidad: el gobierno de derecha se apresta, con la complicidad del macriperonismo como el del gobierno entrerriano, a un nuevo ajuste neoliberal. Ante las previsibles protestas sindicales y de los movimientos sociales (los jubilados son muy débiles para poder ejercer presión ante el asalto a sus bolsillos) aparece la creación, por parte de la Secretaría de Inteligencia, de un grupo calificado de "terrorista". Es la misma técnica que Menem aplicó al inventar Quebracho.

La preferencia de los agentes de la SIDE por las camionetas Ram Trucks puede haber inspirado este acrónimo, que a diferencia de Quebracho no parece estar compuesto por algunos militantes reales, como sí lo estuvo la organización donde militaron Fernando Esteche -que reconoció su vinculación con la SIDE- Emilio Pérsico y Andrés Larroque en los 90. En aquel momento, un nutrido grupo estudiantil de La Plata se les unió de buena fe. Terminaron acuchillando a Esteche hace unas semanas, porque de declararse "preso político del gobierno K" pasó a integrar sus filas, en un nivel de Síndrome de Estocolmo mayor al del hermano de Mariano Ferreyra, que es legislador kirchnerista.
Menem acusaba a los que se oponían a sus políticas de ajuste de pertenecer a Quebracho. Esa técnica menemista hoy la replica la derecha gobernante.

Si bien el invento del RAM se debe originalmente al intento de Macri -vaya uno a saber a cambio de qué- de favorecer a los magnates como Benetton y Lewis (empresario que aloja en su casa usurpada a un Parque Nacional al propio Presidente, incluso antes de los tarifazos que Lewis, como dueño de EDENOR, recibe con alegría), la derecha encontró que el racismo y la estigmatización de la protesta social que les hace desatar con cada vez menos verguenza, RAM podía serles útiles.
Pronto, los manifestantes que se opongan al masivo empobrecimiento al que los somete Macri para beneficiar a sus amigos ricos, serán acusados de integrar RAM. Acrónimo de Resistencia Ancestral Mapuche. Nombre estúpido que ningún grupo radicalizado de izquierda, mapuche o no, se pondría en la Argentina. Más bien, parece la clásica de la SIDE: MAR, al revés. Nuestra SIDE nunca se caracterizó por su cultura.
La combinación de racismo, discriminación a los chilenos, represión a los pobres, impunidad asegurada para los asesinos de uniforme, es casi perfecta. Con el único problema de que nadie se lo cree.
Pero en el microclima gubernamental, sí. Y aunque la gente no se lo crea, sirve igual para los fines creados. Intimidar. Legitimar la represión, naturalizar los asesinatos de manifestantes, instalar el racismo en tiempos de crisis económicas en los más pobres. Casi de manual.




Es probable que la autora de esta idea de crear RAM fuera Patricia Bullrrich, lo cual explicaría que continúe al frente del Ministerio de Encarcelamiento a Opositores. En ninguna otra área relativa a sus funciones a mostrado ningún resultado que la convalide. Por más propaganda que le hagan desde los medios militantes.
Su experiencia como mercenaria junto a Galimberti y Firmenich, para luego acercarse a Isabel Perón, Menem, De La Rúa, y últimamente Macri contra quien compitió en el 2007 por la Jefatura de Gobierno (lo cual le convenía a Kirchner para erosionar el voto de derecha de Macri) y su actual curro con el vendedor de parafernalia militar usada Mario Montoto (ex mercenario también de la organización Montoneros y funcionario de Scioli) para comprar material bélico inservible a Israel y Estados Unidos, seguramente le ha servido a la hora de crear esta organización dependiente de la SIDE, que a su vez, depende de su Ministerio. El titular de la SIDE es el locatario de Macri y se dedica a los negocios turbios del fútbol. Su segunda es una kirchnerista cuyo rol no queda muy claro: según Elisa Carrió, se dedica a los negocios con los medios fantasmas creados por estafadores seriales con dinero de la SIDE durante el gobierno de Cristina Kirchner.

Según el ex funcionario de la dictadura militar y actual militante de Patricia Bullrrich, Tata Yofre, que estuvo al frente de la SIDE durante el gobierno que indultó a los Montoneros, RAM son un grupo de 12 personas. La prensa macrista difundió un parte de inteligencia diciendo que los lidera un ex flogger, aunque luego rectificaron su error y lo cargaron de virtudes guerrilleras, contactos internacionales delirantes y la retórica contra la "subversión" que se utilizaba en los setenta.

Pronto, todos los que no seamos de derecha, seremos acusados de pertenecer al RAM.