Cuidado con ISIS. Cuidado con Macri



O. Rivarola Salduna-. Macri es el primer Presidente de la Nación que por decreto aplicó la pena de muerte sin juicio previo. En un mundo convulsionado y en medio de guerras de propaganda este decreto se torna especialmente preocupante.


Con excepción de las partes secretas de las investigaciones judiciales sobre los atentados famosos ocurridos por terroristas hay abundante información en los medios internacionales.
Al respecto resulta llamativo la insistencia en adjudicar al grupo terrorista ISIS múltiples atentados que con la información disponible no alcanza para siquiera constituir pruebas en el sentido jurídico del término.
El periodismo no tiene por qué manejarse con los criterios del saber jurídico. Sucede que si a estos débiles indicios se le suma que el grupo terrorista en cuestión ha reivindicado atentados falsamente basándose en informaciones de esos mismos medios que luego comprueban que la información era falsa...

El ejemplo del atacante de Las Vegas es elocuente. Las primeras informaciones resultaron ser inexactas. Aún hoy se desconocen varias aristas. Sin embargo el periodismo internacional ha esbozado con cierta unanimidad rasgos del atacante. Tales rasgos no se condicen para nada con el perfil de un atacante del tipo ISIS. Por ejemplo el atacante era jugador asiduo de lo que los musulmanes radicalizados llaman "la capital del pecado", la ciudad de Las Vegas en Estados Unidos. En el Islam el juego está prohibido. También el suicidio. En éste último caso existe la excepción de los suicidas que atacan al enemigo por ejemplo los hombres o a menudo niños con bombas en su cuerpo.

El caso del atacante de Las Vegas que mató a 59 personas fue distinto. El hombre se suicidó en soledad. En una habitación de hotel.  Se llamaba Stephen Paddock. Según ISIS en un comunicado difundido a las pocas horas de conocida la noticia se había convertido al Islam y había sido abatido por las fuerzas que ellos consideran malignas. Es lo que la prensa occidental difundía. Que el FBI a través del escuadrón Swat había matado al infame criminal. Resultó con las horas que el FBI aclaró que en realidad cuando logró entrar a la habitación del hotel donde estaba el terrorista éste se había suicidado.

La mayoría de los indicios que se ventilan públicamente de algunos de los ataques terroristas especialmente en Europa son indicios débiles de vínculos reales que pudieran constituirse como pruebas en los estrados judiciales de que ISIS tuvo efectiva participación. La mayoría de los atacantes aún cuando no porten armas de fuego terminan siendo abatidos y son pocos los que llegan a la Justicia. En Europa se aplica así cierta pena de muerte de hecho. La brutalidad del terrorismo y en especial del grupo autodenominado ISIS margina este aspecto de la cuestión. La aplicación de la pena de muerte de hecho.



Sumidos en esta ola en Argentina el presidente Mauricio Macri tomó la propuesta demagógica del ex candidato presidencial Sergio Massa de aplicar la pena de muerte sin juicio previo derribando aviones que las fuerzas armadas argentinas consideren que deben asesinarlos. Sin ningún protocolo de actuación.
Al momento de la firma del decreto se fundamentó en base a la lucha contra el narcotráfico. Es la primera vez que en democracia un Presidente de la Nación impone la pena de muerte sin juicio previo por decreto. El mismo sigue vigente.
Durante la dictadura autodenominada Revolución Libertadora y durante la última dictadura militar, autodenominada Proceso de Reorganización Nacional los dictadores firmaron decretos nulos que estipulaban la pena de muerte. En ambos casos hubo de plantearse procedimientos previos que incluían simulacros de juicios constitucionales. En el caso del decreto de Macri no existe ningún procedimiento similar excepto que la avioneta que las fuerzas armadas decidan derribar no acate los llamados a irse de la frontera argentina. Si el avión sufriera algún problema en las comunicaciones se sabría una vez  hayan sido asesinados los tripulantes.

La labilidad con que se adjudica a ISIS una serie de atentados sumado a que ciertos opositores han sido considerados por el actual gobierno nacional como terroristas con insólitas conexiones internacionales plantea un panorama preocupante.
Al cual hay que sumar que se compró a Estados Unidos e Israel tecnología para derribar aviones.
En una provincia de frontera como es Entre Ríos por limitar con la República del Uruguay éste preocupante contexto y los hechos mencionados deberían formar parte del debate preelectoral.