Los riesgos del gobierno



O. Rivarola Salduna-. La estrategia de Bordet de financiar el déficit con deuda para no realizar un ajuste que recaiga sobre los trabajadores, tiene sus riesgos, con independencia de las posturas ideológicas al respecto.

Los riesgos son públicos. El mundo, al que se le pide financiamiento, ofrece un crédito caro, aunque a tasas levemente menores que en las anteriores colocaciones de esta misma administración provincial, encabezada por el contador Gustavo Bordet.
Es la estrategia que el presidente Mauricio Macri decidió para el país. Buscar un camino alternativo sería harto difícil. Ir por el mismo camino que el gobierno nacional, derivaría en costos sociales de enormes sufrimientos.
En favor del contador Bordet hay que rescatar que no hizo el ajuste clásico, que sí hizo el presidente aunque no logró bajar el déficit: despidos de empleados públicos, negociaciones salariales de empleados públicos a la baja, cierre de programas sociales y educativos.



A esto que describimos hay que sumarle la contracara. Así sea para que se tome consciencia de los riesgos que esta estrategia implica.
 El mundo está en ebullición. Las economías emergentes dependen de que la administración estaounidense no suba la tasa de referencia, pues los capitales golondrinas huirían de las economías emergentes con baja calificación crediticia, como Argentina (aunque hay que mencionar el mérito de Macri de lograr ir bajando esas calificaciones negativas sin ceder a las presiones de los economistas ultras de la ortodoxia).
Este riesgo no es menor.
Donald Trump propuso en campaña subir esta tasa. Y una suba pequeña, así sea de medio punto, encarece inmediatamente el crédito, lo cual desbarataría el plan del contador Bordet de financiar los gastos corrientes y el déficit a través de nuevas colocaciones que paguen las colocaciones anteriores, a tasas gradualmente más bajas, dejando un diferencial que se utiliza para el fin mencionado.

En Estados Unidos, va a asumir una nueva conducción de la FED, que es el equivalente al Banco Central Argentino. Por ahora, las apuestas son que la nueva conducción de la FED estaría en manos de moderados, para frenar la disputa interna al interior del Partido Republicano, que es el partido de gobierno en EEUU.

Estas variables que son ajenas a la política nacional y a la provincial, pueden incidir de manera negativa en cuestiones muy concretas para la vida de los entrerrianos como los insumos de hospitales, los salarios en tiempo y forma, el mantenimiento de escuelas, etc.
Seguir con atención lo que está sucediendo en el mundo va a ser vital para la economía entrerriana y de los entrerrianos de a pie.