El finado

Manuel Langsam-. En un campo de Bergara había un peón al que todos llamaban "El Finado” o “El Finadito". ("El Finau", traducido al entrerriano).

La polarización vs el diálogo

Pablo Mori-.



La polarización no se ve en Entre Ríos. Al momento de terminar esta nota, el gobernador Gustavo Bordet inauguraba una obra pública en el interior de la provincia junto al Ministro del Interior de la Nación, Rogelio Frigerio, quizás el político con mayor proyección dentro del gabinete macrista.
La foto escogida para encabezar esta nota muestra a Mayda Cresto, hermana del Intendente de Concordia y segunda candidata a Diputada Nacional por el peronismo, con el principal artífice de su derrota en las PASO, el intendente de Paraná, Sergio Varisco, que fue la figura de una jornada electoral donde Cambiemos ganó por paliza.
¿Hay polarización o eso solo pasa en la Ciudad de Buenos Aires y los medios exageran?


A priori, es difícil sostener que hay una polarización en la propia CABA, dado que tras las PASO, Elisa Carrió, que ganó en todas las comunas, superó el 50% y el kirchnerismo junto a otros sectores peronistas y progresistas sueltos, apenas superó el 20%. Un buen porcentaje sacó Martín Lousteau en una apuesta socialdemócrata bancada por la UCR distrital y la izquierda dura sacó el porcentaje de siempre.
En ese distrito, donde se produce la abundante información sobre una supuesta polarización, no hay tal cosa. No es un dato menor.



La marketinera idea de que el país está polarizado, idea que lleva adelante el Grupo Clarín, ha perjudicado de manera elocuente al gobierno nacional.
Por ejemplo, en aras de ser "lo contrario" al kirchnerismo, durante un mes negó la desaparición del militante Santiago Maldonado. Hizo operaciones de prensa conocidas en nuestro país (la principal fue en Entre Ríos). Trató de desviar el eje de la discusión y sostuvo a una impresentable como Patricia Bullrrich con un discurso delirante y reaccionario que los argentinos de bien creíamos haber dejado atrás.
Finalmente y ante el peso de las evidencias, la farsa se cayó. Estuvieron equivocados los que sugerían que "el tema se va a ir desgastando" y quienes lo trataron en clave electoral. Es un tema demasiado grave para dejarlo en manos de publicistas cínicos.


Finalmente, el gobierno tuvo que reconocer que estaba preocupado, cambiar los interlocutores oficiales y en vez de defender a capa y espada a la Gendarmería, colaborar con la investigación. Otra prueba de ensayo y error.

Entre Ríos muestra que un clima de diálogo, un clima normal, de paz y convivencia resulta más prolífico, incluso electoralmente, para Cambiemos.
En esa clave de lectura hay que interpretar las constantes bajadas de Rogelio Frigerio a los pagos entrerrianos: en la línea política de que el diálogo y la convivencia darán sus frutos tanto en la coyuntura, aprobando leyes en una Cámara Legislativa Nacional ampliamente adversa, como en el terreno electoral.
Lo coletazos de esa política han sido varios y para nada menores en la provincia.
Dos ejemplos: el trabajo en conjunto del gobernador Bordet con el intendente de Paraná Varisco, ha sido redituable electoralmente para éste último, aunque le ayudó a Bordet a construir un perfil propio dentro de su partido  y afianzarse como un administrador capaz de adaptarse a nuevas circunstancias.
A la vez, redundó en un clima de convivencia, no exento de los dardos y operaciones de los sectores ultras de cada bando. Las urnas sin embargo terminaron poniendo en su lugar a estos sectores ultras.
El otro ejemplo es la Cámara de Diputados de la provincia.
La fuerte presencia de Sergio Urribarri en su presidencia y el acompañamiento de figuras como Pedro Báez, de fuerte perfil ideológico K, no impidió que Cambiemos acompañara las iniciativas más importantes del peronismo. Ésto posibilitó la gobernabilidad en el área financiera de la provincia, ni más ni menos.
Ahora, se va a discutir en el marco de una buena iniciativa del gobernador, el Juicio por Jurados, que es una iniciativa de calidad institucional superior. Un terreno donde la UCR tiene mucho para aportar.
Asimismo, el bloque de Cambiemos, ha acompañado todas las iniciativas estratégicas del peronismo en la Legislatura provincial. Así como el peronismo acompañó iniciativas del campo opositor, como el Juicio Político al vocal peronista Chiaria Díaz, quien finalmente renunció y asumió un nuevo juez penal en el Superior Tribunal de Justicia, que contó con el consenso de una abrumadora mayoría parlamentaria. Un signo de vitalidad y fortaleza de las instituciones entrerrianas.

La lógica de la guerra aplicada a la política se ha mostrado escueta, cínica e inconducente.