¿Por qué sube el dolar?




Ezequiel Bauman-. ¿Por qué sube el dolar? Una multiplicación de factores inciden en la suba del dolar. Aunque resulta determinante uno de esos factores: porque el gobierno lo quiere.






El nuevo récord del dolar asusta por la utilización de la palabra "récord". Toda suba será desde el fin de la supuesta paridad 1 a 1 del dolar con el peso, "record".  Además, hay fctores políticos y psicológicos que contribuyen al susto: en diciembre, siempre es un mes caliente en Argentina.
Sin embargo, la suba de los últimos días no fue significativa. Además de que era esperable y es normal con el nivel de inflación que existe.
El fracaso de la estrategia del Banco Central de frenar la segunda inflación más alta del mundo, solo superada por Venezuela, hizo que el dolar se estancara para ser usado como ancla inflacionaria. La estrategia de las Lebacs resultó un fracaso rotundo para el país y un enorme éxito para el puñado de ricos del país y del exterior que se beneficiaron. Lo cual lleva a la pregunta insidiosa: ¿fue un fracaso del Banco Central y del gobierno o es una manera deliberada de enriquecer a los "mercados"?
 Sea como sea, la realidad es que se terminó usando el dolar como ancla inflacionaria. tal como han hecho tantos gobiernos de distinto signo político y distinto signo ideológico.
Ahora, aprovechando un conjunto de circunstancias coyunturales diversas, se lo dejó subir un poco. Pero está lejos de estar descontrolado: el gobierno nacional tiene reservas por encima de los 50.000 millones de dólares y, en la medida en que no se renueven masivamente las Lebacs -cosa que hoy nadie avizora- ni haya una crisis internacional o una suba galopante de tasas en los Estados Unidos, el gobierno podrá controlar el dolar. La FED, la Reserva Federal de Estados Unidos, ya anunció que cumplirá el deseo del presidente Donald Trump de subir las tasas de referencia, pero que la misma será gradual. En ese sentido, Argentina puede patear algunos problemas para más adelante. 
La suba de la moneda estadounidense permite que los importadores, que son uno de los causantes de la suba del dolar, frenen un poco las importaciones, lo que en la estrategia económica ortodoxa significa enfriamiento del mercado, lo cual sirve para controlar que la inflación de 2018 sea igual a la de 2017. Que es la meta que persigue el gobierno para que, con paritarias del 17%, el ajuste en los salarios sea de más o menos un 10% de pérdida.
A esto hay que sumarle que la suba del dolar se traslada a los precios, lo cual empuja la inflación, pero también deprime el consumo, con lo cual en el mejor de los casos el efecto es neutro en términos macroeconómicos. En términos de economía familiar, es otra variante del shock de ajuste que puso en marcha, sin los resultados anunciados, el gobierno nacional.

La suba del dolar afecta a las finanzas del estado entrerriano aunque les conviene a los productores primarios, que como sabemos son los que mandan en el gobierno macrista y por ende en su variante local, el gobierno de Bordet. Al cual se le encarecen los compromisos crediticios tomados irresponsablemente en el exterior por Bordet a tasas astronómicas e hipotecando la coparticipación. El legado catastrófico de Bordet tardará varias generaciones de entrerrianos en pagarse.

Los bancos -llamados "el mercado financiero" como eufemismo- pasaron parte de sus tenencias en Lebacs a divisas extranjeras porque van perdiendo la confianza en el gobierno. Aun así, el dolar futuro que estos mismo banqueros prevén a mediano plazo no es para asustarse.
Además, la desregulación del giro de dividendos de empresas al exterior hizo su parte. Cerca de fin de año es cuando las multinacionales se llevan el dinero de los países del tercer mundo con economías destruidas e instituciones débiles, como es Argentina. Además, como el dolar está bajo en relación a la inflación hay demandas de particulares -la clase media alta- que compra divisas para vacacionar en el exterior. La fiesta de estos sectores la están pagando los jubilados. A los que se los acusa de haber vivido una fiesta durante el gobierno anterior. Parece mentira pero el cinismo de los gobernantes no tiene fin ni compasión.