Los poetas han muerto



 Manuel Ibiza-. Dicen que la poesía ya no se lee, que está muerta. Como si alguna vez hubiera sido un género masivo. Como si no hubiera tenido lugar, siempre, por la epopeya de editores heroicos a los que nunca les hicimos ganar un mango.
Incluyendo a los compañeros, a los valientes compañeros de Noticias Entre Ríos que han puesto a la poesía de portada, por primera vez en un medio de comunicación entrerriano.






Dicen que ya fue
Que no vas a leerme
Que no te soy útil
que preferís la poesía bestial, ese canto involuntario a la injusticia
que es el cronograma de pagos.

Dicen que dicen que dicen que dicen
Gente que no tiene nada para decir
Gente que no puede explicar un rocío,
un beso en la esquina, un asalto con armas
una derrota en la quiniela, un cáncer de pulmón.

Dicen que vos querés leer declaraciones de diputados
anuncios de ministros
chantadas de ONG
Dicen que no querés leer a poetas
que espantamos anunciantes
que no generamos muchos cliks
que somos una secta
que estamos en extinción.

Que ya ningún diario nos publica.
Y es cierto.
Los diarios dejaron de publicar poesía.
¿Mejoraron, acaso?
No me jodan.

Dicen que dicen que dicen que dicen
que estamos en retirada
que estamos muertos
que ya fuimos.

Dicen que dicen que dicen que dicen
que ellos pueden explicar el último beso en la mejilla de la mujer con la que
de común acuerdo y en paz, te divorciás.
Dicen que ellos lo pueden explicar.
Aunque nunca lo publiquen.
Sin una pequeña lágrima
Sin hojas de otoño.
Sin el corazón desgarrado.
Sin metáforas acertadamente tristes.

Dicen que el Big Data, el Marketing, los influencers.
Dicen que dicen que dicen que dicen
que los poetas hemos muerto.
Tanto tonto aguanto
Mientas llueve, apenas, contra las persianas.

 Mientas llueve, apenas, contra las persianas.
Tanto tonto aguanto