Bono daría un concierto en Entre Ríos


Ezequiel Bauman y Lucas Carrasco-. En la página oficial del gobierno de Entre Ríos, el principal título -que ya está siendo replicado, copiando y pegando nomás, por la amplia red de chupamedias del periodismo- dice, textual, eh: "Exitosa colocación de bonos del gobierno entrerriano en el mercado internacional" Debajo hay una foto de Leonardo Simons. La única explicación para esa foto, la manera de interpretarla, es que el compañero/coreligionario gobernador de Entre Ríos está chateando con Bono, el líder de U2, para que venga a Entre Ríos. 




Luego del exitoso viaje de Leonardo Simons a pasear junto a Macri en Estados Unidos, donde tuvo una cena con Robert De Niro (al respecto hay una foto circulando, mandada por Topo Devoto, donde muestran a todos cenando y Bossio, sentadito en una esquina, sin platos ni cubiertos, como colado, digamos: cuánta maldad, che), el gobierno informó que nos endeudó por 150 millones de dólares para pagar los intereses de veces anteriores donde nos endeudó.
Al borde de un orgasmo financiero, el gobierno informó que "En la jornada, se registraron 51 ofertas de todo el mundo, de las cuales el 61 por ciento fueron europeas, 22 por cientos (sic) de Estados Unidos, 11 por ciento de Sudamérica y seis por ciento del resto del mundo. El gobernador Gustavo Bordet definió el acuerdo con los inversores de Nueva York de manera “on line” desde su despacho en Casa de Gobierno". El subrayado y paréntesis es nuestro. Y viene a cuento, el subrayado, porque demuestra que fue un fiasco el paseo en Estados Unidos. Más bien le convendría pasear por París, Londres, Madrid y de paso, hacerse una escapada a Euroasia que son los países que compran los bonos basura a tasas astonómicas.



Sigue el textual del gobierno (el paréntesis es nuestro):
 El titular de la cartera económica (Se llama Hugo ballay, ex gladiador heroico del desendeudamiento y actual gladiador heroico del endeudamiento) valoró que “la tasa obtenida en esta oportunidad es de 7,55 por ciento, que es 1,20 menos que la colocación de febrero, lo cual reafirma la buena decisión que tomó en su momento el gobernador” (la buena decisión sería...¿habernos endeudado a una tasa mayor "en su momento" en vez de esperar 6 meses? Ahhh, qué capo, eh), y advirtió que este resultado “nos permite avanzar en el positivo proceso de reestructuración de la deuda provincial (con más deuda) que llevamos adelante y que tiene un impacto muy positivo sobre el estado financiero de la provincia”.
¡Felicitaciones, capos!
La tasa es del 7,55% de interés. Es apenas un poco más del doble que Libia, país que vive una guerra civil, está desmembrado y ocupado por diversos grupos terroristas. Pero eso sí, es ¡la mitad que en Sudán! Sudán, además de ser uno de los países más pobres e inestables del mundo, vive una guerra civil, un proceso separatista y tiene como deporte la matanza de civiles, sea por hambre o por balazos. Es un logro impresionante lo de Bordet.
Es la misma tasa de interés que paga un país desarrollado, pujante, de los más avanzados del mundo y con Pobreza Cero, como Haití. 

Terminó el chiste, ahora hablemos en serio.
La hipoteca que nos lega Gustavo Bordet es a tasas similares a las colocaciones de deuda de las demás provincias argentinas. Poco más, poco menos, eso es lo que Argentina, que está volviendo a los mercados financieros porque el país estaba desendeudado -lo que llaman "la pesada herencia", también incluye ese logro- y la tasa está bajando poco a poco. El país estaba desendeudado aunque el legado financiero de uno de los peores ministros de economía de la Argentina, Axel Kicillof, fue un completo desastre. Kicillof nos endeudó a tasas más altas que Kenia y Etiopía, el país más pobre del mundo.



Bono, el líder de U2 ha hecho muchos conciertos para ayudar a África.
¿No es hora que Leonardo Simons chatee con él y le pida que venga a darnos una mano?

Volvamos al textual del gobierno:
Desde Buenos Aires, Ballay destacó que esta colocación “responde a lo establecido por la legislatura provincial a través de un amplio consenso”, y señaló que “entre otros beneficios para el ordenamiento económico y financiero de la administración, esta operación nos permite transformar deuda cara y a corto plazo por una deuda mucho más barata y con plazos más beneficiosos para el desarrollo de la provincia”.

Ok, desde Buenos Aires. Como corresponde. No desde el despacho del gobernador, con su computadora. No nos tomes por boludos.
La gente se da cuenta.

La cuestión ideológica de sacar deuda para paga los intereses de la deuda para usar esa deuda para pagar gastos corrientes, dejémosla de lado. Los muchos decidieron derechizarse (pero se corrieron taaaaan a la derecha que en breve se lo encuentran a José Luis Espert) y aunque fueron castigados duramente en las urnas, tampoco tienen opción. Bah, la opción de cobrarle (cobrarse) impuestos a los ricos, está fuera del radar de estos simpáticos conversos. Que decidieron -y se autoelogian por eso- que los entrerrianos dependamos de que la FEd en Estados Unidos no aumente la tasa. O sea, que dependamos del imbécil de Donald Trump.
Ahora bien: cuando el 11 de diciembre del 2019 dejen la gobernación -olvídense de la reeleción, no va a pasar- habrán dejado un déficit mayor, una deuda mayor y ni una sola obra pública hecha con ese megaendeudamiento que, de manera patética y hasta cachivachesca, la festejan.
¿Tan cipayos sos que festejás vender el patrimonio público a delincuencia de guante blanco que juega a la timba financiera? ¿O qué otra cosa es lo que están haciendo?
Hace cinco minutos eran los reyes del desendeudamiento.
Sin sonrojarse hacen este espectáculo.
Los políticos, qué tipos raros, eh.