El finado

Manuel Langsam-. En un campo de Bergara había un peón al que todos llamaban "El Finado” o “El Finadito". ("El Finau", traducido al entrerriano).

El biodiesel en Argentina

Julio Calzada y Cladio Molina-.La industria de biodiesel en Argentina cuenta con 37 fábricas, con una capacidad de producción anual conjunta cercana a 4,4 Mt/año. Es un complejo industrial de gran relevancia para el país, ya que en el año 2016 produjo cerca de 2,6 Mt de biodiesel, exportando 1,6 Mt y generando divisas por U$S 1.175 millones.


La industria de biodiesel en la República Argentina cuenta en la actualidad (setiembre del 2017) con 37 fábricas, la cuales registran una capacidad de producción anual conjunta de aproximadamente 4.400.000 toneladas/año (Cuadro N°1). El relevamiento fue realizado por la Bolsa de Comercio de Rosario junto con la Asociación Argentina de Biocombustibles e Hidrógeno en base a informes del Ministerio de Energía y Minería de la Nación y consultas realizadas a empresas del sector.



Argentina tiene un rango distintivo si se la compara con un país como Estados Unidos, también productor de aceite de soja y biodiesel. En EE.UU. hay un importante número de pequeñas plantas que no llegan a 20.000 t/año de capacidad (son 50 fábricas chicas que representan cerca del 42% del total de plantas). En Argentina sólo existen 8 plantas en ese rango de capacidad, las que representan el 21% del número total de fábricas. 


Hay una mayor atomización con pequeñas fábricas en EE.UU., a diferencia de lo que sucede en Argentina, lo cual se explica por el mercado al cual están dirigidas las respectivas producciones. Las estadounidenses para el mercado doméstico, y, por lo tanto, segmentado regionalmente de acuerdo a la concentración poblacional; las argentinas para el mercado exportador ya que la capacidad instalada excede largamente la demanda del consumo doméstico.



En lo concerniente al tamaño de las plantas, como puede verse en el cuadro N°2, en Argentina hay siete plantas que cuentan con una capacidad de producción anual de entre 200.001 y 700.000 t/año. Tres de las plantas se encuentran en el rango de 100.001 a 200.000 toneladas y 16 entre 50.001 y 100.000 t/año.

Otro dato relevante es que prácticamente la mitad de esas plantas (18 en total) se encuentran localizadas en la provincia de Santa Fe y como varias de estas industrias son de gran tamaño, esta jurisdicción tiene una capacidad de producción anual importante: 3,4 millones de toneladas de biodiesel, o el 79% de la capacidad total de producción nacional. El motivo de la gran radicación de plantas de biodiesel en esta provincia tiene que ver con la existencia y funcionamiento del complejo industrial oleaginoso del Gran Rosario, el cual abastece de aceite de soja –materia prima principal- a los módulos de biocombustible. Todo ello tiene sentido en la medida que ambos productos –el aceite de soja y el biodiesel- han estado destinados en un alto porcentaje a los clientes del frente externo.

Existen otros indicadores sumamente interesantes que surgen del cuadro N°1. Ellos son:

a) En nuestro país hay doce plantas de gran tamaño, con capacidades de producción iguales o superiores a 100 mil t/año. De esas doce fábricas, once están localizadas en la provincia de Santa Fe y, más precisamente, diez de ellas en el Gran Rosario donde funciona el complejo oleaginoso más importante a nivel mundial por el grado de concentración geográfica de la estructura industrial.

b) De esas doce plantas de biodiesel de mayor tamaño, una de ellas está localizada en Santiago del Estero (Viluco S.A., en la localidad de Frías) y otra en la localidad santafesina de Avellaneda (Vicentín SA). El resto están ubicadas en el Gran Rosario.

c) Las siete plantas más grandes de Argentina están instaladas en el Gran Rosario, con capacidades de producción por encima de las 240.000 t/año.

d) La industria del biodiesel argentino ha registrado un importante crecimiento a partir del año 2007. Por el lado del mercado interno, la mezcla obligatoria de gasoil con biodiesel fue la que impulsó el desarrollo de esta industria, gracias al Programa Nacional de Biocombustibles que implementó el Gobierno Argentino a partir del año 2010. El mandato de corte surge del artículo N° 7 de la Ley 26.093, reglamentada por Decreto 109/07. En la actualidad, el porcentaje de mezcla obligatoria se encuentra en el 10%. Por el lado del mercado externo, el Gobierno sostuvo un tratamiento diferencial en materia de derechos de exportación de la cadena de valor de la soja, a favor de los productos derivados de mayor valor agregado, que obró como espejo a los aranceles de importación crecientes, políticas de subsidios agrícolas y otros incentivos existentes en la Unión Europea y EE.UU., coadyuvando a la fluidez del comercio internacional.

e) Las cuatro principales plantas son: Louis Dreyfus, en General Lagos, con una capacidad de producción anual total de éster metílico de 610.000 t/año; Renova (Timbúes); Patagonia Bioenergía (San Lorenzo); y Terminal 6 (Puerto General San Martín) con una capacidad de 480.000 t/año, respectivamente.