Ideas coloquiales



Hugo Presman-. Conviene retroceder a principios de octubre para entender algunas medidas trascendentes anunciadas posteriormente por el gobierno.



En el coloquio de IDEA los empresarios dejaron claro su optimismo, considerado el mayor de dos décadas. Javier Goñi, presidente del coloquio, llamó a recuperar el orgullo de ser empresarios. La gobernadora de la Provincia de Buenos Aires fue recibida como una celebridad. El periodista de La Nación Francisco Olivera, especializado en la actividad empresarial escribió: “La gobernadora representa la encarnación de la pelea contra el viejo aparato político, eufemismo que en la nomenclatura empresarial incluye el poder de los sindicatos”.  Su equivalente en Clarín, Marcelo Bonelli, escribió: “En IDEA hay una adhesión que no se vivía desde los tiempos de Menem”. Pidieron la reforma laboral, previsional e impositiva. Es lo que anunció el Presidente en el CCK el 31 de octubre, demostrando que la euforia empresarial tenía sólida información.



DE LA MACROECONOMÍA A LA MICROECONOMÍA

Cuando un empresario llama a un contador preocupado por una baja de la tasa de ganancias o porque su cuadro de resultados da pérdidas, generalmente informa que tomó algunas  medidas para revertir la situación como suprimir el café, gastos en papelería y los viáticos de los cadetes. Seguramente el empresario le comunicará que está muy preocupado por el costo laboral constituido por los salarios y las contribuciones patronales. Pero generalmente en el cuadro de resultados puede observarse que los costos financieros superan ampliamente a los laborales. Sin embargo, igual que en el Coloquio de IDEA, las tasas de interés no forman parte de sus reclamos. Ni mucho menos el cuestionamiento del sistema financiero. Incorporado ancestralmente a su disco rígido, sólo registra un argumento ideológico que no condice con los números de su empresa. Lo que aquí consigno no me lo contaron, sino que es el testimonio del ejercicio profesional como contador público por más de cuarenta años.   

  LA ARGUMENTACIÓN REMANIDA

Ni en IDEA, ni a la mayor parte de los empresarios, se les ocurre proponer una reforma financiera que ponga el sistema bancario al servicio de la producción. La omisión constituye una ausencia estruendosa. Forma parte de una mentalidad dura con los trabajadores y genuflexa con los bancos.
Esos trabajadores a los que sólo ven como un costo laboral, constituyen buena parte de la demanda interna; aquellos que incrementan el rubro ventas de su cuadro de resultados.
Sin embargo hay momentos de sinceramiento como cuando el presidente de SOCMA, Jorge Rubén Aguado, que antes de llegar a ese puesto fue presidente de CARBAP, Secretario de Agricultura y Ganadería del dictador Roberto Viola en 1981 y al año siguiente fue designado por Reynaldo Bignone como gobernador de la Provincia de Buenos Aires, explicaba en 1999: “En la Argentina se sigue apostando a la baja del costo laboral. Si no hay mercado a quien venderle, por más que nos reduzcan los costos, no vamos a tomar gente. Y si tuviéramos una gran demanda, tomaríamos trabajadores aunque nos salieran caros” (“ArgenPapers” de Santiago O` Donnell y Tomás Lukin  (página 54).
Aguado reclamaba una orientación de la política económica diferente a la implementada muchos años después por Mauricio Macri como presidente.



El Coloquio de IDEA, caracterizado siempre por su carencia o por la uniformidad de pensamiento, donde se luce como exponente de una precariedad obscena, el empresario Cristiano Ratazzi, acuñador de frases impactantes como: “Estamos entre los primeros 20 países del mundo, agradezcámosle a Menem y Cavallo" o “Mauricio Macri se merece un monumento por haber sacado el cepo, el acuerdo con los holdouts y haber eliminado retenciones a las exportaciones".
Los congregados en IDEA se dieron cita nuevamente en la jura del Ministro de Agro-Industria, el último presidente de la Sociedad Rural Luis Miguel Etchevehere: Miguel Acevedo, Daniel Funes de Rioja y Cristiano Ratazzi ( UIA) Jaime Campos (AEA), Gustavo Weiss ( Construcción), Claudio Cesario (ABA), Adelmo Gabbi ( Bolsa de Comercio), Miguel Blanco (Swiss Medical), José Aranda ( Grupo Clarín) Jorge Born Hijo ( Bunge Born), Alfredo Gusmán ( Angus), Carlos Reyes Terrabusi ( Terragarba), Cristina Miguens ( Revista Sofia), Lily Sielecki ( Industria Farmaceutica), Amancio Oneto (Molinos), Victor Tonelli y Dardo Chiesa ( CRA), todos los ex presidentes de la Sociedad Rural, Eduardo Buzzi ex presidente de la Federación Agraria quien declaró, lo que demuestra su raquitismo ideológico: “Lo que luchamos para que alguien como Echevehere sea ministro”.
         
Genuflexos cuando los gobiernos son poderosos, durante el kirchnerismo elogiaban en público pero rumiaban su disconformidad en privado. Seguramente no habrán leído al extraordinario poeta español Miguel Hernández quien sostenía: “Una gota de pura valentía vale más que un océano cobarde”.

De la macroeconomía a la microeconomía. O haciendo el recorrido en sentido contrario de la microeconomía a la macroeconomía no tiene sorpresas. Una situación que cabe en la frase de William James, el hermano del famoso novelista Henry James: “Un gran número de personas piensan que están pensando cuando no hacen más que reordenar sus prejuicios”.