Prison Break paranaense



Daniela Sánchez-. Tres chicas escaparon de la cárcel de mujeres de Paraná. Pero a una le faltaban solamente 22 días de condena. ¿Cómo es que a alguien se le ocurre escaparse faltándole 22 días de condena? ¿Está loca?
El sueño de una versión de  Prison Break paranaense, encima con hechos reales, se evaporó inmediatamente. Otro sueño que se desvanece en esta ciudad careta.





No es Prison Break con protagonistas femeninas. Ni es Orange Is the New Black. Es algo parecido a un chiste.
Por supuesto, siempre que una lee que alguien se escapó de la cárcel, le desea la mejor de las suertes. Sobre todo si no son delincuentes peligrosos. Como es en este caso, al parecer. Encima, las agarraron a las tres horas. ¡A las tres horas! ¡Qué papelón!

Las tres tenían menos de 25 años. Su cara salió por todos lados, con ese espíritu buchón del periodismo. Sus nombres, de paso, también. Como si ya no tuvieran suficiente con lo que tienen que vivir.
Una de las presas tiene una condena a 10 años por homicidio. Otra estaba presa por lesiones graves y otra, la que estaba por salir, por robo.
¿Qué se le pasó por la cabeza para escaparse de la cárcel a 22 días de ser libre?
Lo primero que uno piensa es que quizás fue amenazada o algo. Pero suena inverosímil porque si te sentís amenazada no te encuentran a las tres horas en el barrio donde vivís...Encima estaban las tres juntas, como para facilitarle la tarea a la cana.
La fuga no fue nada espectacular. Se treparon por el muro de la cárcel y saltaron al techo de un vecino y de ahí se bajaron y rajaron, pidiéndole a un hombre que pasaba que las lleve. Con ese nivel de elaboración yo jamás me juntaría con ellas para asaltar un banco. Excepto que quisiera que me detengan para ir a salvar a un hermano preso que no tengo.
Por suerte hay una buena noticia. Las presas no serán sancionadas, en el sentido de que no les alargarán las condenas. Simplemente, perderán algunos de los llamados beneficios, como las salidas sociolaborales o algunas visitas. Teniendo en cuenta lo que hicieron, la sacaron barata. Como corresponde. Tampoco vamos a ponernos en buchones.



La cárcel se llama Unidad Penal Nº 6 "Concepción Arenal".  De entrada una piensa que así se llamaba alguna guardiacárcel de Paraná. Pero no, no es el caso. Vamos a Wikipedia para saber quién fue Concepción Arenal:

Concepción Arenal Ponte1​ (Ferrol31 de enero de 1820-Vigo4 de febrero de 1893) fue una funcionaria de prisiones licenciada en Derecho, periodista y escritora española encuadrada en el Realismo literario y pionera en el feminismo español.2​ A lo largo de su vida y obra denunció la situación de las cárceles de hombres y mujeres, la miseria en las casas de salud o la mendicidad y la condición de la mujer en el siglo xix, en la línea de las sufragistas femeninas decimonónicas, y las precursoras del feminismo.3


 Ya me cae bien que le hayan puesto este nombre a una cárcel. Aunque después averiguo que en Argentina los y las presos y presas con condena firme no pueden votar. ¿Cuál es la razón? No sé. O sea, desde el siglo XIX que no avanzamos mucho en este aspecto carcelario.